ABIZANDA SEVIL, Oscar - El campanario de Nuestra Señora de La Jarea y su reloj

El campanario de Nuestra Señora de La Jarea y su reloj

Maquinaria del reloj de la Jarea

La ermita de Nuestra Señora de La Jarea, a diferencia de la Iglesia, marca la actividad de las gentes, ya que en el campanario de la ermita está ubicado el reloj que nos acompaña desde hace ya muchos años. Aunque no sabemos a ciencia cierta en que época fue construido, en las paredes interiores del mismo se pueden observar algunas anotaciones que hicieron en su momento las personas que cuidaban de su mantenimiento, y algunas datan de mediados del siglo XIX. Resulta curioso el hecho de que en la fachada del campanario no existe propiamente el reloj, o sea la esfera y las manecillas, por lo que desde el pueblo no se puede saber la hora que marca el reloj en un momento determinado. El reloj toca las campanadas de las horas y de las medias horas a través de un curioso mecanismo que finalmente desemboca en el golpeo de un martillo sobre una campana. Tenemos que destacar que la mencionada campana del reloj está fundida en 1492 segÚn consta en la inscripción que lleva la misma.

Por este motivo, cuando se celebró la Expo de Sevilla en 1992, segÚn parece, algÚn organismo se interesó por la campana, con el fin de trasladarla a la isla de La Cartuja, pero afortunadamente las autoridades locales del momento, decidieron que la campana se quedara en su sitio para seguir marcando el paso de la vida.

En la fotografía podemos apreciar la maquinaria envejecida, y ya cansada de dar tantas vueltas. Podemos apreciar en primer plano la manivela para dar cuerda al reloj. Realmente existen 2 cuerdas, una que hace funcionar el reloj y la otra que hace funcionar el mecanismo que da las horas. Las "cuerdas" son exactamente eso, cuerdas, que hay que enrollar con la manivela en una especie de cilindros. Las cuerdas miden lo que mide el campanario de alto, y de sus extremos penden como contrapesos 2 pedruscos, aunque segÚn cuenta el alguacil, tiempo atrás se utilizaban 2 bombas de la guerra. Aproximadamente hay cuerda para unas 30 horas, lo que obliga al alguacil, que es el encargado del reloj, a subir casi todos los días al campanario. Además de dar cuerda se comprueba la exactitud de la hora, para ello el alguacil lleva un reloj digital sincronizado (más o menos) con Radio Nacional de España y en base a esta referencia adelanta o retrasa en una corona del reloj, los dientes (minutos) que sean necesarios.

Resulta curioso escuchar que el día que hace "Cierzo" el reloj se adelanta, y eso que está dentro de una caseta cerrada. En este mismo campanario existe otra campana (la de tocar a misa y bandear) que se instaló después de la guerra como consecuencia de la desaparición en la contienda de la campana original. SegÚn parece se trataba de una campana de una aleación tal, que su tañido se podía oír en Berbegal (a unos 25 Km), asimismo se tocaba en momentos de tormenta con posibilidad de pedrisco ya que segÚn se cuenta tenía un efecto disgregador de la tormenta.

Miguel Cebollero, actual alguacil de la Villa

Oscar ABIZANDA SEVIL
www.villadesesa.com
(2002)
  • SESA: Campanas, campaneros y toques
  • Campanas (epigrafía, descripción): Bibliografía
  • Relojes: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Oscar ABIZANDA SEVIL (2002)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 20-09-2017
    Convertir a PDF