ÁLVAREZ LÓPEZ, Juan - Pregón del Centro de Día, Hogar de Mayores - Carnaval del Toro

Pregón del Centro de Día, Hogar de Mayores - Carnaval del Toro

Ciudad Rodrigo

Muy buenas tardes:

Señor Alcalde, D. Javier Iglesias, señores concejales del ayuntamiento de Miróbriga, Sra. Directora de Hogar de Jubilados, Junta directiva, señores, señoras, amigos todos, …….. Cuando a mediados del mes de diciembre pasado, a punto de concluir las actividades programadas para el curso 2006, llegó a mis oídos que querían proponerme para dar el pregón, me quedé atónito y perplejo ante tal notificación.

Mi primera reacción fue decir que no, ya que hay otras personas más cualificadas y entendidas que yo en la materia.

Acabo de incorporarme al llamado mundo de la tercera edad y estoy aprendiendo mucho de todos vosotros. Antes había pasado por este centro, acompañando a mi padre, NICOLÁS, a D. LISARDO EGIDO (maestro), y a otros jubilados para tomar un caldo, un vino, una tapita o un café. Compañeros vuestros fueron varios años al colegio Miróbriga, para contarnos sus experiencias, enseñarnos juegos y tomar contacto con los escolares.

Yo también he visitado varias veces este centro para ver maravillosas exposiciones de pintura, manualidades, colecciones del anterior presidente D. Mariano etc....

Estoy ligado al centro por vecindad, ya que viví tres o cuatro años en el Campo del Pozo, en la casona grande de al lado, hoy en ruinas, propiedad de los Bellidos y anterior oficina de Iberdrola.

Con estos antecedentes me siento más seguro de poder llegar a todos vosotros. Solamente me queda decirles que no quisiera defraudarles ni aburrirles con mi repertorio.

Pero ¿por donde empezar, cuando todo o casi todo está dicho sobre la fiesta del Carnaval?

Voy a resumir todo cuanto sé o he vivido del carnaval en estas cinco palabras que iré desglosando brevemente: CIUDAD-RODRIGO, CAMPANA, TORO, DISFRAZ, MAYORES.

1. CIUDAD-RODRIGO : Antigua, Noble, Leal, Bella, y la Bien Guardada.

Antigua por sus orígenes: ciudad wetona primero, romana posteriormente, visigoda árabe, medieval, moderna y actual.

Noble por sus linajes y apellidos: Garci-López (Chaves), los Vázquez, Silvas, Pachecos, Maldonados, Los Águilas, Miranda etc.. etc...

Leal, por estar la mayoría de las veces al lado de los reyes de turno.

Bella. ¡Cómo no! Que lo digan los más de quinientos mil visitantes que nos han visitado durante la recién clausurada exposición de LAS EDADES DEL HOMBRE. La ciudad ha quedado renovada, lavada, engalanada cual novia para su mejor evento.

La Bien Guardada. Quisiera cantar a esta ciudad, acogedora para todos cuantos venimos de la comarca, de fuera. Yo la he paseado por la Mancha de D. Quijote, en Alcázar de S. Juan (en mi niñez) por la Europa Comunitaria (Francia) y cómo no, en mis destinos de maestro. ¡Cómo olvidarla!

Ciudad del Conde Rodrigo

D. Fernando te protege

Y a tu alrededor teje

Junto a la orilla del río

Muralla que te aleje

Del más fiero enemigo.

Catedral también quiere

Para alabar al Dios vivo,

Y añaden otros reyes

El fuerte del Castillo .

Te llaman La Bien Guardada,

Bañada por el río,

Zamora, la Bien Cercada,

Quiere competir contigo.

Limitas con las estrellas,

En la tierra con el río,

Portugal por frontera

Fue tu eterno enemigo.

Perduran restos wetones

Recuperados en el río

Y a las puertas del Alcázar

Tienen ya su señorío.

Romanas las tres columnas

Han cambiado ya de sitio:

Plaza Mayor, extramuros

Y entrada de Ciudad-Rodrigo.

Torres catedralicias

A lo largo de ocho siglos

Tañeron sus campanas

De alegría y regocijo.

Vieron pasar la historia

La historia de sus hijos,

También tocaron a duelo

Y sufrieron su castigo.

Enrique de Trastámara

Al sur puso el castillo

Defendiendo el poblado

Por el sur y por el río.

Dos murallas protectoras

Coronaban su recinto,

Protegiendo la ciudad

Y Arrabal de San Francisco.

Casas nobles, solariegas,

Plazas, parques y retiros,

Engalanan la ciudad,

¡Ciudad del conde Rodrigo!

Ocho puertas tu muralla:

La Colada por el río,

Por el norte Amayuelas

Y del Rey, la del postigo.

Puerta del Sol, la del Conde

Al oriente del sol vivo,

Y al poniente San Vicente

Mirando el curso del río.

Santiago y la del Alcázar

Por el lado del Castillo.

Bien te alejes o te acerques

Por el norte o por el río

Encontrarás la catedral

Y el baluarte del Castillo.

¡Miróbriga, civitas augusta,

ciudad del Conde Rodrigo!

2. LA CAMPANA: Según el diccionario es un instrumento que se hace sonar, golpeándolo con el badajo o un martillo. Llamamos campanada a cada golpe de badajo. ¿Quién no ha mirado las campanas en las torres o espadañas de las iglesias? ¿Quién no sabe canciones, poesías, que aludan a campanas?

Aún recuerdo una que aprendí de niño en la escuela.

Campana de mi lugar

Tú me quieres de veras

Cantaste cuando nací,

Llorarás cuando me muera.

Hay villancicos, refranes populares, canciones, que tienen por tema las campanas: campana sobre campana, la campanera, etc. Cada pueblo, cada iglesia, cada catedral, tienen bautizadas sus campanas. Así tenemos la Pascualeja, la del Reloj, la del Santísimo, etc.

Y que vamos a decir de los toques y repiques de campanas. Cada asunto tiene un toque diferente. Por el número y ritmo de campanadas se detecta la alegría o el duelo.

¡Cuántas veces volteamos las tres campanas de Guinaldo y siempre para misas y fiestas! Ahora con las nuevas tecnologías se tocan desde la sacristía. No puedo menos de recordar, cuando al toque de reloj suelto acudíamos, cubo en mano, a extinguir los incendios. ¡No había bomberos! Bomberos éramos todos, hasta los ancianos. Hacíamos una cadena, pasando cubo tras cubo, mano tras mano, como una hilera de afanadas y laboriosas hormigas, todos unidos ante el peligro y también en la desgracia...... La campana de los pequeños, la Pascualeja, lloraba por los angelitos que partían se este mundo sin conocerlo.

Pero volvamos a nuestra Miróbriga. Hablemos de la campana del Ayuntamiento. Hablar de ella es hablar de reloj suelto. ¡Cuántas veces habrá sonado! ¡Cuántas se habrá oído en la socampana!, ¡Cuántas procesiones! ¡Cuántos encuentros de cabildo y concejo!.... San Sebastián, El Carnaval, Semana Santa, Corpus Cristi, testigo son de ello, y no digamos de toque a arrebato, a reuniones, a fuegos, o a las riadas tan presentes y frecuentes en nuestro pueblo.

Campana del reloj que llevamos en nuestros oídos, en nuestra retina y hasta en nuestros sueños. ¿Quién no ha corrido? ¿Quién no se ha puesto en guardia al toque oído? Se dispara la adrenalina y los enfermos se olvidan de sus penas y dolores. Un toque, otro, un día, otro día, y ella nos persigue los cinco días. La campana de la Plaza Mayor ya está rota de tanto hablar y avisar del peligro; pero no importa, seguirá sonando mientras tenga alma y sea testigo. Con ella compite la campana gorda de la catedral, puesta a principios del siglo pasado, allá por los años 1915, 1916.

Ella es la de la copla que todos aprendimos de niños, la bailamos al son de las charangas y pasacalles.

“Ya estamos todos aquí

con muchísima ilusión,

la alegría empieza ya

a inundar el corazón.

Niñas bellas, hermosas, lozanas,

Cual flores en el mes de abril,

¡olvidad estos días vuestras cuitas

y a la calle salidnos a oir¡

Se dice por la ciudad

Con razón y sin razón

Lo que vamos a contar.

Silencio y mucha atención.

LA CAMPANA GORDA QUE EN LA TORRE

COLOCARON EN LA CATEDRAL,

VOLVERÁN A FUNDIR,

PORQUE DICEN,

PORQUE DICEN

QUE SUENA MUY MAL.

3. EL TORO : En Ciudad-Rodrigo el toro es como el pan .Si no existiera habría que inventarlo. No hay carnaval sin toros, ni toros sin carnaval .Esta dicotomía toro-carnaval, Carnaval-toro, viene desde el mapa de Hispania, representada por la piel de toro.

Desde tiempos de los Reyes Católicos y del cardenal Pacheco ya se corrían los toros, Ya había festejos.

Me acuerdo que un año de mi juventud cuando intentaron suprimirlos se armó la marimorena. De mi niñez recuerdo los carnavales de Fuenteguinaldo, siempre con encierros a caballo y capeas en la Plaza Mayor . Aún tarareo la copla:

YA VIENEN LOS CARNAVALES

LA FERIA DE LAS MUJERES

AL QUE NO LE SALGA NOVIA

QUE AGUARDE AL AÑO QUE VIENE.

MUCHO TE QUIERO, MÁS TE QUISIERA

SI LA MADRE QUE TIENES FUERA MI SUEGRA.

Y cómo no, el romance cantado por D. Justo Sánchez , maestro.

LAS FIESTAS MAS IMPORTANTES

DE LA VILLA DE GUINALDO

SON LAS DE LOS CARNAVALES

QUE RESULTAN ANIMADOS.

HAY TRES CORRIDAS,

CINES Y BAILES,

Y OTROS RECREOS

QUE SIEMPRE SALEN.

CAFÉS Y BARES

Y BUEN FIGÓN

Y BUEN VINILLO

POR EL PORRÓN.

Por cierto que también cantábamos la CHARRASCONA.

Pero volvamos a nuestros carnavales mirobrigenses.

¿No es verdad que todos hemos corrido con razón o sin razón delante de los toros?

¿Quién no se ha pasado horas y horas agarrado a las agujas para ver en qué terminaba el toro suelto de la manada? ¿Quién no se ha agarrado a las rejas de alguna ventana en la Calle Madrid?

Pero cuidado, que no sólo tienen peligro los toros. ¡Que me lo digan a mí! Ya hace cuatro o cinco años, apoyado por fuera, en las agujas, tuve un percance peor que los golpes o caídas ante los toros. Retirándome de las vallas, para dejar saltar a los valientes del recorrido, cual fue mi sorpresa, que al levantarme para coger las gafas del suelo, se me vino encima una tonelada, caída del cielo. Me dio tal chasquido en la columna y una descarga que pensé quedar inútil de por vida.

Junto al Árbol Gordo, en el Paseo de los Tilos, donde he vivido durante diecisiete años, no podía resistir a la tentación de salir corriendo al DIN-DON, reiterativo de la campana, arrollado por el tumulto de vecinos y forasteros venidos a la fiesta.

Corren en estos últimos tiempos, rumores para hacer desaparecer la fiesta taurina o parte de ella. Todos estamos de acuerdo que el maltrato a los animales debe desaparecer. Pero tranquilos que la tradición tan ancestral no desaparecerá. Los encierros, desencierros, capeas, encierros a caballo tampoco podrán quitarlos.

¡Cuántas reses habrán pasado por la Calle Madrid, año tras año, siglo tras siglo!

Yo que he transitado más de diecisiete años la Calle Madrid para ir al colegio de los Sitios no puedo igualarlos. Más de doce mil quinientos toros.

Hablando de encierros a caballo puedo presumir de los encierros y encerradores de Fuenteguinaldo. Por citar los más recientes, tenemos a Joaquín Chanca, “Patato”, a Emiliano Carreño, todos ellos vinculados a los encierros en Miróbriga. Últimamente, gracias a la Plataforma Amigos del Encierro, se están potenciando los encierros de Fuenteguinaldo para que sean declarados de interés turístico.

Este año 2007, tendremos dos encierros a caballo, durante los carnavales de Ciudad Rodrigo. ¡Qué hermoso espectáculo cuando bajan de la ermita por Valdehondo hasta llegar a la Pontecilla! Arropados por jinetes y caballos, entre picas y garrochas, los toros humillan su bravura, apremiados por el cansancio de tanta carrera. ¡Qué velocidad! ¡Qué locura! ¡Qué algarabía! Gritan ¡Ya! ¡Ya! ¡Que viene! Aún sin haber llegado.

El tropel de toros, gente y caballos vienen mezclados. La gente corre, se aparta, se refugia donde puede ante la presencia de los astados. ¡Qué río de gente se desliza tras el paso del encierro! Es imposible contarlos. La multitud disfruta viendo el regreso de jinetes y caballos. Si entró bien el encierro, aplausos. Si mal, pitidos y abucheos.

Permítanme que exprese en verso un cántico al protagonista de la fiesta, que es el toro.

El toro bajo la encina,

Altivo tiene sus sueños,

Sueña a la luz de la luna,

Sueños que son ligeros.

Tiene casta y trapío,

Tu piel, brillante lucero,

Escarbas bajo la tierra

Frescura para tu cuerpo.

Destaca negra silueta,

Puntiagudos son tus cuernos,

Al trote de los caballos

Embiste siempre de nuevo.

Escarba, arranca y acosa

A quien te cita de lejos

No des aliento ni tregua

Ni al hombre ni al torero.

Naciste para el campo,

En el campo eres sosiego

En la plaza tu bravura

Se torna contra el torero.

Alegras nuestras fiestas,

Alientas nuestros sueños

Y todos te profesamos

Admiración y respeto.

Y ya para concluir con este apartado, sólo añadir que el carnaval del toro de Ciudad-Rodrigo es un rito añejo, sagrado y cíclico que comienza con los preparativos o selección del Bolsín Taurino, siguiendo con la elección de las damas y Reina del carnaval, pregones de distintos estamentos, peñas, etc...

No necesitamos programas, los llevamos de memoria en el alma .....

4. EL DISFRAZ : Es sinónimo de simular, camuflar, o desfigurar algo para dar a entender algo distinto de lo que se siente. Y todo ello para divertirnos, entretenernos, recrearnos, pasarlo bien, distraernos.... ¿Quién no ha soñado de niño y aún después, en ser un personaje famoso?

¿Quién no ha soñado en poseer un palacio, un coche lujoso, joyas, diamantes, vestidos de alta costura? Soñar cuesta muy poco.

Los griegos ocultaban sus rostros, se enmascaraban, se metían en el papel de otro personaje para divertir al público en sus teatros. El carnaval del disfraz se celebra en Venecia, en Cádiz ,en Tenerife y en muchos más sitios. En Cádiz tenemos las famosas chirigotas y murgas callejeras. Nosotros tenemos nuestra famosa rondalla “LAS TRES COLUMNAS” que nos deleita con sus coplas y críticas carnavaleras, año tras año.

Quiero recordar en estos momentos a personajes entrañables, que a pesar de su edad, tenían humor, tiempo y alegría para salir a la calle de disfraz callejero.

¿Quién no recuerda a Triguito, a Cardoso, a Ángel de la Nava, tío de nuestro incansable José María del Arco, vulgarmente llamado “PESETOS”?

Podemos seguir enumerando los desfiles de grupos de humor y de carrozas que tanto nos han deleitado y nunca faltan. ¿Quién no ha bailado con o sin disfraz el sábado de carnaval en el Teatro Nuevo o en el Centro Cultural “ El Porvenir”? Ahora a los mayores o abuelos nos toca acompañar a los nietos, al baile de disfraz infantil, a las ferias, los coches, artilugios modernos de diversión, etc.... No importa, es otra manera de disfrutar y de divertir a los más pequeños.

Todos hemos acudido y acudiremos a los desfiles del disfraz callejero el sábado de carnaval por la tarde y cómo no, al desfile de carrozas del lunes.

Los que aún tienen humor y ganas también participarán en ambos desfiles. En ellos se representa lo cotidiano, la chispa, el humor y el sarcasmo. Evocaremos estampas pasadas, personas que años tras años nos han deleitado en el recorrido: Avenida Yurramendi, Plaza de Amayuelas, Cardenal Pacheco, Julián Sánchez y coso taurino.

Recuerdo que en el año 1993, un grupo de doce o catorce amigos, nos disfrazamos de EUROCERDITOS. Eran años difíciles para los ganaderos y había que exportar nuestros jamones por la Comunidad Económica Europea. Con el lema “MUS VAMOS A FORRAR” y con las banderas comunitarias y repartiendo bellotas nos llevamos un segundo premio. Era un carnaval muy frío, pero embozados y enmascarados sudábamos tinta dentro del disfraz. Fue una experiencia bonita que volvimos a repetir, ya que nadie nos conocía y nosotros bromeábamos con todo el mundo.

Todos los personajes públicos, oficios, profesiones, han desfilado camuflados por las calles mirobrigenses. El disfrazado te mira, sonríe, te toca, empuja, y siempre nos queda la duda de quién será. Todos deberíamos disfrazarnos, de vez en cuando, al menos una vez al año, para quitar complejos, liberar la timidez y nuestra rutina diaria.

Y ya que hablamos de disfraz, hablemos de diversión. El carnaval del 2007, llama a nuestras puertas. Este año es para nosotros, los que aún vivimos. Divirtámonos, disfrutémoslo a tope. Cada cual como pueda. ¡Que nadie se quede en casa¡ ¡Que todo el mundo salga fuera¡. En nuestro Centro de Día, en los bares, en la calle, en la Plaza, en la pista de Bolonia, allí se olvida el colesterol, la diabetes, la tensión, claro, como no se piensa...

Que vengan forasteros, amigos, hijos, nietos, todos caben en estas fiestas. Cuando se oigan las charangas, las murgas carnavaleras, dejaos arrastrar por ellas... ¿No es verdad Ángel Cardoso que no puedes prescindir de ellas?

5. LOS MAYORES : Y ya para terminar quisiera hacer unas breves reflexiones para los presentes, jubilados casi todos. Jubilar no es desechar una cosa por vieja o por inútil. Como dice el diccionario, jubilar viene de júbilo, alegría. Alegría de la meta recorrida, del deber cumplido, de una vida plena, llena de trabajos. Nos jubilamos de unas ocupaciones para ocuparnos de otras, más llevaderas, sin tantas responsabilidades.

Una de las etapas de la vida, tras la niñez y la madurez es la vejez o senectud. Pero teniendo en cuenta que hoy la media de vida en hombres y mujeres es de 83 y 85 años respectivamente y que por otro lado la edad de jubilación es de 65 años, esto quiere decir que la gente suele llegar con plenas facultades a la jubilación. Esos 15 o 20 años de margen de vida, con plena lucidez, hay que disfrutarlos, vivirlos en plenitud.

Por otro lado la experiencia laboral, la riqueza cultural adquirida debe ponerse al servicio de los demás. Todos tenemos habilidades y carismas que deben ser compartidos. Hay un refrán castellano que dice : “Del viejo, el consejo”. Y qué razón tiene, pues la experiencia vital, las destrezas adquiridas, la cultura y vivencias pueden y deben ser trasmitidas a hijos, nietos, amigos y conocidos.

Todos debemos sentirnos útiles e importantes para nosotros y para los demás.

Permitidme que me explane con un soneto al Mayor.

Al paso de los años te han salido

Arrugas en tu cara y en tu cuello,

Blanco y grisáceo tu cabello,

Y tu caminar, lento y dolido.

Cantarte quisiera, no estés abatido.

Tu vida, de Dios irradia destello,

Del mundo creado, tú el más bello,

Dominarás la tierra con sentido.

Antes que la marcha te sorprenda,

Aprender quisiera de tu figura,

Llevarme tu experiencia cual ofrenda.

Te amo, te respeto con cordura,

Fuiste fiel con los tuyos por la senda

De este mundo, loco y sin ternura.

Hay una cosa muy importante que deberíamos tener en cuenta y es el saber dialogar con los demás. Diálogo es la comunicación entre dos o más personas. Lo más importante es escuchar al otro, ponerse en su lugar. Si no conocemos a alguien no podemos entablar conversación. Hay personas que llevan la voz cantante, no dejan entrar, no dejan meter baza.

Vivid cada día, vivid el presente. El pasado quedó atrás. Con aguas pasadas ya no muele el molino. El pasado sólo existe en el recuerdo, no vuelve. El futuro no está en nuestras manos. Solo Dios lo sabe. Lo único que nos resta es vivir el presente.

Por lo tanto, yo os invito a disfrutarlo a tope, a estar ocupado en algo que os guste, que os agrade.

Aquí en el Centro de Día tenemos una magnífica ocasión para participar en lo que nos agrade: bar, partidas de cartas, charlas, coloquios, gimnasia, baile, teatro, manualidades, pintura, óleo, lectura, periódico, ordenadores......

¡Que nadie se aísle! ¡Nadie se quede en casa solo! Aquí encontramos amigos, compartimos problemas, inquietudes.

Que suene la campana, que suene la música, que todo el mundo baile, que el carnaval del 2007 ha llegado para los presentes.

Muchas gracias por haberme escuchado y aguantado. Y disculpen las molestias si no he sido de su agrado.

ÁLVAREZ LÓPEZ, Juan

(13-02-2007)

  • CIUDAD RODRIGO: Campanas, campaneros y toques
  • Campanas (historia general y tópicos): Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    © Campaners de la Catedral de València (2020)
    campaners@hotmail.com
    : 05-12-2020
    Convertir a PDF