LLOP i BAYO, Francesc - Catedral de la Mare de Déu de l'Assumpció i Sant Agustí - SOLSONA

Catedral de la Mare de Déu de l'Assumpció i Sant Agustí - SOLSONA
Informe sobre la torre, las campanas y los toques

Dr. Francesc LLOP i BAYO
Equipo de recogida de datos
Vicent ESPAÑA i LAVEDA; Juan Ignacio GONZALO ÁLVARO
Fecha de la recogida de datos: 13/07/1989
Fecha del informe: 16/11/1994

El campanero - Foto ESPAÑA i LAVEDA, Vicent; GONZALO ÁLVARO, Juan Ignacio (13/07/1989)

El GREMI DE CAMPANERS VALENCIANS recibió el encargo del Ministerio de Cultura de España de hacer el inventario de las campanas de las Catedrales españolas. En su primera fase, el trabajo recogió las características de las campanas, de las torres y de los toques de las campanas de la Corona de Aragón. En una segunda fase se recogieron los datos de las campanas de otras veinticinco catedrales de una franja vertical de la península, que comprende la Andalucía Oriental, la Comunidad de Murcia, Castilla-La Mancha, la Comunidad de Madrid, parte de Castilla y León, el País Vasco y Navarra.

En un primer contacto con la Catedral de Solsona y su campanario creímos haber encontrado, finalmente, la torre ideal: si descontamos las dos de Segorbe y València, que han vuelto a tocar las campanas a mano tras unos cuantos años de motores y como resultado de un proceso de recuperación de la identidad local, en ninguna de las otras cincuenta Catedrales visitadas hay un campanero, puesto que los casos de Barbastro o Teruel, donde aÚn tocan, representan el fin de una época, sin futuro.

Nuestra primera impresión fue muy positiva, gracias a la colaboración del campanero en activo, Josep Maria AUGÈ i CLOSA, así como por unas instalaciones y campanas aparentemente antiguas, y con toques cotidianos, sin afectación ni afán de "recuperación", sino de forma normal, "com s'ha fet tota la vida".

Sin embargo veremos, a lo largo de este informe, que la catedral de Solsona tiene graves deficiencias, y hay elementos, como la calefacción o los martillos mal puestos, que ponen en peligro las campanas más antiguas. Asimismo las dos mayores desdicen acÚsticamente y suponen un elemento perturbador que debe ser sustituido. Afortunadamente estos defectos son subsanables, y Solsona, con su campanero, podría recuperar la integridad de sus instalaciones, aÚn, afortunadamente, vivas.

Estado de la torre

El campanario - Foto ESPAÑA i LAVEDA, Vicent; GONZALO ÁLVARO, Juan Ignacio (13/07/1989)
Descripción
Poco nos dice SARTHOU de esta Santa Iglesia Catedral. Sólo que
de 1163 es la tercera consagración y que de esta época quedan aÚn los tres ábsides románicos, el campanario y unos fragmentos de su portada.
MUÑOZ i LLORET aporta algo más, aunque sin citar, como es usual, las campanas:
Entre l'església i el claustre s'alça la torre del campanar, amb uns finestrals romànics amb arquivoltes i capitells esculpits, la majoria d'ells tapiats. Entre el 1579 i el 1667 fou sobrealçat i rematat amb un nou acabament
Estado de conservación
El estado de conservación de la torre es muy correcto, en las zonas de trabajo (sala del reloj, de las campanas): se nota la presencia diaria del campanero. No se puede decir lo mismo de la espadaña, quizás gótica, de la que penden las campanas de los cuartos, aumentada con una columna de ladrillos para colgar el timbre de las horas.
La peor agresión, sin la menor duda, consiste en el paso de la chimenea de la calefacción a través de la torre, cruzando la sala de campanas y desembocando junto a la espadaña de las campanas horarias: la emisión de gases no sólo afea el aspecto del edificio sino que pone en gravísimo peligro alguno de sus elementos más valiosos, como la pequeña campana de los cuartos, la Única gótica y la más antigua de la torre.
Visitas pÚblicas
La torre no tiene acceso pÚblico.

Campanas

Conjunto actual: croquis de la torre de las campanas
La torre actual de Solsona, tiene nueve campanas, dispuestas en dos plantas. Las seis inferiores corresponden a las campanas de uso litÚrgico, mientras que las tres superiores se utilizan para las señales horarias.
CampanaNombreTipoAutorAño
1La Catrinoia xicavolteo1733
2La Catrinoia grossavolteo1660
3La Tèrcia petitavolteoJUAN BAUTISTA ROSES1941
4La Tèrcia granvolteoJUAN BAUTISTA ROSES1941
5La MangraneravolteoVIDAL ERICE1940
6La MajorvolteoVIDAL ERICE1940
ACampana dels quarts petitafija
BCampana dels quarts granfijaBONAVENTURA CLARIS1807
CCampana de les horesfijaJOSEP MESTRES1820
Campanas históricas
De las seis campanas de uso litÚrgico se dice que las dos pequeñas "les Catrinoies", proceden de un pueblo desaparecido, llamado Terrassola, y que datan del año 1733 (CALVETE, sin citar las fuentes, seguramente catedralicias). Esto es cierto, en parte, en la "Xica", aunque "per Terra Sola" podría ser una invocación vista en otros lugares, implorando la bendición divina. Desde luego la "Grossa" carece de esa referencia y es de casi sesenta años antes.
Hay otras tres campanas que nadie cita, y que son "históricas", es decir, anteriores a 1936, y una, la de los cuartos, quizás del siglo XV, aunque la precariedad de su instalación no permitió acercarnos con seguridad a estudiarla.
Destrucciones
Suponemos, por la fecha de las campanas, que las cuatro mayores fueron destruidas en la guerra civil, siendo rehechas inmediatamente las dos más grandes, en Pamplona. No obstante fueron realizadas con forma "romana", que es un tipo de campana característico sobre todo de Castilla, el País Vasco y Navarra, y prácticamente inexistente en la Corona de Aragón (donde, con éstas, no superarán la docena de ejemplares). Lo chocante de su sonido, junto a su forma peregrina, debió motivar que las "Tèrcies" se hicieran, el año siguiente, por otro fundidor, valenciano, con una sonoridad mucho más cercana a la catalana. Destaca de estas campanas la utilización de los antiguos yugos de piedra y madera decorada que constituyen junto a la campana gótica y su reloj, lo más interesante de la torre.
También hay en la torre unas matracas de gran interés, ubicadas entre las dos campanas "de Tèrcia", que deben ser conservadas y restauradas. El diámetro es de 90 cm y el ancho de 62, constando de 16 martillos. Se tocan mediante cigüeñal.
Electrificaciones
No existe, afortunadamente, ninguna electrificación en esta torre.

Toques de las campanas

Toques manuales
Los toques manuales siguen vivos en Solsona. El campanero toca cada día a coro, por las mañanas, así como al Angelus a las 7, las 12 y las 9 de la noche. El toque de coro distingue los días festivos y las grandes fiestas de Corpus, Navidad y Pascua. Toca a muerto y entierros y en el mes de María y del Rosario repica a mediodía.
Campanero
El campanero y sacristán es Josep Maria AUGÈ i CLOSA, también encargado de conservar la instalación.

Reloj

El reloj - Foto ESPAÑA i LAVEDA, Vicent; GONZALO ÁLVARO, Juan Ignacio (13/07/1989)
Mecánico
Otro elemento patrimonial importante de la catedral de Solsona consiste en su reloj mecánico, que podría ser del siglo XVIII, en su forma original, pero que ha sido modificado de modo que ahora sólo tiene dos cuerdas: una para el movimiento y otra para el toque de cuartos y horas, de remontaje diario y manual. Las medidas de la caja son 115 de alto, 125 de largo y 115 de ancho. La modificación resta interés al conjunto, y sería conveniente una restauración para devolver la integridad al mecanismo, manteniendo sus características y su uso manual. Tiene también dos campanillas que repiten el toque horario en la catedral.

Estado del conjunto

Las matracas - Foto ESPAÑA i LAVEDA, Vicent; GONZALO ÁLVARO, Juan Ignacio (13/07/1989)
Analizaremos el estado de las instalaciones, desde el punto de vista de conservación del patrimonio, teniendo en cuenta cómo se conservan las instalaciones históricas, de qué manera reproducen los toques tradicionales y cómo permiten la interpretación de esos toques de manera manual.
Conservación de las instalaciones
A pesar de la destrucción de las campanas durante la guerra civil, las instalaciones de las cuatro menores conservan el conjunto tradicional, tanto en las campanas como en sus accesorios, al estilo catalán: campanas relativamente altas, que se tocan mediante una cuerda ligada a una palanca de hierro, la cual tiene un tope en la pared que impide el volteo total, pero que permite llevar las campanas "a seure" (a sentarse"), es decir paradas hacia arriba.
No podemos decir lo mismo de las dos campanas mayores, de forma romana, utilizadas en contextos castellanos para repiques muy rápidos o para volteos incesantes: la causa de estos toques vertiginosos radica en la estructura acÚstica de las campanas, que sólo tienen un subarmónico de larga duración (el llamado "Hum") mientras que los otros cuatro, característicos de las campanas europeas, tienen un brevísimo eco. Al sonar rápidamente las campanas romanas aparecen otros armónicos que enriquecen su sonido seco, muy parecido al de las campanas rajadas.
Por tanto, si estas grandes campanas romanas se tocan al estilo catalán (medio volteo, lento), y si además las campanas carece de yugo, ya que están dispuestas de modo que ellas mismas forman parte de su contrapeso, el sonido es extremadamente pobre y desajustado para las tradiciones locales.
Otro tanto hay que decir de la espadaña de las campanas del reloj, aumentada para la de las horas: la mala disposición del conjunto no sólo disminuye la sonoridad de los timbres, sino que pone en peligro su existencia e, incluso, podría causar su caída.

Propuestas

Protección
En la torre se encuentran varios elementos que han de ser protegidos de manera específica: la campana de los cuartos (A) debe ser incoada como BIC, mientras que las dos "Catrinoies" (1) y (2), así como la maquinaria del reloj, deben ser incluidas, de manera individual, en el Inventario General de Bienes Muebles, por su alto valor.
Las campanas del siglo XIX tienen cierto interés, y solamente puede ser refundidas después de una cuidadosa documentación, en caso de rotura, así como las dos campanas de los ROSES, de este siglo. Las dos campanas romanas, totalmente desgajadas del resto, carecen de calidad, y no sólo hay que conservarlas, sino que debieran ser refundidas.
Intervenciones urgentes
La intervención más urgente está relacionada con las campanas del reloj: debe repasarse inmediatamente su fijación, así como la forma en que percuten los martillos, ya que podrían romper las preciadas campanas.
Otro elemento corrosivo a tener en cuenta es la ubicación de la chimenea, cuyos gases atacan desde pocos centímetros de distancia, estos timbres horarios.
Finalmente debe estudiarse la cubierta de la torre, a dos aguas y con tejas morunas, cuya estructura no parece antigua, y que puede influir negativamente sobre el sonido de las campanas, al no propiciar la formación de una cámara de resonancia, por los mÚltiples ángulos rectos que tiene, y por la ausencia de superficies curvas que ayudarían a reflejar los sonidos.
Restauración
La restauración de una torre tan completa como ésta debe tener en cuenta tres aspectos, suponiendo la eliminación de la chimenea: las campanas horarias, mecanismo del reloj, las dos campanas mayores, sala de las campanas.
Campanas horarias
Las campanas del reloj - Foto ESPAÑA i LAVEDA, Vicent; GONZALO ÁLVARO, Juan Ignacio (13/07/1989)
La estructura de hierro original, muy interesante, sólo permite albergar dos campanas. Podría llevarse al museo de la catedral, ya que debe ser antigua, y hacer otra, del mismo estilo, pero que permita albergar las tras campanas, la una sobre la otra, de manera segura. Aunque es conveniente que las campanas, incluso las que sólo son percutidas, cuelguen de una estructura de madera, para asegurar la pureza de su sonoridad, en esta caso, y debido a encontrarse a la intemperie, puede ser aceptable que toda la estructura sea metálica.
Maquinaria del reloj
Aunque la maquinaria actual funciona, como en su origen, las modificaciones realizadas, como la sustitución de varias ruedas dentadas antiguas por otras más modernas, han adulterado el valor original del reloj. Sería conveniente volver a montar la estructura original, pero manteniendo en este caso, debido al interés del conjunto, el remontaje manual, así como la transmisión mecánica entre el reloj y sus campanas. En estas los martillos han de ser necesariamente por gravedad y exteriores, ya que en una maquinaria como ésta es inaceptable la transmisión mediante impulsos eléctricos y electromartillos.
Campanas mayores
Las dos campanas mayores deben ser necesariamente refundidas, siendo aconsejable que la diferencia tonal sea la misma que hay actualmente entre los dos pares existentes, es decir alrededor de un tritono. Como quiera que el interés de las dos romanas es muy limitado, y su valor histórico es mínimo, no recomendamos ni siquiera que sean reubicadas en otra dependencia o en el propio museo catedralicio, sino que pueden ser refundidas, tras su documentación.
Las nuevas campanas deben recuperar los yugos de madera y piedra originales, para volver a encontrar su acÚstica, su volumen sonoro y la seguridad de los bronces y de la fábrica. también deben ser dotadas del mismo sistema de toque manual mediante palanca limitada por una barra en la pared exterior del campanario.
Sala de las campanas
La cubierta de la sala de las campanas debe ser modificada, adecuándola no sólo a las líneas arquitectónicas del edificio sino, sobre todo, teniendo en cuenta las necesidades acÚsticas de la estancia. De manera especial debiera sustituirse la cubierta a dos aguas por una cubierta plana accesible, que quedaría como terraza, y que por la parte inferior debería tener los ángulos redondeados, para propiciar la difusión de los sonidos de la torre. En cualquier caso, las campanas deben ser mantenidas en los vanos exteriores de la torre, y también debe conservarse el alto muro que llega casi hasta los bronces, que contribuye a la resonancia del juego.
Vista la importancia de la torre y de sus toques vivos, no recomendamos de ninguna manera una electrificación del conjunto.
En cualquier caso toda actuación sobre las campanas, la instalación, el reloj y los toques deberá ser supervisada y autorizada por los Servicios Competentes de Patrimonio de la Comunidad Autónoma, de acuerdo con la Ley de Patrimonio.
De manera subsidiaria debiera tenderse a la formación de un grupo de campaneros, que se encargasen del mantenimiento de las campanas y de los toques manuales de las grandes celebraciones. Este grupo debe complementar la actividad del campanero, y asegurar la pervivencia de su actividad, Única entre todas las catedrales, no sólo de Catalunya, sino del resto del Estado Español.

Bibliografía empleada

  • SOLSONA: Campanas, campaneros y toques
  • Campanas (epigrafía, descripción): Bibliografía
  • Francesc LLOP i BAYO: bibliografia

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © LLOP i BAYO, Francesc (1994)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 18-10-2017
    Convertir a PDF