Antiguo Real Colegio del Espíritu Santo de la Compañía de Jesús (Clerecía) - SALAMANCA (CAMPO DE SALAMANCA) (CASTILLA Y LEÓN)

Antiguo Real Colegio del Espíritu Santo de la Compañía de Jesús (Clerecía) - SALAMANCA (CAMPO DE SALAMANCA) (CASTILLA Y LEÓN)

Campanas actuales

Campana de la reina Margarita de Austria (8)

(Referencia 14025)

Localización Espadaña fachada
Diámetro 140
Peso aproximado 1589
Año fundición 1754
Descripción Este magnífico bronce, fundido en 1754, fecha de la conclusión de las obras de la Clerecía, posiblemente por parte del mismo fundidor que fabricó las campanas mediana y de San Luis Gonzaga, cuenta en su superficie con un complejo conjunto de ornamentaciones de marcado carácter barroco. Al igual que sucede en otras campanas de este gran conjunto, la práctica totalidad de los motivos que decoran este bronce suponen, en cierto modo, una prolongación del programa iconográfico que aparece a lo largo de las estancias de la Clerecía, puesto fundamentalmente al servicio de la exaltación de la monarquía hispana, principal promotora de las obras del conjunto; así como de la Compañía de Jesús, la propietaria original del edificio. Este singular hecho nos hace pensar en que las decoraciones de las campanas de ambas torres y de la espadaña central, debieron ser pormenorizadamente estudiadas y posteriormente dictadas a sus fundidores.
A pesar de que, debido a su inaccesibilidad, apenas ha podido ser documentada una pequeña porción de este gran instrumento, a lo largo de la superficie del bronce hallamos referencias inequívocas a la Compañía de Jesús, propietaria inicial de la campana, como los monogramas de Jesús que aparecen de modo reiterado en el medio pie o el escudo de los Jesuitas del medio. Igualmente, la campana cuenta con interesantes referencias explícitas a la monarquía hispana, que deberían ser estudiadas con detenimiento. Entre ellas destaca, especialmente, la referencia que la inscripción del tercio hace a la reina Margarita de Austria (Graz, Austria, 25 de diciembre de 1584 - San Lorenzo de El Escorial, 3 de octubre de 1611), esposa de Felipe III y principal promotora de las obras de la Clerecía: "[...] SIMA REYNA D MARGARITA DE AVSTRIA [...]". Estas referencias a las instituciones fundadoras del Real Colegio del Espíritu Santo, quizás, podrían indicarnos que la campana fue fundida en 1754 con el objetivo de conmemorar el final de las obras de la Clerecía, que se había producido aquél año.
Algunos centímetros más abajo, bajo el gran escudo jesuítico, aparece una rica cartela en el interior de la cual aparece, con seguridad, el nombre del magnífico fundidor de la campana. Finalmente, en el medio pie, aparece una inscripción latina abreviada en la que se nos indica el año de fundición de la campana: "ANNO DNI M DCC L IV", un texto que completo sería "ANNO DOMINI M DCC L IV" y que podemos traducir como "AÑO DEL SEÑOR 1754".
tercio (T) (Sucesión alternada de rosetas semicirculares y motivos vegetales triangulares)
(Cordón)
(Cenefa de motivos geométricos)
(Cordón)
"[...] SIMA REYNA D MARGARITA DE AVSTRIA [...]"
(Cordón)
(Cenefa de motivos geométricos)
(Cordón)
(Sucesión alternada de motivos vegetales y borlas campaniformes)
Medio (M) (00) (Cruz sobre pedestal)
(06) (Emblema de la Compañía de Jesús) / (Cartela ornamentada con motivos vegetales) "ME I [...] IOSEPH / [...] / [...]"
Medio pie (MP) (Sucesión alternada de florones y monogramas de Jesús)
(Dos cordones)
(Cenefa)
(Dos cordones)
Pie (06) "ANNO DNI M DCC L IV"
(Cinco cordones)
Toques tradicionales de campanas Esta gran campana fija, situada en lo alto de la fachada de la Clerecía, fue repicada desde la distancia con la ayuda de un sistema de poleas que todavía hoy se conserva, en estado de abandono, bajo el instrumento. Si bien, los usos específicos de este bronce deberían ser investigados.
Toques actuales de campanas En la actualidad, esta gran campana fija se encuentra en desuso.
Yugo Travesaño de madera posiblemente original, con un pequeño remate metálico de signo ornamental.
Estado original La campana debió contar, hasta el abandono de la Clerecía, con una extensa cuerda unida al badajo para su repique desde la distancia.
Estado actual La campana se encuentra, aparentemente, en un regular estado de conservación, como consecuencia de su abandono. Sin embargo, el instrumento mantiene una interesante instalación tradicional, que debe ser conservada, compuesta de un travesaño de madera que la sostiene y de toda una serie de poleas puestas al servicio del movimiento de su gran badajo desde la distancia.
Mecanismos de toque Bajo la campana existen diversas poleas, que debieron ayudar al repique manual del instrumento desde la distancia.
Propuestas Sugerimos que esta gran campana, que como hemos indicado en anterioridad, conserva íntegra su instalación original, sea sometida a un ligero proceso de restauración, cuyo objetivo primordial sea la recuperación de los usos tradicionales del bronce. En primera instancia, proponemos que durante la intervención, el yugo, así como los herrajes que sustentan el instrumento, sean restaurados, conservando aquellas partes originales que se adecúen a las exigencias actuales de seguridad y sustituyendo aquellas piezas en mal estado por réplicas. Del mismo modo, en el transcurso de la restauración, el bronce debería ser limpiado por el exterior y el interior, con la finalidad de recuperar su sonoridad original. Por último, con el objetivo de recuperar sus usos de campana fija, al bronce se lo debería dotar de un sistema de tracción de badajo, que podría utilizar las poleas originales de repique que se conservan bajo él. No creemos conveniente, en cambio, la instalación de un electromazo, ni interior ni exterior, dado que este distorsiona la sonoridad de la campana, como tampoco la modificación de la instalación del instrumento, que constituye uno de los capítulos más interesantes del conjunto de bronces de la Clerecía.
Valoración Debe ser incoado expediente para declararla Bien de Interés Cultural. En caso de rotura sólo puede ser soldada. Puede remplazarse por una réplica.
Instalación La instalación es tradicional y debe ser conservada para proteger la sonoridad y otros valores culturales. Cualquier mecanización deberá conservar estas cualidades, reproducir los toques tradicionales y permitir los toques manuales.
Notas Medidas aproximadas, dada la inaccesibilidad de la campana.

Autores

  • MARTÍNEZ SERRANO, Esther; SARRIÓ ANDRÉS, Pau [Documentación de la campana] (29-12-2016)
Editor SARRIÓ ANDRÉS, Pau
Actualització 05-10-2017
8 Fotos

Santa María (1)

(Referencia 14018)

Localización Torre Norte
Diámetro 41
Altura del bronce 34
borde 3
Peso aproximado 40
FundidorCABRILLO MAYOR, JOSÉ (SALAMANCA)
Año fundición 1924
Descripción Esta campana industrial cuenta en el tercio con una sencilla inscripción castellana repleta de errores de fundición, en la que se indica la advocación, así como el año de fundición del bronce en los talleres salmantinos de José Cabrillo Mayor: "SANTA MARIA ANO 1924", un texto influido por la tradición campanera anterior que debieron escribir, "SANTA MARÍA AÑO 1924". En el medio, al contrario de lo que sucede en la mayoría de las campanas anteriores, desaparece cualquier referencia a una cruz de sentido protector, en detrimento de la presencia de la marca del fabricante, que se presenta en ella como proveedor de la Casa Real mediante una nueva inscripción seriada: "JOSE CABRILLO MAYOR. / PROVEEDOR DE LA REAL CASA / SALAMANCA".
tercio (T) (Dos cordones)
"SANTA MARIA ANO 1924"
(Dos cordones)
(Cenefa de motivos vegetales)
Medio (M) (00) (Marca de fábrica) "JOSE CABRILLO MAYOR. / PROVEEDOR DE LA REAL CASA / SALAMANCA"
Medio pie (MP) (Diez cordones)
Toques tradicionales de campanas Los toques tradicionales de este pequeño instrumento debieron ceñirse al volteo de la campana desde la distancia, con la ayuda de una larga cuerda unida a su cigüeñal.
Toques actuales de campanas La campana se encuentra en desuso.
Yugo Yugo metálico obra de José Cabrillo Mayor.
Estado original Después de su fundición en los talleres de la fundición salmantina de José Cabrillo Mayor, la campana debió ser equipada con un yugo de madera provisto de cigüeñal para el volteo manual desde la distancia.
Estado anterior Tras su cambio de instalación por parte del fundidor salmantino José Cabrillo Mayor, a la campana se la debió dotar de una larga cuerda unida a su cigüeñal para el volteo manual desde la distancia.
Estado actual La campana, que conserva su instalación modificada, se encuentra en un regular estado de conservación, como consecuencia de su abandono. Además, con motivo de la apertura de las torres de la Clerecía al público, el badajo del instrumento ha sido fijado mediante una barra metálica y ante él se ha instalado una red contra las aves que impide cualquier movimiento del bronce.
Mecanismos de toque Cigüeñal para el volteo manual desde la distancia.
Intervenciones Seguramente durante la segunda mitad del siglo XX, el fundidor salmantino José Cabrillo Mayor dotó a la campana de un nuevo yugo metálico, en sustitución posiblemente del contrapeso original de madera.
Propuestas Sugerimos que la campana sea sometida a un proceso de restauración que tenga como objetivos primordiales, la recuperación de los valores originales del instrumento, así como de sus usos, perdidos tras el abandono de la Clerecía. Durante la intervención, el instrumento debería ser dotado de un nuevo yugo de madera, que en su fabricación siga el modelo de los numerosos contrapesos originales que conservan las campanas de los campanarios de la Clerecía. Asimismo, recomendamos que la campana sea limpiada por el interior y el exterior a fin de recuperar su sonoridad original; que su badajo sea sustituido por uno nuevo de hierro dulce, adecuado a las proporciones del instrumento; y que, finalmente, la campana sea dotada de un motor de impulsos para el volteo automático, que conectado a un ordenador de última generación, reproduzca los toques tradicionales del instrumento y no impida posibles toques manuales.
Si bien, para llevar a término la intervención propuesta, es necesario encontrar una solución intermedia, que proteja al campanario de las aves, pero que a su vez, permita también el movimiento del bronce. Entre las múltiples soluciones existentes en la actualidad en el mercado, creemos que la más adecuada a este conjunto es la instalación de la campana algunos centímetros atrás, como se hizo durante la segunda mitad del siglo XX en la torre Sur de la Clerecía.
Valoración Campana interesante. Puede refundirse en caso de rotura tras su documentación.
Instalación La instalación ha sido sustituida y debe ser reconstruida para restaurar los valores sonoros y culturales del instrumento, así como los toques tradicionales y permitir los toques manuales.

Autores

  • MARTÍNEZ SERRANO, Esther; SARRIÓ ANDRÉS, Pau [Documentación de la campana] (29-12-2016)
Editor SARRIÓ ANDRÉS, Pau
Actualització 03-10-2017
9 Fotos

Jesús, María y José (2)

(Referencia 14019)

Localización Torre Norte
Diámetro 63
Altura del bronce 57
borde 4
Peso aproximado 145
Año fundición 1792
Descripción La deficiente instalación de la red contra las aves ha impedido la total documentación de la campana. Sin embargo, las numerosas características detectadas a lo largo de la superficie del bronce parecen indicarnos que este instrumento pertenece a una tipología de campana sumamente habitual durante los siglos XVII, XVIII, XIX e incluso a comienzos de la centuria siguiente.
De este modo, la campana cuenta en el tercio con una breve inscripción latina documentada parcialmente, en la que podemos leer "MARIA YIOSEPH AИO DE I 7 9 2" y que íntegra será, posiblemente, "IHS MARIA YIOSEPH AИO DE I 7 9 2", es decir, "Jesús, María y José año de 1792".
tercio (T) (Dos cordones)
"[...] MARIA YIOSEPH AИO DE I 7 9 2"
(Dos cordones)
Medio (M) (00) (Cruz sobre pedestal)
Medio pie (MP) (Tres cordones)
Toques tradicionales de campanas Los toques tradicionales de este instrumento debieron ceñirse al volteo de la campana desde la distancia, con la ayuda de una larga cuerda unida a su cigüeñal.
Toques actuales de campanas La campana se encuentra en desuso.
Yugo Yugo de madera histórico con los ejes acodados.
Estado actual La campana conserva íntegra su instalación tradicional, adaptada a los usos del instrumento y constituida, en consecuencia, por un magnífico yugo de madera con los ejes marcadamente acodados, que facilitan en gran medida el volteo del bronce desde la distancia, mediante la cadena unida todavía al cigüeñal. En la actualidad, esta instalación se encuentra en un regular estado de conservación, acrecentado por la presencia ante la campana de una red anti-aves, que impediría cualquier movimiento del instrumento e imposibilita su total documentación. Por último, la campana ha sido fijada mediante cuñas de madera a los muros laterales del ventanal y ha perdido su asa badajera, y en consecuencia también, su badajo.
Mecanismos de toque Cigüeñal todavía provisto de cadena para el volteo manual desde la distancia.
Propuestas Sugerimos que la campana sea sometida a un proceso de restauración que tenga como objetos primordiales, la óptima conservación de la extraordinaria instalación que ha mantenido el instrumento, así como la recuperación de sus usos primigenios, perdidos tras el abandono de la Clerecía. Durante la intervención, el magnífico yugo de la campana -que bien podría servir de modelo para la recomposición de los contrapesos de los instrumentos a los cuales se ha modificado la instalación- debería ser restaurado en su integridad, sustituyendo por réplicas aquellas piezas que no cumplan con los requisitos de seguridad. Asimismo, recomendamos que la campana sea limpiada por el interior y el exterior a fin de recuperar su sonoridad original; que su badajo sea sustituido por uno nuevo de hierro dulce, adecuado a las proporciones del instrumento; y que, finalmente, la campana sea dotada de un motor de impulsos para el volteo automático, que conectado a un ordenador de última generación, reproduzca los toques tradicionales del instrumento y no impida posibles toques manuales.
Si bien, para llevar a término la intervención propuesta, es necesario encontrar una solución intermedia, que proteja al campanario de las aves, pero que a su vez, permita también el movimiento del bronce. Entre las múltiples soluciones existentes en la actualidad en el mercado, creemos que la más adecuada a este conjunto es la instalación de la campana algunos centímetros atrás, como se hizo durante la segunda mitad del siglo XX en la torre Sur de la Clerecía.
Valoración Debe ser incoado expediente para declararla Bien de Interés Cultural. En caso de rotura sólo puede ser soldada. Puede remplazarse por una réplica.
Instalación La instalación es tradicional y debe ser conservada para proteger la sonoridad y otros valores culturales. Cualquier mecanización deberá conservar estas cualidades, reproducir los toques tradicionales y permitir los toques manuales.

Autores

  • MARTÍNEZ SERRANO, Esther; SARRIÓ ANDRÉS, Pau [Documentación de la campana] (29-12-2016)
Editor SARRIÓ ANDRÉS, Pau
Actualització 29-09-2017
8 Fotos

San Francisco Javier (4)

(Referencia 14021)

Localización Torre Norte
Diámetro 87
Altura del bronce 73
borde 6
Peso aproximado 381
Año fundición 1892
Descripción La deficiente instalación de la red contra las aves, así como el ingente número de errores de fundición, han dificultado la documentación de la campana. Sin embargo, las numerosas características detectadas a lo largo de la superficie del bronce parecen indicarnos que este instrumento pertenece a una tipología de campana sumamente habitual durante los siglos XVII, XVIII, XIX e incluso a comienzos de la centuria siguiente.
De este modo, la campana cuenta en el tercio con una breve inscripción en lengua castellana documentada parcialmente, en la que podemos leer "SAN [...] ISCO JAVIER ANO DE I892" y que íntegra será, seguramente, "SAN FRANCISCO JAVIER ANO DE I892".
Del mismo modo que sucede en otras campanas de este gran conjunto, la práctica totalidad de los motivos que decoran este bronce suponen, en cierto modo, una prolongación del programa iconográfico que aparece a lo largo de las estancias de la Clerecía, puesto fundamentalmente al servicio de la exaltación de la monarquía hispana, principal promotora de las obras del conjunto; así como de la Compañía de Jesús, la propietaria original del edificio. Este singular hecho nos hace pensar en que las decoraciones de las campanas de ambas torres y de la espadaña central, debieron ser pormenorizadamente estudiadas y posteriormente dictadas a sus fundidores.
En primera instancia, la campana está advocada a San Francisco Javier, afamado religioso jesuita de orígenes navarros. Del mismo modo, a lo largo de la superficie del bronce hallamos otras referencias inequívocas a la Compañía de Jesús, propietaria de la campana, como el escudo de los Jesuitas en el medio.
tercio (T) (Dos cordones)
"SAN [...] ISCO JAVIER ANO DE I892"
(Dos cordones)
(Cenefa de triángulos)
Medio (M) (00) (Cruz sobre pedestal)
(06) (Escudo de la Compañía de Jesús)
Medio pie (MP) (Cuatro cordones)
Toques tradicionales de campanas Posiblemente la campana sería balanceada desde la base de la torre, con la ayuda de una larga soga unida al extremo de la palanca, seguramente metálica, con la que contó su magnífico yugo en sus orígenes.
Toques actuales de campanas En la actualidad la campana se encuentra en desuso.
Yugo Extraordinario yugo de madera original con los ejes acodados.
Estado original La campana, fundida a finales del siglo XIX en los talleres de una fundición cuya identidad todavía desconocemos, ha conservado íntegra la instalación de la que fue dotada tras su fabricación.
Estado actual La campana conserva íntegra su instalación tradicional, adaptada a los usos del instrumento y constituida, en consecuencia, por un extraordinario yugo de madera con los ejes acodados, que presentó en sus orígenes una palanca o "ballesta". En la actualidad, esta interesante instalación se encuentra en un regular estado de conservación, acrecentado por la presencia ante la campana de una red contra las aves, que impediría cualquier movimiento del instrumento e imposibilita su total documentación. Además, la campana ha sido fijada mediante una cuña de madera y su badajo inmovilizado con una barra metálica.
Mecanismos de toque El magnífico yugo de la campana cuenta con marcas que evidencian la antigua presencia de una palanca o "ballesta".
Intervenciones En torno a 2010, con motivo de la apertura de las torres de la Clerecía al público, el badajo de la campana ha sido inmovilizado con una barra metálica, con el objetivo de impedir a los visitantes hacer sonar el instrumento; ante el bronce ha sido instalada una red anti-aves, que como avanzábamos en anterioridad, impediría cualquier movimiento de la campana; y, por último, el instrumento ha sido fijado a los muros laterales del ventanal con una cuña de madera.
Propuestas Sugerimos que la campana sea sometida a un proceso de restauración que tenga como objetos primordiales, la óptima conservación de la extraordinaria instalación que ha mantenido el instrumento, así como la recuperación de sus usos primigenios, perdidos tras el abandono de la Clerecía. Durante la intervención, el magnífico yugo de la campana -que bien podría servir de modelo para la recomposición de los contrapesos de los instrumentos a los cuales se ha modificado la instalación- debería ser restaurado en su integridad, sustituyendo por réplicas aquellas piezas que no cumplan con los requisitos de seguridad. Asimismo, recomendamos que la campana sea limpiada por el interior y el exterior a fin de recuperar su sonoridad original; que su badajo sea sustituido por uno nuevo de hierro dulce, adecuado a las proporciones del instrumento; y que, finalmente, la campana sea dotada de un motor de impulsos para el volteo automático, que conectado a un ordenador de última generación, reproduzca los toques tradicionales del instrumento y no impida posibles toques manuales.
Si bien, para llevar a término la intervención propuesta, es necesario encontrar una solución intermedia, que proteja al campanario de las aves, pero que a su vez, permita también el movimiento del bronce. Entre las múltiples soluciones existentes en la actualidad en el mercado, creemos que la más adecuada a este conjunto es la instalación de la campana algunos centímetros atrás, como se hizo durante la segunda mitad del siglo XX en la torre Sur de la Clerecía.
Valoración Campana interesante. Puede refundirse en caso de rotura tras su documentación.
Instalación La instalación es tradicional y debe ser conservada para proteger la sonoridad y otros valores culturales. Cualquier mecanización deberá conservar estas cualidades, reproducir los toques tradicionales y permitir los toques manuales.

Autores

  • MARTÍNEZ SERRANO, Esther; SARRIÓ ANDRÉS, Pau [Documentación de la campana] (29-12-2016)
Editor SARRIÓ ANDRÉS, Pau
Actualització 05-10-2017
14 Fotos

San Luis Gonzaga (3)

(Referencia 14020)

Localización Torre Sur
Diámetro 81
Altura del bronce 70
borde 6
Peso aproximado 308
Año fundición 1793
Descripción Esta magnífica campana, fundida a finales del siglo XVIII por un fundidor anónimo, cuenta en la superficie de su bronce con un complejo conjunto de ornamentaciones de marcado carácter barroco. Del mismo modo que sucede en otras campanas de este gran conjunto, la práctica totalidad de los motivos que decoran este bronce suponen una prolongación del programa iconográfico que aparece a lo largo de las estancias de la Clerecía, puesto fundamentalmente al servicio de la exaltación de la monarquía hispana, principal promotora de las obras del conjunto; así como de la Compañía de Jesús, la propietaria del edificio. Este singular hecho nos hace pensar en que las decoraciones de las campanas de ambas torres y de la espadaña central, debieron ser pormenorizadamente estudiadas y posteriormente dictadas a sus fundidores.
En primera instancia, la campana está advocada a San Luis Gonzaga, afamado religioso jesuita de orígenes italianos. Del mismo modo, a lo largo de la superficie del bronce hallamos otras referencias inequívocas a la Compañía de Jesús, propietaria de la campana, como los monogramas de Jesús que aparecen en el medio pie o el escudo de los Jesuitas en el medio. Sin embargo, así como en otras campanas del conjunto -como el gran bronce que alberga la espadaña de la fachada- las referencias a la monarquía son mucho más explícitas, en el caso de esta campana tan sólo pueden vislumbrarse en la presencia del escudo de Castilla y León, constituido por dos torres y otros dos leones rampantes.
tercio (T) (Dos cordones)
"S LVIS GONZAGA ANO DE I 7 9 3"
(Dos cordones)
(Sucesión alternada de rosetas semicirculares y de borlas campaniformes)
Medio (M) (00) (Cruz sobre pedestal con Sagrados Corazones de Jesús)
(0) (Escudo de la Compañía de Jesús)
(0) (Escudo de Castilla y León)
Medio pie (MP) (Sucesión alternada de monogramas de Jesús y anagramas de María, con tulipanes entre ellos)
(Siete cordones, repartidos en un grupo de tres y dos parejas)
Toques tradicionales de campanas Los toques tradicionales de este instrumento debieron ceñirse al volteo de la campana desde la distancia, con la ayuda de una larga cuerda unida a su gran cigüeñal.
Toques actuales de campanas La campana se encuentra en desuso.
Yugo Yugo de madera con los ejes acodados, semejante a algunos contrapesos riojanos.
Estado original Después de su fundición en 1793 la campana debió ser dotada de un yugo de madera provisto de cigüeñal para el volteo manual desde la distancia, que seguramente no fue el mismo que conocemos en nuestros días.
Estado actual La campana conserva íntegra su instalación tradicional, adaptada a los usos del instrumento y constituida, en consecuencia, por un magnífico yugo de madera con los ejes marcadamente acodados, que facilitan en gran medida el volteo del bronce desde la distancia.
Mecanismos de toque Cigüeñal para el volteo manual desde la distancia.
Intervenciones Durante la segunda mitad del siglo XX la campana fue retirada del ventanal donde debió ubicarse desde su fundición en 1793, como atestiguan las marcas presentes todavía hoy en los muros laterales del mismo. En el transcurso de la intervención, los antiguos cojinetes del instrumento fueron sustituidos por rodamientos autocentrados y posiblemente, el sistema original de volteo fue suplantado por el gran cigüeñal para el volteo manual desde la distancia que conocemos en la actualidad. Finalmente, la campana fue instalada sobre una estructura de bigas metálicas.
Propuestas Sugerimos que la campana sea sometida a un proceso de restauración que tenga como objetos primordiales, la óptima conservación de la extraordinaria instalación que ha mantenido el instrumento, así como la recuperación de sus usos primigenios, perdidos tras el abandono de la Clerecía. Durante la intervención, el magnífico yugo de la campana debería ser restaurado en su integridad, sustituyendo por réplicas aquellas piezas que no cumplan con los requisitos de seguridad. Asimismo, recomendamos que la campana sea limpiada por el interior y el exterior a fin de recuperar su sonoridad original; que su badajo sea sustituido por uno nuevo de hierro dulce, adecuado a las proporciones del instrumento; y que, finalmente, la campana sea dotada de un motor de impulsos para el volteo automático, que conectado a un ordenador de última generación, reproduzca los toques tradicionales del instrumento y no impida posibles toques manuales.
Valoración Debe ser incoado expediente para declararla Bien de Interés Cultural. En caso de rotura sólo puede ser soldada. Puede remplazarse por una réplica.
Instalación La instalación es tradicional y debe ser conservada para proteger la sonoridad y otros valores culturales. Cualquier mecanización deberá conservar estas cualidades, reproducir los toques tradicionales y permitir los toques manuales.

Autores

  • MARTÍNEZ SERRANO, Esther; SARRIÓ ANDRÉS, Pau [Documentación de la campana] (29-12-2016)
Editor SARRIÓ ANDRÉS, Pau
Actualització 06-10-2017
14 Fotos

San Ignacio de Loyola (5)

(Referencia 14022)

Localización Torre Sur
Diámetro 103
Altura del bronce 90
borde 9
Peso aproximado 633
Año fundición 1716
Descripción A pesar de que las ornamentaciones de esta campana son mucho más comedidas que en el caso de otros bronces del conjunto, al igual que sucede en los demás bronces dieciochescos de la Clerecía, los escasos motivos que decoran este bronce suponen una sencilla prolongación del programa iconográfico que aparece a lo largo de las estancias de la Clerecía, puesto fundamentalmente al servicio de la exaltación de la monarquía hispana, así como de la Compañía de Jesús. Este singular hecho nos hace pensar en que las decoraciones de las campanas de ambas torres y de la espadaña central, debieron ser pormenorizadamente estudiadas y posteriormente dictadas a sus fundidores. Sin embargo, en el caso de este bronce, el único elemento que nos remite a los fundadores del conjunto es la dedicación de la campana a San Ignacio de Loyola, el fundador de la Compañía de Jesús.
tercio (T) (Tres cordones)
"IHS MARIA IOSEPH COИSAGRADA AS IGИACIO DELOIOLA ANODE I716"
(Tres cordones)
Medio (M) (00) (Cruz sobre pedestal ornamentada con pequeñas cruces y motivos vegetales)
(Tres cordones)
Medio pie (MP) (Cinco cordones, de los cuales, el central es el más grueso)
Pie (Tres cordones, de los cuales, el central es el más grueso)
Toques tradicionales de campanas Los toques tradicionales de este instrumento debieron ceñirse al volteo de la campana desde la distancia, con la ayuda de una larga cuerda unida a su gran cigüeñal.
Toques actuales de campanas La campana se encuentra en desuso.
Yugo Yugo de madera con los ejes acodados, semejante a algunos contrapesos riojanos.
Estado original A falta de una investigación en profundidad al respecto del extraordinario conjunto de campanas de la Clerecía, sugerimos como hipótesis que esta campana fuera el primer bronce fundido para el servicio del Real Colegio del Espíritu Santo de Salamanca. De hecho, su advocación a San Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús, podría avalar esta teoría.
Después de su fundición en 1716 la campana debió ser dotada de un yugo de madera provisto de cigüeñal para el volteo manual desde la distancia, que seguramente no fue el mismo que conocemos en nuestros días.
Estado actual La campana conserva íntegra su instalación tradicional, adaptada a los usos del instrumento y constituida, en consecuencia, por un magnífico yugo de madera con los ejes marcadamente acodados, que facilitan en gran medida el volteo del bronce desde la distancia, mediante la cadena unida todavía al cigüeñal.
Mecanismos de toque Cigüeñal para el volteo manual desde la distancia.
Intervenciones Durante la segunda mitad del siglo XX la campana fue retirada del ventanal donde debió ubicarse desde su fundición en 1716, como atestiguan las marcas presentes todavía hoy en los muros laterales del mismo. En el transcurso de la intervención, los antiguos cojinetes del instrumento fueron sustituidos por rodamientos autocentrados y posiblemente, el sistema original de volteo fue suplantado por el gran cigüeñal para el volteo manual desde la distancia que conocemos en la actualidad. Finalmente, la campana fue instalada sobre una estructura de bigas metálicas.
Propuestas Sugerimos que la campana sea sometida a un proceso de restauración que tenga como objetos primordiales, la óptima conservación de la extraordinaria instalación que ha mantenido el instrumento, así como la recuperación de sus usos primigenios, perdidos tras el abandono de la Clerecía. Durante la intervención, el magnífico yugo de la campana debería ser restaurado en su integridad, sustituyendo por réplicas aquellas piezas que no cumplan con los requisitos de seguridad. Asimismo, recomendamos que la campana sea limpiada por el interior y el exterior a fin de recuperar su sonoridad original; que su badajo sea sustituido por uno nuevo de hierro dulce, adecuado a las proporciones del instrumento; y que, finalmente, la campana sea dotada de un motor de impulsos para el volteo automático, que conectado a un ordenador de última generación, reproduzca los toques tradicionales del instrumento y no impida posibles toques manuales.
Valoración Debe ser incoado expediente para declararla Bien de Interés Cultural. En caso de rotura sólo puede ser soldada. Puede remplazarse por una réplica.
Instalación La instalación es tradicional y debe ser conservada para proteger la sonoridad y otros valores culturales. Cualquier mecanización deberá conservar estas cualidades, reproducir los toques tradicionales y permitir los toques manuales.

Autores

  • MARTÍNEZ SERRANO, Esther; SARRIÓ ANDRÉS, Pau [Documentación de la campana] (29-12-2016)
Editor SARRIÓ ANDRÉS, Pau
Actualització 06-10-2017
16 Fotos

Campana (6)

(Referencia 14023)

Localización Torre Sur
Diámetro 109
Altura del bronce 90
borde 9
Peso aproximado 750
Año fundición 1793ca
Descripción La ingente cantidad de defectos de fundición que presenta esta campana, no han permitido el desciframiento de las posibles inscripciones con las que el instrumento debió ser proveido durante su proceso de fundición. Si bien, la identificación en la superficie del bronce de algunos elementos ornamentales -tales como una cenefa vegetal en el tercio, la gran cruz sobre pedestal que preside el medio o el escudo de la Compañía de Jesús-, nos ha permitido atribuir la fundición de esta campana al mismo autor anónimo que fundió la gran campana de la espadaña y la de San Luis Gonzaga.
Del mismo modo que sucede en otras campanas de este gran conjunto, la práctica totalidad de los motivos que decoran este bronce suponen, en cierto modo, una prolongación del programa iconográfico que aparece a lo largo de las estancias de la Clerecía, puesto fundamentalmente al servicio de la exaltación de la monarquía hispana, principal promotora de las obras del conjunto; así como de la Compañía de Jesús, la propietaria original del edificio. Este singular hecho nos hace pensar en que las decoraciones de las campanas de ambas torres y de la espadaña central, debieron ser pormenorizadamente estudiadas y posteriormente dictadas a sus fundidores. Ante la imposibilidad de interpretar la inscripción del tercio de la campana, y en consecuencia, conocer la posible advocación del bronce, el único elemento que remite a la iconografía jesuítica es el citado escudo de la Compañía de Jesús que aparece en el medio.
tercio (T) (Dos cordones)
Inscripción ilegible, como consecuencia de los errores de fundición.
(Dos cordones)
(Posible cenefa vegetal)
Medio (M) (00) (Cruz sobre pedestal)
(06) (Escudo de la Compañía de Jesús)
Medio pie (MP) (Cuatro cordones)
Toques tradicionales de campanas Los toques tradicionales de este instrumento debieron ceñirse al volteo de la campana desde la distancia, con la ayuda de una larga cuerda unida a su gran cigüeñal.
Toques actuales de campanas En la actualidad, la campana se encuentra en desuso.
Yugo Yugo metálico. ¿Obra de Fernando Villanueva Sáenz?
Estado original Después de su fundición la campana fue dotada de un yugo de madera e instalada en el ventanal principal de la torre Sur de la Clerecía. Posiblemente, como podemos observar en las campanas que han mantenido su instalación tradicional, en sus orígenes el instrumento contaba con un gran cigüeñal para el volteo manual desde la base del campanario.
Estado actual La campana, cuya instalación tradicional fue sustituida en el transcurso de la segunda mitad del siglo XX, se encuentra en un regular estado de conservación, como consecuencia de su abandono. Este estado de conservación se hace patente de modo especial en el contrapeso metálico del instrumento, que se encuentra en un elevado estado de corrosión.
Mecanismos de toque Cigüeñal para el volteo manual desde la distancia.
Intervenciones En el transcurso de la segunda mitad del siglo XX, el yugo de madera original de la campana fue sustituido por un nuevo contrapeso metálico, posiblemente obra del fundidor extremeño Fernando Villanueva Sáenz. Como de habitual en las intervenciones de esta empresa, previamente a la instalación del nuevo yugo a la campana, las asas de este bronce histórico fueron serradas y sustituidas por seis taladros en la corona del instrumento.
En fechas posiblemente próximas, la campana fue retirada del ventanal donde debió ubicarse desde su fundición, como atestiguan las marcas presentes todavía hoy en los muros laterales del mismo, y fue instalada sobre una estructura de bigas metálicas.
En torno a 2010, con motivo de la apertura de las torres de la Clerecía al público, el badajo de la campana ha sido inmovilizado con una barra metálica, con el objetivo de impedir a los visitantes hacer sonar el instrumento; y ante el bronce ha sido instalada una red anti-aves, que en esta ocasión no impide el movimiento del instrumento.
Propuestas Sugerimos que la campana sea sometida a un proceso de restauración que tenga como objetivos primordiales, la recuperación de los valores originales del instrumento, así como de sus usos, perdidos tras el abandono de la clerecía. Durante la intervención, el instrumento debería ser dotado de un nuevo yugo de madera, que en su fabricación siga el modelo de los numerosos contrapesos originales que conservan las campanas de los campanarios de la Clerecía. Asimismo, recomendamos que la campana sea limpiada por el interior y el exterior a fin de recuperar su sonoridad original; que su badajo sea sustituido por uno nuevo de hierro dulce, adecuado a las proporciones del instrumento; y que, finalmente, la campana sea dotada de un motor de impulsos para el volteo automático, que conectado a un ordenador de última generación, reproduzca los toques tradicionales del instrumento y no impida posibles toques manuales.
Valoración Debe ser incoado expediente para declararla Bien de Interés Cultural. En caso de rotura sólo puede ser soldada. Puede remplazarse por una réplica.
Instalación La instalación ha sido sustituida y debe ser reconstruida para restaurar los valores sonoros y culturales del instrumento, así como los toques tradicionales y permitir los toques manuales.

Autores

  • MARTÍNEZ SERRANO, Esther; SARRIÓ ANDRÉS, Pau (29-12-2016)
Editor SARRIÓ ANDRÉS, Pau
Actualització 05-10-2017
9 Fotos

Sagrado Corazón de Jesús (7)

(Referencia 14024)

Localización Torre Sur
Diámetro 110
Altura del bronce 90
borde 10
Peso aproximado 771
Año fundición 1892
Descripción Del mismo modo que sucede en otras campanas de este gran conjunto, la práctica totalidad de los motivos que decoran este bronce suponen, en cierto modo, una prolongación del programa iconográfico que aparece a lo largo de las estancias de la Clerecía, puesto fundamentalmente al servicio de la exaltación de la monarquía hispana, principal promotora de las obras del conjunto; así como de la Compañía de Jesús, la propietaria original del edificio. Este singular hecho nos hace pensar en que las decoraciones de las campanas de ambas torres y de la espadaña central, debieron ser pormenorizadamente estudiadas y posteriormente dictadas a sus fundidores. Sin embargo, así como algunas campanas del conjunto cuentan con numerosos elementos que hacen referencia a los jesuitas y a la realeza, el único elemento a destacar en este instrumento es su advocación al Sagrado Corazón de Jesús, uno de los referentes devocionales más destacados de la Compañía de Jesús.
tercio (T) (Cuatro cordones agrupados en parejas)
(Cenefa de triángulos)
Medio (M) (00) (Cruz sobre pedestal)
Medio pie (MP) (Cordón)
(00) "SAGRADO CORAZON DE JESUS / SALVADNOS"
(06) "I892"
Toques tradicionales de campanas Los toques tradicionales de este instrumento debieron ceñirse al volteo de la campana desde la distancia, con la ayuda de una larga cuerda unida a su gran cigüeñal.
Toques actuales de campanas La campana se encuentra en desuso.
Yugo Yugo metálico obra de Fernando Villanueva Sáenz.
Estado original Después de su fundición a finales del siglo XIX, la campana fue dotada de un yugo de madera e instalada en el ventanal principal de la torre Sur de la Clerecía. Posiblemente, como podemos observar en las campanas que han mantenido su instalación tradicional, en sus orígenes el instrumento contaba con un gran cigüeñal para el volteo manual desde la base del campanario.
Estado actual La campana, cuya instalación tradicional fue sustituida en el transcurso de la segunda mitad del siglo XX, se encuentra en un regular estado de conservación, como consecuencia de su abandono. Este estado de conservación se hace patente de modo especial en el contrapeso metálico del instrumento, que se encuentra en un elevado estado de corrosión.
Mecanismos de toque Cigüeñal para el volteo manual desde la distancia.
Intervenciones En el transcurso de la segunda mitad del siglo XX, el yugo de madera original de la campana fue sustituido por un nuevo contrapeso metálico, obra del fundidor extremeño Fernando Villanueva Sáenz. Como de habitual en las intervenciones de esta empresa, previamente a la instalación del nuevo yugo a la campana, las asas de este bronce histórico fueron serradas y sustituidas por seis taladros en la corona del instrumento.
En fechas posiblemente próximas, la campana fue retirada del ventanal donde debió ubicarse desde su fundición, como atestiguan las marcas presentes todavía hoy en los muros laterales del mismo, y fue instalada sobre una estructura de bigas metálicas.
En torno a 2010, con motivo de la apertura de las torres de la Clerecía al público, el badajo de la campana ha sido inmovilizado con una barra metálica, con el objetivo de impedir a los visitantes hacer sonar el instrumento; y ante el bronce ha sido instalada una red anti-aves, que en esta ocasión no impide el movimiento del instrumento.
Propuestas Sugerimos que la campana sea sometida a un proceso de restauración que tenga como objetivos primordiales, la recuperación de los valores originales del instrumento, así como de sus usos, perdidos tras el abandono de la Clerecía. Durante la intervención, el instrumento debería ser dotado de un nuevo yugo de madera, que en su fabricación siga el modelo de los numerosos contrapesos originales que conservan las campanas de los campanarios de la Clerecía. Asimismo, recomendamos que la campana sea limpiada por el interior y el exterior a fin de recuperar su sonoridad original; que su badajo sea sustituido por uno nuevo de hierro dulce, adecuado a las proporciones del instrumento; y que, finalmente, la campana sea dotada de un motor de impulsos para el volteo automático, que conectado a un ordenador de última generación, reproduzca los toques tradicionales del instrumento y no impida posibles toques manuales.
Valoración Campana interesante. Puede refundirse en caso de rotura tras su documentación.
Instalación La instalación ha sido sustituida y debe ser reconstruida para restaurar los valores sonoros y culturales del instrumento, así como los toques tradicionales y permitir los toques manuales.

Autores

  • MARTÍNEZ SERRANO, Esther; SARRIÓ ANDRÉS, Pau [Documentación de la campana] (29-12-2016)
Editor SARRIÓ ANDRÉS, Pau
Actualització 06-10-2017
12 Fotos
  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 17-12-2017
    Convertir a PDF