SAAVEDRA, Araceli - Toque de "arrebato" en Ribadeladego

Toque de "arrebato" en Ribadeladego

La Asociación de Campaneros ofrece un recital de toques en el pueblo viejo, donde se recordó la tragedia de 1959 cuando la rotura de la presa provocó la riada



Distintos momentos del toque de campanas organizado por la Asociación de Campaneros de Zamora en Ribadelago - Autor: SAAVEDRA, Araceli / LA OPINIÓN DE ZAMORA

Las campanas del pueblo viejo de Ribadelago tocaron a "arrebato", el domingo poco después de las seis y media de la tarde, pero sus vecinos, mejor dicho los espectadores, no salieron a la carrera. La Asociación de Campaneros de Zamora ofreció un recital de los toques de campana para evitar que esta tradición y el lenguaje propio de las campanas "se pierda" en palabras de su presidente, Antonio Ballesteros.

El toque de arrebato que tronó la noche del nueve de enero de 1959 alertó a sus vecinos de la riada, por la rotura de la presa, como se encargó de introducir la asociación para, a continuación, hacer una demostración del repicar acelerado del metal desde el campanario portátil trasladado hasta el pueblo. Este toque era el que se empleaba para alertar a los vecinos de un peligro, generalmente de incendios.

El campanario de la asociación se instaló a escasos metros de la torre del concejo, de 1897, que sonó sin parar esa noche del 9 de enero del 59. En un tú a tú, las campanas jóvenes viajeras fueron replicadas por las centenarias "Macho" de 1898 y la "Hembra" de 1760 y refundida en 2004. A toque de fiesta, de tormenta, al Ángelus, a concejo, toque de ánimas, a misa, a rogativas. Las campanas arrastran toda una rica simbología, como apuntaba María Jesús Otero.

Desde la asociación se animó a sumarse a ella para mantener la continuidad de esta tradición que era el medio de comunicación para un pueblo y que está en vías de desaparecer. Ballesteros se refirió a las aportaciones específicas de cada pueblo, porque en cada pueblo había una partitura propia del campanero y hasta una letra que acompañaba al toque de campana, como las letras para ahuyentar la tormenta y la piedra (el granizo). Así el pasado año la asociación recopiló un toque de mozos en Ferreras de Arriba.

Federico Sánchez de El Puente de Sanabria, fue el campanero más veterano que se subió a la torre, a sus 94 años, y que dejó mudo al público por la potencia de su repique y lo prolongado de la interpretación. Avelino Puente, de Ribadelago, deleitó a sus convecinos y campaneros de la provincia con una "Molinera" de día de fiesta.

El volteo de campanas era la máxima expresión festiva del pueblo. El recital se cerró con un joven de 14 años, Mario Chimeno, miembro de la asociación y alumno aventajado que con 4 años se subió con su primo al campanario de Vigo y se encandiló de las campanas. Explica muy contento que "ensayan" cuando les llaman de los pueblos para que toquen. Sus piezas preferidas son el toque de fiesta y el volteo de campanas. Piezas que tocó el domingo.

En Ribadelago no es común, como en numerosos pueblos de Sanabria, voltear las campanas. Cuenta una anécdota popular, que la última persona que volteó la campana salió despedida del campanario.

SAAVEDRA, Araceli

La Opinión de Zamora (27-08-2018)

  • GALENDE: Campanas, campaneros y toques
  • ASOCIACIÓN CULTURAL DE CAMPANEROS ZAMORANOS (PAJARES DE LA LAMPREANA) : Toques y otras actividades
  • CHIMENO, MARIO (VIGO) : Toques y otras actividades
  • SÁNCHEZ, FEDERICO (EL PUENTE DE SANABRIA) (GALENDE) : Toques y otras actividades
  • Conciertos de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © La Opinión de Zamora (2018)
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 18-11-2018
    Convertir a PDF