CAMPANEROS DE JÉRICA - I encuentro de campaneros de la Comunidad Valenciana - Segunda Sesión

I ENCUENTRO DE CAMPANEROS
DE LA COMUNIDAD VALENCIANA

Jérica, 4 de febrero de 1996

Segunda sesión
Las campanas del Alto Palancia
Financiación de las restauraciones
Restauraciones y propiedad de las campanas
El bandeo
Instalaciones y mantenimiento
Motores mecánicos y motores electrónicos
Motores y toques manuales
Contratos de mantenimiento
Seguros de daños
¿Electrificación sí o no?
La electrificación de Sant Valer de Russafa
Información y comunicación
Calidad y economía
Final del encuentro

SEGUNDA SESIÓN

Preside esta sesión D. Ángel Gil Ordaz, Alcalde-Presidente del Ayuntamiento de Jérica.

En primer lugar se da cuenta a los asistentes de las comunicaciones recibidas adhiriéndose a este Encuentro siendo las siguientes:

LAS CAMPANAS DEL ALTO PALANCIA

Comienza el acto el señor Llop en nombre de la Mesa diciendo que a lo largo de la anterior sesión se han planteado varios temas de interés, sin embargo convendría saber en primer lugar el estado de las campanas de la Comarca del Alto Palancia. Quizás puedan responder los campaneros de Segorbe y Jérica.

El señor Plasencia, de Segorbe, manifiesta que no se conocen directamente los problemas de las poblaciones de la comarca. Solo conoce el caso de Segorbe - Catedral en donde el estado de las campanas es bueno desde hace diez años en que comenzó a actuar el grupo "Amigos de las campanas", y es bueno, porque se ha actuado continuamente, se han restaurado y recuperado.

En cuanto al resto de poblaciones de la comarca, dice el señor Pérez Huerta, no se tienen datos. En Viver se han restaurado aunque existen campanas con yugos de hierro y de madera. Nos consta que por parte del Ayuntamiento se ha invitado a los responsables de cultura de otros municipios de la Comarca, pero no ha acudido ninguno.

El señor Llop manifiesta que, no hace mucho, dos meses aproximadamente, se ha producido una noticia triste, pues en Torás se han sustituido los yugos de madera de las campanas por otros metálicos. Es una noticia dolorosa y demuestra que todavía están ocurriendo estas cosas y cuando se conocen noticias de este tipo uno confía en que sea la Última. En cualquier caso hay que decir que hay empresas que todavía continÚan destruyendo patrimonio.

Conviene recordar, continÚa diciendo, que la restauración de campanas supone recuperarlas y que queden como eran anteriormente, y ello en contra de lo que se cree de que los antiguos hacían cabezales de madera porque carecían de medios técnicos para hacerlos metálicos. Esto no es así. Lo hacían por razones acÚsticas, pues todos los asistentes conocen los problemas de los cabezales metálicos en cuanto a su conservación, transmisión de vibraciones, sonido metalizado de la campana etcétera, etcétera.


FINANCIACIÓN DE LAS RESTAURACIONES

Por la Mesa se plantean las siguientes cuestiones. ¿Cómo se financian las reparaciones y el mantenimiento? Hoy se impone el disponer de un seguro, tanto por daños a terceros, de la instalación y los propios (accidentes) y ésta es quizás la razón de que se cobren las actuaciones por el grupo y no por personas, pues es el grupo el que paga el seguro.

En cuanto a las restauraciones la Unión de los Campaneros puede conseguir una mayor financiación y obtener una mejor calidad, porque conoce el tema, conoce a las empresas, cómo trabajan éstas, normalmente a la baja, y hay, todavía, empresas que pudieran llamarse piratas, porque actÚan al margen de toda legalidad, sin garantías, sin facturas, sin identificación etcétera. ¿Cómo se financian las restauraciones? Sería interesante que contestasen los grupos de campaneros.

Señor Puchol Enguídanos, de Llíria. Interviene diciendo que la Última campana incorporada a la población es de la Cofradía de los Remedios. Fueron los clavarios del Remedio quienes al terminar las fiestas se decidieron a regalar una campana porque tenían esa ilusión. Lo cierto es que pocos están dispuestos a hacer gastos e inversiones en las campanas.

Francisco Javier Raga, de Massanassa. En Massanassa, dice, los fondos para la restauración los aportó la Parroquia, y aÚn se debe alguna cantidad, pero, aparte de pequeñas donaciones, y la mucha ilusión que se puso por parte de la Parroquia y los campaneros, el dinero lo ha puesto la Parroquia.

Señor Ibáñez Castañer, de Segorbe. En la Catedral, dice el señor Ibáñez, la financiación de todas las actuaciones realizadas sobre las campanas se ha hecho con los fondos obtenidos por el grupo de "Amigos de las Campanas", a base de rifas, loterías, alguna aportación de Bancaja, y lo que se obtiene del Ayuntamiento por las actuaciones durante las fiestas. Todo se ha destinado a la mejora de las instalaciones. Se refundió una campana de 800 Kilos de la que se obtuvieron dos, una de cuatrocientos y otra de doscientos, y el bronce sobrante se destinó a financiar la diferencia. La inversión realizada en los diez Últimos años se cifra alrededor de los dos millones de pesetas.

D. Javier Martín Noguera. Gremi de Campaners de València. Dice que en València, Miguelete, la inversión realizada asciende a unos quince millones de pesetas financiadas parte por la Generalitat, por el Gremi y por el Ayuntamiento. La "EXPO 92" brindó la ocasión de restaurar varias campanas.

Restauraciones y propiedad de las campanas

D. Salvador ManclÚs pide la palabra para decir que se está planteando el tema como si las campanas y sus restauraciones fuesen algo nuestro o del grupo de campaneros, lo cual no es así. Las campanas, dice, son de la Iglesia y es la Iglesia la que contrata y las más de las veces nos encontramos a un mismo tiempo con la necesidad de hacer reparaciones y la escasez de medios económicos. Ante esta situación se tiende a dar solución, la más acomodada al presupuesto siempre escaso.

Es necesario informar debidamente al cliente, y así se hace, pero la decisión final no es de los fundidores o instaladores. Sí que es cierto, reconoce el señor ManclÚs, que hoy por hoy, la población civil es la que más se preocupa por las campanas, más que la autoridad eclesiástica, y esto es algo digno de alabar y de que se conozca.


EL BANDEO

Señor Llop. En la sesión anterior, dice, se ha planteado el tema del bandeo de campanas o medio vuelo y de la introducción de esta forma de tocar las campanas. El problema del bandeo, por cierto, en Aragón bandeo significa volteo, es un problema de tipo cultural, y el introducir esta forma de tocar es ajena a nuestras tradiciones, aunque se sabe que el bandeo de campanas es un toque típico de muertos.

Una cuestión que cabe preguntarse es si la Conselleria o un Ayuntamiento puede autorizar que en las campanas se introduzca esta forma de tocar, es decir, sustituir el volteo tradicional por el medio vuelo. En Europa, efectivamente se hace y gusta, y nosotros somos europeos, del sur, pero europeos. Convendría que los asistentes expusiesen sus opiniones. A lo mejor gusta.

Señor Pérez Huerta. Para que algo guste ha de conocerse. Si el bandeo no se usa normalmente, malamente podemos decir que guste esta forma de tocar. Lo cierto es que no existe tradición, entonces introducir una nueva forma de tocar nos lleva a preguntarnos ¿Para qué? o ¿Con qué finalidad?. En Jérica se utilizó como toque tradicional, aunque hoy no se usa, el bandeo de la campana mayor en un toque concreto que era el de "ahuyentar las tormentas". Fuera de este caso concreto no se ha usado, ni en el toque de difuntos, en que se voltea la campana mayor, en solitario. En cualquier caso lo cierto es que el medio vuelo, por lo que conocemos, es un toque de duelo, no un toque de fiesta.

Señor Martín Noguera. Pienso, dice, que lo fundamental son los toques tradicionales y su conservación. Lo que no se puede hacer es electrificar e introducir el bandeo, o nuevos toques rompiendo así las tradiciones de cada población, porque lo que ocurre es que con las electrificaciones en casi todos los pueblos se repica igual, y esto no ha sido así nunca. En cada pueblo había toques distintos, y no es que estoy en contra de las electrificaciones, sino en contra de una mala electrificación.

El medio vuelo, si nunca se ha usado, no puede introducirse, sin más, cuando se hace una reparación o modificación de instalaciones. No debe ser así, pues cada pueblo tiene sus tradiciones.

D. Antonio García, de Tecnikronos. Vamos a ver en España las grandes campanas se han bandeado.

Señor Llop. Nunca ¿Qué grandes campanas?

Señor García. Hay campanas en Castilla, en Cáceres, que han bandeado siempre, como la campana mayor de la Catedral de Coria.

Señor Llop. Bien. Si han bandeado que continÚen haciéndolo. Pero solo esa campana, y porque es la tradición. Las de la Catedral de Toledo nunca han volteado, han bandeado siempre, parándolas hacia arriba, y esto es algo que la electrificación debe respetar. Si se ha bandeado parando la campana hacia arriba, la electrificación debe limitarse a eso, a lo que se hacía manualmente. Lo que no puede permitirse es que ocurra lo que ha ocurrido en Zaragoza, en el Pilar, en que se ha decidido que , como es más moderno y alemán, se ha introducido el medio vuelo con badajo europeo y esto es salvajismo puro, porque es atentar contra el patrimonio. Si una campana histórica ha bandeado debe continuar haciéndolo. Lo que se está es a favor de la diferencia local no a la introducción del bandeo como una nueva forma. De la misma manera que no se puede introducir el volteo valenciano de vuelta completa en Cataluña, en donde voltean parando hacia arriba, algo similar a lo que hacen los ingleses o italianos. Lo que se defiende es el no sustituir toques antiguos por modernos sin necesidad, y respetar las tradiciones. Un carillón es magnífico, pero no en una torre histórica en la que nunca ha habido un carillón. En una torre moderna que se instalen carillones, campanas de tubo, de aluminio o de lo que sea, pero una torre con cinco siglos de tradición, debe respetarse.

Señor García. Parece ser que se está en contra del medio vuelo y su introducción en España ignorándose que el medio vuelo existe y ha existido.

Señor Llop. Muy poco.

Señor García. Bueno, mucho o poco, pero ha existido en las grandes campanas.

Señor Llop. En la Catedral de Burgos antes las campanas volteaban. Ahora bandean. Eso no debe ser así porque se está destruyendo patrimonio, y es un acto criminal y perseguido por la Ley. Lo que pasa es que la Ley llega donde llega. De ahí que sea necesaria la existencia de un Proyecto de restauración, o de electrificación antes de realizar ninguna actuación, y o se hace bien, o no se hace.

Señor García. Bien, Ud. está exponiendo unos planteamientos que son subjetivos y sus opiniones no son dogma de fe, pues parece que solo Ud. tiene razón. Yo personalmente discrepo de sus opiniones, y como yo otros muchos, y posiblemente los asistentes puedan opinar de manera distinta.

Señor Llop. Lo importante de estas reuniones es exponer ideas, hablar, plantear problemas y buscar soluciones a cómo hay que restaurar, pues nadie está en posesión de la verdad absoluta. Yo lo que mantengo es que la tradición está por encima de las nuevas tecnologías, que deben respetar las tradiciones. Si la campana de Osma, caso que Ud. y yo conocemos ha bandeado, aunque no con el badajo que tiene ahora, que lo siga haciendo, pues hay que tener en cuenta que en campanas históricas las tradiciones hay que mantenerlas, porque si esto no lo mantenemos como principio... ¿Qué sentido tiene mantener el arco del hospital aquí, en Jérica, viejo y que casi amenaza ruina? Pues es mejor tirarlo y hacerlo nuevo, o la torre, la tiramos y hacemos una nueva más alta y más bonita. No. Eso no se puede hacer.

Señor Quintana. Hay muchas campañas de catedrales en la zona norte y en la parte de Castilla-León, en que una o dos campanas han bandeado. Concretamente la campana central de la Catedral de Astorga nunca ha volteado, porque no tiene espacio. Es una campana que se va a poner en movimiento y no tiene más solución que el medio vuelo. Se han reparado los herrajes, mazos etcétera. y se va a poner en movimiento en la forma que admite.

Hay otra cuestión a la que se ha aludido anteriormente, continÚa el señor Quintana, que quisiera puntualizar, y me pregunto: ¿El usuario se deja aconsejar? ¿Escucha cuando se le explica lo que debe hacerse? ¿Sus posibilidades económicas le permiten hacer lo que se le propone? Cuando estamos ante un monumento, se debe hacer un proyecto, un estudio detallado, hablar y discutirlo y el usuario debe quedar satisfecho con el resultado.


INSTALACIONES Y MANTENIMIENTO

Motores mecánicos y motores electrónicos

Por otra parte, continÚa el señor Quintana, hay que distinguir entre lo que es hacer sonar las campanas de forma manual y hacerlo eléctricamente. No debemos buscar cosas raras. Hablar de motores que hacen girar la campana es algo que hoy por hoy no funciona, y a la larga no funciona ninguno, ni los de una casa ni los de otra. Lo sé por propia experiencia. La electrónica, cuando se empieza por ese sistema, a la larga, da problemas.

¿Qué hicieron los alemanes hace 40 o 50 años? crear un sistema de bandeo mecánico, porque el bandeo era tradición, y era un sistema que consistía en unos motores con sus frenos ferodos etcétera. y hoy hay motores todavía que están funcionando. En Torreciudad hay 16 campanas con un sistema de balanceo, con unos motores alemanes, con unos contactos enormes, mecánicos totalmente y están funcionando. Pues bien, todo eso, el día que se sustituya por motores electrónicos y queramos que la campana oscile, suba lentamente hasta evolucionar totalmente, eso no ha funcionado todavía con ningÚn sistema moderno.

Con ello quiero decir que hay que hacer sonar las campanas manualmente y volver al sistema de los buenos campaneros de Levante, de lo que aquí hay muchos, y nosotros vamos a seguir fundiendo campanas por la tradición y la artesanía que llevamos encima y los años que llevamos fundiendo, y la responsabilidad, y yo, al fin y al cabo, me siento responsable como fundidor de campanas. Hablo por mí, a nadie represento ni quiero dogmatizar. Es cierto que hay catedrales, la de Palencia, por ejemplo, en que la campana mayor, la que está arriba, una campana de 1.500 Kilos, está fija, suspendida de unas maderas. El día que se quiera hacerla sonar habrá que plantearse muy seriamente qué se va hacer, y tener las ideas muy claras y plantearse si se va a poner un mazo con motor eléctrico, o se va a tirar del badajo como siempre. Poner un sistema de toque sin inutilizar o permitiendo otros, para mí personalmente es algo que hoy por hoy no me convence.

Señor Salati de Instrumental 2001. Anteriormente dije que nuestra empresa es la Última que se ha incorporado a este mundo de las campanas y que hemos venido a aprender, pero esto no quiere decir que no tengamos ni experiencia ni conocimiento. Los sistemas de movimiento alternativo que se están desarrollando funcionan perfectamente y no puede afirmarse, como dice el señor Quintana, que no funcionan. Yo jamás diré que una campana suya va a fallar, porque no lo sé, y pido el mismo respeto hacia mí que el que tengo para con los demás.

Señor Quintana. Mire Ud. Mañana lunes he de ir al aeropuerto de Valladolid a esperar al señor Pascal Dubois que viene a tratar de solucionarnos una serie de problemas que tenemos desde hace año y medio con motores para bandeo y volteo, y en mi coche llevo una serie de tarjetas, que le puedo enseñar, y que no funcionan. ¿Algo más?

Señor Salati A nosotros no funcionan perfectamente.

Señor Quintana Pues será a ustedes. A nosotros no.

Señor Salati Es posible que falle Ud. dentro del sistema y no el sistema el que le falle a Vd.

Señor Quintana: Los sistemas de bandeo y volteo no funcionan.

Señor Salati: Eso lo dice usted, yo digo lo contrario.

Señor Quintana Mientras mañana no me lo demuestren continuará diciendo que no funcionan.

Señor Salati: Yo le digo lo contrario. A nosotros nos están funcionando muy bien.

Señor Quintana: Entonces a Ustedes. les venden un producto y a Campanas Quintana les venden otro.

Señor Salati: A lo mejor dependen de la instalación.

Señor Quintana: No. Campanas Quintana hace los ensayos en fábrica.

Por parte de la Mesa se interviene indicando que las cuestiones relacionadas con Empresas habría que dejarlas de lado puesto que no son objeto directo de este Encuentro.

Motores y toques manuales

Por el señor Quintana se ha apuntado una cuestión que convendría analizar, y es ésta: ¿Es posible que existan motores que reproduzcan toques manuales y no impidan el toque manual? Quienes conozcan estos motores podrían hablar, por ejemplo Massanassa. Posiblemente la solución sea la de disponer de los dos sistemas de toques. Cada vez hay más gente que quiere tocar las campanas a mano, pero seamos realistas. Todos los días es imposible acudir al campanario. Hay que llegar a un sistema en el que ambas formas de tocar puedan combinarse.

El señor Raga, de Massanassa, interviene diciendo que en Massanassa hay motores de impulsos que reproducen repique, toque de difuntos y volteo eléctrico. No hay medio vuelo, y es posible el volteo manual sin quitar las cadenas y desconectando.

El señor Nadal de Cheste, dice que allí existe un sistema de motores de cadenas. Se repica, hay medio vuelo y volteo, y es una maravilla pues tocan igual que un campanero. Se programa y funciona bien, pero con el inconveniente de que se estropea mucho. Cada año se necesitan 300.000 ptas. para reparaciones y sustitución de materiales.

El señor Martín Noguera, del "Gremi de Campaners" manifiesta que el problema es que hay instalaciones desde hace veinte o veinticinco años, y como se electrificó ya nunca se subía a la torre. No ha habido un mantenimiento de estas instalaciones, no se han revisado y ahora resulta carísima cualquier reparación.

El señor Nadal interviene diciendo que el mantenimiento de las instalaciones es un problema económico grave. Antes se subía a la torre, se revisaba, se comprobaban cuerdas, se apretaban tornillos y se revisaban badajos, y eso costaba diez pesetas. Ahora es la holgura que coge, el que escupen las cadenas, la tarjeta que falla, los muelles que hay que sustituir, el microchip que se ha quemado etcétera. Es algo que no se puede reparar en el pueblo, tiene que ser el servicio técnico, y el mantenimiento supone un enorme gasto.

Señor Llop. En instalaciones y campanas electrificadas el mantenimiento es necesario, y por ley, como instalación de media tensión, se exigen dos revisiones anuales, como un ascensor, y si las revisiones son más, mejor. Yo quisiera, continÚa el señor Llop, que el señor Quintana nos puntualizase un aspecto de su intervención anterior y contestase a esta pregunta. ¿Es posible que los motores estén instalados de forma que no impidan el toque manual?

Señor Quintana. Bueno, lo que yo he querido decir es que al adicionar a una campana un sistema eléctrico hay que tener en cuenta si la campana va a funcionar siempre de forma eléctrica o va a funcionar manualmente y de forma eléctrica. No es que no se pueda hacer. Es posible, siempre que se instale un motor libre de engranajes y revoluciones. Si, es posible. Lo que pasa es que si se instalan martillos en la campana no se pueden reproducir los toques manuales. De momento no es posible, a no ser que se instale un compresor con un sistema de varillas. Yo he visto cerca de Saldaña, donde está nuestra fundición, un sistema en este sentido en que un campanero, por medio de un compresor y a través de un sistema de varillas y válvulas hace unos toques maravillosos. Lo Único que le falta es un ordenador.

Contratos de mantenimiento

Sería interesante, continÚa, el que las empresas expusiesen qué tendencia hay a suscribir contratos de mantenimiento, es decir, cuál es la proporción entre cliente mecanizado y cliente mantenido.

Señor García. En España el contrato de mantenimiento es casi nulo, frente al casi 90 por 100 que se da en Europa. Cuando se termina una instalación se hace una propuesta de mantenimiento, normalmente el 8 por 100 del coste de la instalación, que incluye, por lo menos en mi empresa, piezas, desplazamientos, mano de obra etcétera. y son muy pocos los que suscriben estos contratos.

Señor Nadal. El problema es mucho más complicado porque depende de las condiciones en que se hace el mantenimiento, porque se ponen limitaciones; Y así se dice: En el tema eléctrico el contrato alcanza hasta la cantidad tal, si pasa, ya no entra. En el tema mecánico hasta tanto, si pasa ya no entra, entonces ¿qué pasa?. Pues que se estropea una campana y si no entra en el mantenimiento hay que esperar a que el servicio técnico, y segÚn el contrato, pase la revisión, y si viene antes hay que pagarlo aparte y así mantener el campanario en esas condiciones es muy caro, porque todos quieren ganar mucho.

Señor García. Sí, todas las empresas queremos ganar, pero mantener un campanario es fácil. Hay que subir dos o tres veces al año y revisar, ajustar, comprobar y en el momento en que hay un problema hay que dar asistencia y solucionarlo. ¿Que hay que cambiar la tarjeta? Se cambia. ¿Sustituir una pieza? Se sustituye, y todo está incluido en el contrato de mantenimiento. Otro tema es la forma de hacerlo. El que se incluya, por ejemplo, la sustitución de una campana porque se ha rajado, bueno, depende de la cantidad anual en que se cifre el contrato y posiblemente pueda incluirse, al fin y al cabo todo queda reducido a pesetas, y no suele ser tan caro el mantenimiento.

Señor Puchol de Llíria. El problema, dice, está no en hacer el contrato, porque el campanario es de la Parroquia, y la mayoría no quieren saber nada del Campanario. Si es el Ayuntamiento es éste quien debe hacerlo, y además hay que considerar la persona que debe subir, comprobar y ver qué pasa como es el caso del compañero de Cheste. O sea, que si muchas las cuestiones a contemplar, pero lo fundamental es la financiación.

Señor Llop. Estamos hablando quizás de un caso especial, como es Cheste, pero en el mantenimiento, lo normal no son 300.000 pta. Como alguien ha apuntado, es mucho menos.

Señor García. El precio del contrato dependen de lo que se incluya. En nuestra empresa el contrato de mantenimiento es integral, pues cubre absolutamente todo: Piezas, mano de obra, desplazamientos etcétera. Cubre todo y aproximadamente representa, en cuanto a su coste, el 8 por 100 del valor de la instalación, y cubre todo.

Señor Pérez Huerta. Hay que llegar a la conclusión de que el mantenimiento es necesario y es necesario mentalizarse de que si se pretende cuidar la instalación y que funcione correctamente el mantenimiento es necesario para evitar su deterioro, si no, al cabo de unos años nos encontramos ante la necesidad de una nueva inversión por parte de las Parroquias, que no tienen medios, o de los Ayuntamientos, que tampoco los tienen. Y mal que nos pese el mantenimiento es la Única forma de mantener una instalación en perfecto estado de funcionamiento, y si no es así a los ocho o diez años, es necesario hacer una nueva inversión.

Señor Albalat. Es el caso del Ayuntamiento de Alginet, y tÚ lo debes saber, que cuando acabó el período de garantía se presentó el contrato de mantenimiento y se ha aprobado, y el Ayuntamiento ya no se ha preocupado de nada más.

Señor Pérez Huerta. Sí, sí, lo conozco porque el contrato ha pasado por mi mesa y lo he informado, y la Corporación tiene claro que, o se contrata el mantenimiento o se asume el riesgo de que a la vuelta de unos años habrá que plantearse de nuevo el tema de una nueva inversión.


SEGUROS DE DAÑOS

Señor Pérez Huerta. Hay un tema que no se ha tocado y desde mi punto de vista es importante. Es el tema de los seguros, no de la instalación, sino el de daños frente a terceros, el que llamamos de responsabilidad civil, y el de daños propios, es decir, la cobertura de los riesgos a que está sometido el campanero, un accidente, una caída, un golpe, una lesión; en definitiva la cobertura de una incapacidad laboral o invalidez. No se si hay alguna experiencia en este sentido, y si la hay, sería conveniente el que se expusiese, ¿Cómo se ha planteado? ¿Qué riesgos cubre? Importe de la prima, etcétera. Interesaría que se debatiese el tema.

Señor Nadal. En Cheste yo personalmente tengo un seguro, y por los daños que puedan causar las campanas también hay otro. Además todos los miembros del Gremio tienen un seguro y es bastante barato.

D. Norberto Hernández. En el Arzobispado de València, parece ser, yo no la he visto, pero he oído hablar de ello, el Arzobispado tiene suscrita una póliza de seguros por daños causados por las campanas.

Señor Plasencia. El Obispo de Segorbe - Castellón creo que también tiene una póliza de responsabilidad civil para estos casos.

Señor Pérez Huerta. Sí pero yo lo que planteaba era un tema más concreto, el de daños que sufre el campanero y cómo quedan cubiertos esos riesgos.

Señor Jiménez Carsí. En mi caso concreto el Ayuntamiento de Castellón tiene un contrato suscrito.

Señor Llop. Sí, pero tu caso, en Castellón, es un caso especial porque tienes un contrato laboral y, en consecuencia estás dentro del régimen normal de coberturas, por existir un contrato laboral.

Señor Jiménez Carsi. En el caso de quienes me ayudan, el Ayuntamiento de Castellón suscribe el correspondiente contrato.

Señor Martín Noguera. En el caso concreto del Gremio de Campaneros todos tienen, por el hecho de pertenecer al Gremio un seguro, y, de hecho, las cuotas que se abonan son prácticamente para pagar esta póliza, cuya cuantía está entre 1500 y 1600 pta por persona y año.

Señor Nadal. Pero volvemos al mismo tema ¿Cómo se financia todo esto? Tiene que financiarse de la torre. Hay que cobrar. La Parroquia no dispone de medios. Al Ayuntamiento no se le puede pedir, y cuanta más tecnología tenemos, el mantenimiento es más costoso, y los seguros hay que pagarlos.

Señor Llop. El tema es quién lo cobra y en concepto de qué se cobra, y si parte del dinero cobrado se destina a gastos de conservación, seguridad etcétera., o se cobra por cada persona particularmente. Por eso lo aconsejable es que cobrase el grupo.


ELECTRIFICACIÓN. ¿SÍ O NO ?

Señor Pérez Huerta. Entre las adhesiones que se han recibido ha habido una que se ha entregado al señor Llop, porque hace especial referencia a él y quería darla a conocer personalmente. Es de la colla de "Mestres Campaners" de València. Podrías dar lectura y explicarla.

Señor Llop. Bien. En la comunicación que dirige al señor Alcalde le manifiesta la imposibilidad de asistir al Encuentro, pues "los intereses del señor Llop son antagónicos con los Estatutos de la Asociación "Mestres Campaners", que defienden la manualidad de los toques y está en contra de la electrificación, y si no pregÚntele por San Valero de Ruzafa".

La electrificación de Sant Valer de Russafa

Las Parroquias son las que más necesitan de las campanas, más que las catedrales. El pasado año se electrificó la torre de San Valero de València. Se instalaron motores de impulso y repique para cuando no se pueda subir al campanario el motor tocase de forma parecida, no igual, por supuesto, pero bastante parecido. Pienso que es una instalación que no ha causado problemas ¿No, Salvador?

Salvador ManclÚs. No, no. La instalación la hicimos nosotros y en lo referente al firmante de la carta que has leído fue él quien me dijo textualmente. "Por favor electrifica eso que ya estoy harto de que me llame el señor cura para tocar".

Señor Pérez Huerta. Si, pero ¿cuáles con esos intereses tan contrapuestos entre el señor Llop y "Mestres Campaners"?

Señor Llop. A mi me gustaría que el modelo ideal fuese el de Castellón, es decir, poder tocar todo a mano. En la Catedral de València de las once campanas existentes cuando llegó el Gremi, seis estaban electrificadas. Ahora hay una eléctrica para los toques diarios y hay un sistema de aire comprimido para, con unas cadenas, mover los badajos y hacer los toques del Ángelus y el de la oración por la noche, y las demás campanas, incluso las que tienen motores, se voltean a mano cuando hay que voltear. Es decir, ojalá no hubiese motores, pero hay que ser realista. Hay que tocar por la tarde, por la noche, por la mañana, y no se va a estar subiendo al campanario continuamente, porque no se dispone de tiempo, y supongo que en Segorbe pasa lo mismo, y en muchos pueblos. No se va a ir todos los días y a cualquier hora al campanario.

El señor Carrizo de Instrumental 2001 interviene diciendo: Creo que estamos enfocando mal el problema. En ningÚn caso, desde nuestro punto de vista, la electrificación viene a sustituir al campanero. Lo que ocurre es que se ofrece la posibilidad de que cuando un campanero no puede acudir, o no quiere subir al campanario, se puede tocar eléctricamente. Nada más. Nos se trata de algo antagonista, es simplemente darle apoyo cuando humanamente no se puede tocar manualmente.


INFORMACIÓN Y COLABORACIÓN

Señor Llop. Hay otro tema que es conveniente exponerlo. Es el de la información. Todos debemos estar informados. No quiero decir que todos pertenezcan al Gremio de campaneros, no, pero sí sería conveniente el disponer de una revista especializada en campanas en la que se diga lo bueno y lo malo de lo que pasa. Y si una empresa hace algo bien, que se diga, y si lo hace mal, también. Y si un campanero rompe una campana por su culpa, debe decirse, y que, cuidado, demos la impresión de que sabemos tocar las campanas, porque lo cierto es que hacemos lo que podemos y sabemos, y si los antiguos no vieran. porque, a veces, parece que se lucha con la campana, en vez de tocarla. La comunicación de todos los pareceres e ideas es positiva y nos hace grandes a todos. Y si aprendemos que en Castilla hay campanas que bandean, debe conocerse para no pensar que el volteo es universal, o el bandeo o el repique. Si hay algo bonito en las campanas es que en cada sitio hay algo nuevo que hay que descubrir.

Comunicándonos es la mejor manera de conocernos y lograr que estos movimientos vayan a más. Y esto da trabajo a las empresas, exigiéndoles un trabajo de calidad al que deben tender las empresas, y esto nos obliga a todos y si hay algo mal hecho denunciarlo, y si es negro también. Lo que ocurre es que una mala electrificación se hace en dos días y cuando te enteras ya no hay forma de actuar, ya se ha cobrado, no hay facturas, ni contrato, ni nada. En nuestra Comunidad hay dos que hacen trabajo negro que rompen, destrozan y no hay forma de cogerlos.

¿Qué hacer? La Única fórmula es colaborar todos. No hay derecho a que haya empresas que cumplen con todos los requisitos legales, que ofrecen garantías etcétera. y se les prive de su medio de vida por estas causas. Así no debe ser, y esto afecta a todas las empresas y ojalá tuviésemos más medios y ocasiones para conocernos mejor.


CALIDAD Y ECONOMÍA

Señor Quintana. Las empresas tienen que ganar dinero, y si no no funcionan. Y si una empresa tiene que dar un producto de calidad debe cumplir con todos los requisitos legales y garantías para el cliente. Y esto es caro. No se concibe un producto de calidad que resulte barato, y hay mucho intrusismo, en esta profesión. Muchísimo, más de lo que nos parece.

Señor ManclÚs. El problema es que no siempre el cliente quiere un producto de calidad. El cliente lo que quiere es que se le resuelva el problema de la forma más asequible, y vas con un proyecto bueno y te cogen el más barato y, por tanto de, menor calidad y hay que concluir ofreciendo un producto, que ni a las mismas empresas nos gusta.

Señor Quintana. Hay que dejar de lado al señor Cura y acudir al Consejo Parroquial, y ellos mismos te lo dicen. Esto está cambiando, y en el Consejo hay muchas personas y puedes encontrar algunos con un sentido de exigir calidad, y con sensibilidad cultural.

Señor ManclÚs. Pero es que en ocasiones estás ofreciendo una trucha de madera y te piden una de hierro.

Señor Quintana. Entonces ahí está el Departamento de Cultura donde lo puedes denunciar, y, o se paraliza ese proyecto, o se lleva adelante, pero si se lleva adelante hay que hacerlo bien, y, si no, no se hace.

Señor Llop. Si, de lo que se trata es que el producto final sea bueno y de calidad. Es el caso del campanario de Alcalá de Chivert. Lo hizo una empresa que no ha podido venir, otras dos a las que se pidió presupuesto están aquí, y no se escogió el proyecto más caro, sino el de tipo medio, y redirigiendo el asunto, lo que en principio era una simple reparación, acabó siendo un proyecto de casi quince millones, que pagó el Ayuntamiento. Se habló con los interesados y se les convenció ¿Cómo van a hacer esto cuando tiene el campanario más alto de toda la Comunidad? Y ahí está el producto. Hoy tienen una torre para enseñar, de otro modo hubiese quedado cualquier cosa.


FINAL DEL ENCUENTRO

Como final del acto intervino el Señor Alcalde Presidente del Ayuntamiento de Jérica quien dijo: "Quiero agradecerles de nuevo en nombre del Ayuntamiento y de la Asociación Cultural la acogida que ha tenido por parte de Ustedes este encuentro. Deseo que el trabajo realizado, los temas expuestos y las conclusiones sean lo más fructífero posible. Como Ayuntamiento desearles que pasen un día lo más agradable posible entre nosotros, y espero que nos veamos algÚn día en otros encuentros como este. Ahora vamos a subir a la torre pues se van a interpretar unos toques y lo procedente es que vayamos. De nuevo muchas gracias a todos.

  • JÉRICA: Campanas, campaneros y toques
  • VALÈNCIA: Campanas, campaneros y toques
  • CAMPANEROS DE JÉRICA (JÉRICA): Toques y otras actividades
  • GREMI DE CAMPANERS VALENCIANS (VALÈNCIA) : Toques y otras actividades
  • Concursos, encuentros, muestras de campaneros: Bibliografía
  • Campaneros: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Campaneros de Jérica (1996)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 21-11-2017
    Convertir a PDF