Parroquia de Santo Domingo de Guzmán - TORRES (ANDALUCÍA)

Inventario de Campanas

Parroquia de Santo Domingo de Guzmán - TORRES (ANDALUCÍA)

(Referencia: 5180)


Descripción Lonja de la Iglesia. Está orientada al este, herencia de la mezquita sobre la que está construida.
De planta de salón con tres naves, más ancha la central, cubierta por bóvedas vaídas, y las laterales con bóveda de cañón.
Destacan los arcosolios que flanquean el presbiterio.
Las dos capillas que existen al lado del Altar Mayor se encuentran los emblemas de los Marqueses de Camarasa, señores de Torres
En el exterior hay que destacar los Arcos de la iglesia una obra consistente en una serie de contrafuertes enlazados, en su parte alta, por bóvedas que crean una plataforma sobre la que se sustenta el templo.
El primer libro Parroquial que se conserva data del año 1556 por lo que podemos aproximarnos a su fecha de construcción.
De su exterior sobresale la espadaña, realizada en el XVIII por F. Landeras.
Francisco Landeras fue uno de los nueve canteros de Eufrasio López de Rojas. A la muerte de éste, Francisco Landeras se hace cargo de las obras de la catedral de Jaén en función de aparejador. Gallego Burin cita a Francisco Landeras como cantero de la catedral de Guadix en el año 1631 y posteriormente aparece trabajando en la ciudad de Jaén, ligando su progenie a esta ciudad. De cualquier forma, todo parece indicar que Francisco Landeras no fue ningún brillante maestro; su dirección en la catedral de Jaén fue muy breve, sólo aparece en el año 1685. En toda la diócesis de Jaén sólo se encuentra una obra suya: la espadaña de la parroquia de Santo Domingo de Guzmán de Torres.
Tiene dos portadas que abren en arco de medio punto sobre impostas, coronadas por cornisa con frontón, en una, y otra por un entablamento.
Conserva una pila bautismal con inscripciones góticas.
Todas las técnicas que los árabes habían usado por primera vez en alfarería o bien habían sido traídas de oriente, pasaron en la reconquista a los ceramistas cristianos andaluces, especialmente los sevillanos, que asimilaron las técnicas de la industria alfarera hispanomusulmana y convirtieron sus hornos en centros artísticos de los que salieron brocales, tinajas y objetos litúrgicos, como son las pilas bautismales y los frontales de altar.
Es en esta época de finales del siglo XV y principios del XVI cuando podemos datar estas importantes piezas de cerámica vidriada que con el tiempo serán calificadas de indignas por el hecho de no ser de piedra, mármol u otro material considerado noble.
Por esta razón, y según criterios de épocas posteriores, estas pilas no eran adecuadas para ser usadas en actos litúrgicos.
Así, durante los siglos XVIII y XIX fueron sustituidas por otras de piedra o mármol por propia iniciativa de los párrocos de las iglesias.
Al fin, en el año 1861 Fray Alonso de Santo Tomás, Obispo de Jaén, dictó una orden en la que dispuso que todas las pilas bautismales de toda la diócesis fueran de piedra y no de barro y que donde hubiera alguna fuera destruida y sustituida por otra en el plazo de dos meses.
Es por ello que resulta extraño que se conserven pilas bautismales de cerámica vidriada del siglo XV en algunas iglesias de la Diócesis de Jaén, (en la parroquia de Santo Domingo de Guzmán de Torres y en la de San Bartolomé de Jaén).
No obstante, para que estas pilas pareciesen de piedra les fueron matados los vidriados con pinturas al óleo, disimulando así el aspecto de estas y convirtiéndolas en objetos inexpresivos.
Estas pilas de cerámica vidriada poseen generalmente inscripciones llamadas vulgarmente Góticas y que deben llamarse Alemanas, las cuales por la singular identidad en la figura de los caracteres son difíciles de traducir sin detenido estudio.
Aparte de las mencionadas anteriormente, existen otras pilas de cerámica vidriada del siglo XV-XVI de similares características como son: La de la Iglesia de La Concepción de la Laguna en Tenerife, la de la Iglesia de La Virgen de Gracia en Archidona, la de la Iglesia de San Pedro en Carmona o la procedente del Hospital de San Lázaro del Museo Arqueológico de Sevilla, entre otras no menos importantes.
MERINO LAGUNA, Francisco Miguel Torres


La inscripción de la pila bautismal, en minúscula gótica, presenta alguna dificultad de lectura, no por el texto ni las abreviaturas, de fácil transcripción, sino porque se encuentra adosada al muro, y parte del texto no está documentado en las fotografías a las que hemos tenido acceso. Dice " + quien # creyere # e # bautisado ... el # que # non # fuere # en # uerd # ". Aunque está realizado en cerámica vidriada, su técnica y decoración es similar a las campanas góticas de la época. También tiene mucha relación con las pilas bautismales de Chequia y de Eslovaquia, y parte de Hungría, aunque éstas están fundidas en bronce.

Bibliografía

(Se puede ordenar por cualquiera de los campos)
AutoresTítuloFecha
LÓPEZ PRIEGO, NuriaLos donativos hacen que avance la restauración de la iglesia de Torres 2012
MORALES, FranciscoLas campanas repican en Torres con nuevos bríos2012
12 Fotos
Editor LLOP i BAYO, Francesc
Actualització 12-01-2012


  • TORRES: Campanas, campaneros y toques
  • Francesc LLOP i BAYO; Xavier MARTÍN Metodología de los inventarios de campanas (1998)
  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 25-09-2018
    Convertir a PDF