Inventario de las campanas de las Catedrales de España

Catedral de l'Assumpció de Maria, Catedral Nova - LLEIDA (CATALUNYA)

TorreCatedral de l'Assumpció de Maria, Catedral Nova (Referencia: 2041)
Población LLEIDA
Descripción Después del forzoso abandono de la Seu Vella el 1707, el Capítulo en solitario y otras veces apoyado por la Paeria intentaron restituir en varias ocasiones, sin fortuna, la liturgia en la Seu. Una vez que la Seu fue convertida en cuartel militar, el culto catedralicio, trasladó sus funciones a la Compañía de Jesús para pasar a continuación a la parroquial de San Lorenzo. Durante los reinados de Felipe V y Fernando VI, la ciudad de Lleida seguía sin catedral. Fue Carlos III quién después de estudiar la situación concedió el permiso y parte de la financiación para la construcción de una nueva catedral, con la condición que se renunciara definitivamente a la Seu ya convertida en cuartel militar.

La Catedral Nueva, bajo la advocación de la Asunción de Nuestra Señora, fue proyectada por el ingeniero militar Pedro Martín Zermeño y consagrada el 27 de mayo de 1781 por el obispo Juan Antonio Sánchez Ferragudo. Con la construcción de la nueva fábrica se dotó a la Catedral de rico mobiliario y objetos litúrgicos acordes con las nuevas corrientes estéticas del momento, aunque quedó de la época anterior la imagen de la Virgen del Blau obra de Jordi Safont y otros objetos. Cabe destacar que el obispo Ferragudo hizo gala de un gran mecenazgo episcopal con la adquisición y financiación de grandes obras de artistas de renombre internacional, que le llevó incluso a Roma para encargar a Luis Valadier las grandes ánforas para los Santos Óleos, objetos que sucumbieron al expolio de la Guerra del Francés. En cuanto a la confección de retablos intervinieron numerosos artistas del país y foráneos, entre ellos destacamos a Adán y Bonifacio.

El año de la inauguración, la Catedral sufrió un incendio en el que se perdió el retablo mayor obra de Joan Adam. Del informe que hizo Sabatini –director de la obra- destacaremos el hecho, entre otros, que se tuvo que blanquear el interior de la catedral y componer las vidrieras que habían sido realizadas por el vidriero catalán Francisco Saladrigues. Desde su consagración, la Catedral nueva tuvo una serie de infortunios, así, el 13 de mayo de 1808 la Catedral fue nuevamente incendiada y expoliada y se perdieron importantes objetos litúrgicos, especialmente piezas de orfebrería como la gran custodia gótica procedente de la Seu Vella y obra de Ferrer Guerau. Para paliar la falta de objetos litúrgicos trajeron algunas piezas del monasterio femenino cisterciense de Santa María de Vallbona de les Monges. Después de los hechos de 1810 los canónigos hicieron de nuevo pedidos, preferentemente piezas de orfebrería, algunas de les cuales sucumbieron de nuevo en la última guerra civil, en la que se originó un nuevo incendio, que dejó la catedral desprovista de toda la ornamentación que la embellecía y se perdieron los retablos e importantes obras como el coro de Luis Bonifàs entre otros. Después de los hechos del 1936, el Capítulo Catedral se trasladó de nuevo a la parroquial de San Lorenzo, hasta que la Catedral fue restaurada. El 28 de septiembre de 1955 la Catedral se abrió de nuevo al culto. (www.bisbatlleida.org).
De manera singular, el campanario de la Seu Vella, ahora convertida en monumento abierto al público y en permanente proceso de restauración, ese campanario, decimos, se utiliza como campanario catedralicio. En consecuencia no hay (ni ha habido) ninguna campana en los dos campanarios de la Catedral Nova. Tampoco hay en la espadaña, ubicada sobre las cubiertas y cerca del altar mayor, que era utilizada seguramente para avisar a los campaneros. Esta campanita, como las otras, desapareció en 1936 y solamente queda la espadaña vacía.


Altitud: 150'4 metros.
Iglesia neoclásica levantada entre el 1761 y el 1790. La fachada principal presenta tres grandes arcadas de arco de medio punto que dan entrada al porche cubierto por vueltas sopladas y cercado con un enrejado de hierro, todo ello constituye el atrio; los muros, de sillares muy escuadrados, están recorridos en la parte frontal por pilastras dobles de capitel corintio entre arcada y arcada; una cornisa horizontal da a un cuerpo con azotea y balaustrada.
Consta de tres naves de similar altura y un transepto; todo el conjunto queda precedido por un atrio porticado ya indicado. Las naves tienen cinco tramos, uno de ellos corresponde al transepto, y están cubiertas por vueltas sopladas que descansan en cinco arcos torales de medio punto; están separadas por robustos pilares con pilastras estriadas de capiteles corintios adosadas a cada cara; sobre ellos descansan arcos formeros de medio punto; el presbiterio tiene forma semicircular y está prolongado por un tramo; detrás, limitada por un muro que la cierra, se forma una girola. A la entrada hay un cancel de madera muy digno; un coro se encuentra sobre el brazo izquierdo del transepto encima de un arco rebajado y una bóveda vaída; se aloja un órgano. Sus muros tienen menajes de piedra bien tallada de las canteras de la Curullada, en la Segarra.
Dimensiones: la nave central más la girola tiene una longitud de 76'10 metros; el atrio tiene una profundidad de 5'58 metros; por lo tanto, tenemos como medidas totales las siguientes: 81'72 x 10'79 x 23'80 metros de longitud, anchura y altura respectivamente; la anchura total de las tres naves tiene 28'25 metros y desde el fondo de las capillas laterales llega a 40'08 metros de anchura. El transepto mide 40'00 x 10'30 x 8'56.
Arquitectos: Pedro Martín Cermeño, Francesc Sabatini y Josep Prats; el maestro de obras Francesc Melet y Pla (1717-1814) y otros muchos.
Guarda a la capilla de la Virgen de Montserrat, pinturas murales de Josep Obiols (1894-1967) de 1960; una talla denominada la Virgen María del Moratón (no del color azul sino del golpe recibido que le ha dejado una marca o “moratón” en la frente) de 2'15 metros de altura y 0'68 de base, obra de 1447 de Jordi Safont, maestro mayor de la Catedral; el cuadro la Agonía de Jesús del pintor neoclásico Rafael Mengs, las pinturas (1955) de Josep Sierra Santa en la bóveda del presbiterio, un Santo Cristo de marfil y unos tapices de escuela flamenca; en 2014 se ha incorporado el grupo de Santa Teresa Jornet y un pobre del escultor valenciano Xavier Margarit en una capilla de la girola.
Campanarios. Aunque el de la Seu (la catedral medieval) sigue siendo el que tiene funciones litúrgicas, arquitectónicamente el edificio de la Catedral Nueva tiene dos torres neoclásicas de planta rectangular (8'40 x 7'70 m), una a cada ángulo de la fachada; tienen los carices decorados con pilastras que sostienen el entablamento con una cornisa destacada que las divide en dos cuerpos; en el superior hay las celdas de grandes ventanales de arco de medio punto, uno a cada cara; no tienen ninguna campana; sus barandillas son de balaustres; están coronadas por una cúpula de rincón de claustro de líneas sinuosas con óculos a cada lado y acabados con una placa horizontal circular moldurada. Por el campanario o torre de la derecha sube una escalera del tipo normal catalán sobre bóvedas y agarrada a los muros con escalones de piedra, barandilla de madera y amplio ojo central; en la torre de la izquierda la escalera es de tornillo de piedra picada de forma helicoidal con un escaso ojo central circular.
Situación: a los extremos de la fachada principal orientada a mediodía, sobre el cuerpo del edificio.
Altura: 39'39 metros.
Esbeltez: 4,6
Conservación actual Los campanarios, las cubiertas y todo el conjunto de la Catedral Nova está invadido por centenares de pájaros, que se concentran por especies: en las partes altas las cigüeñas; en la fachada las golondrinas y en las cubiertas de la parte posterior las palomas. Sus excrementos manchan los muros, y también llenan probablemente los campanarios, abiertos y sin protección.
Protección Bien Cultural de Interés Nacional 1957-MH-ZA
Identificador: RI-51-0010177
Toques tradicionales Probablemente la única campana existente en una espadaña ubicada sobre el presbiterio, y que desapareció en la guerra civil, servía, exclusivamente, para avisar a los campaneros de la Seu Vella, y que éstos interpretasen los toques de la Catedral.
Autors de la fitxa de la torre
  • LLOP i BAYO, Francesc [Documentació del rogle o roda de campanes motoritzat] (1999)
  • DALMAU i ARGEMIR, Delfí [Campanars Parroquials de Torre de Catalunya] (15-05-2001)
  • ÁLVARO MUÑOZ, Mari Carmen; LLOP i BAYO, Francesc (22-05-2004)
  • DALMAU i ARGEMIR, Delfí [Campanars Parroquials de Torre de Catalunya] (27-06-2004)
  • DALMAU i ARGEMIR, Delfí [Campanars Parroquials de Torre de Catalunya] (24-06-2006)
  • DALMAU i ARGEMIR, Delfí [Campanars Parroquials de Torre de Catalunya] (26-01-2010)
  • Autores ficha ÁLVARO MUÑOZ, Mari Carmen; LLOP i BAYO, Francesc
    Actualización 12-03-2016
    Rueda de campanas
    Hay una rueda de campanas, próxima al presbiterio, motorizada con un motor continuo. A nuestro conocimiento es la única rueda de campanas motorizada.

     

    36 fotos del campanario
  • Regresar a la página anterior
  • Inventario de las campanas de las Catedrales de España
    © Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (2017)
    Dr. Francesc LLOP i BAYO (2017)
    083038@gmail.com
    Última modificación: 24-10-2017