MARTÍN SÁNCHEZ, José María - De Juan Bravo a los Jardines de La Granja…

De Juan Bravo a los Jardines de La Granja…

Podía, pero no lo haré, escribir/describir sobre un largo episodio de ‘Las mil y una…’ y con final en el que el lector exclamaría (cuando menos), “¡pero qué tostón ha escrito este tío!’. Así que, para evitar comentarios enojosos (para quien escribe) pongo sobre la mesa lustrosos breves en forma de entrantes.

¡Allá que te va!

A Juan Bravo de Mendoza.- Se deslizaba el calendario gregoriano por el final del año 1877, cuando el director y propietario de el periódico ‘El Moscardón’, Vicente Rubio Lorente, propuso a sus lectores y acompañantes realizar una colecta, con la finalidad de recaudar fondos y dedicarlos a la colocación de una placa en la casa en la que habitó el referido comunero. Si bien, siguiendo lo escrito por el Marqués de Lozoya, la vivienda nunca fue de su propiedad.

En el plazo de cinco meses, tiempo en el que está abierta la colecta, se recaudan 700 reales. La idea se convierte en realidad y se pone en marcha la ‘maquinaria’. El 24 de abril de 1878, fecha ¿haría falta decirlo? No casual, se desarrolla una velada con un programa de música, voladores, luces de bengala, faroles… a lo largo de dos horas, frente a la referida vivienda, la presencia de segovianos es ‘muy alta’.

La lápida se había instalado el día anterior en el nº 42 de la calle que lleva su nombre. Realizó la obra (construcción, transporte y colocación) el segoviano residente en Madrid, Pedro Rodríguez. Cobró por ello 700 reales “con una sustancial rebaja en el precio de contratación”.

Este fue el texto de la lápida: “Aquí vivió el Ilustre Comunero segoviano D. Juan Bravo, decapitado en Villalar el 24 de abril de 1521”.

El acto finalizó con la lectura de un soneto que Vicente Rubio había escrito para la ocasión:

“Ante este mármol doblen la rodilla, lo mismo el extranjero que el hispano, que aquí vivió el ilustre segoviano, el bravo comunero de Castilla.

El que, con Maldonado y con Padilla, lanzándose a la pelea, aunque fue en vano, por no sufrir las leyes del tirano, ni el yugo de extranjera camarilla.

Combatió con denuedo y con nobleza; libertar a su patria era su anhelo, y murió cual cristiano y sin bajeza.

Pero si la justicia de este suelo cortó a D. Juan Bravo la cabeza, el alma de este mártir subió al cielo”.

Sonido de campanas

Para aquellos que no lo recuerden. Sepan que en Santa Mª de Riaza, entre 1899 y 1930 hubo un ‘establecimiento’ de refundición de campanas. Fue BenitoPeyón (o Pellón), quien inició la actividad, a la que a finales del XIX se unieron sus hijos. En una veintena de torres de iglesias, principalmente de Soria y Burgos, realizaron su trabajo. El ‘equipo’ refundía las campanas y las sustituía por las viejas. Ellos se encargaban de subirlas a la torre y colocarlas. La garantía era de diez años.

Jardines ‘guay’ (1)

Quienes recorriendo tan extraordinario paraje granjeño no se hayan parado a comprobarlo, sepan:

-Que los jardines de La Granja ocupan una extensión de 146 hectáreas o lo que es igual, 1.460.000 metros cuadrados.

-Que dentro de ese maravilloso escenario se ubican 21 fuentes y 300 surtidores de agua.

-Que la longitud de tuberías está muy cerca de los 13 kilómetros.

-Que si todas las fuentes funcionaran a la vez consumirían una media de agua de 9.000 metros cúbicos por hora (2).

En las Hermanitas

Esta pequeña historia comienza cuando la Infanta Isabel ‘La Chata’, entrega en donación una imagen de San José a la Casa de las Hermanitas de los Pobres, en la ciudad. Fue en septiembre de 1891. La imagen, no haría falta decirlo, había que bendecirla. La ceremonia se celebró el día 30. Maestro conductor fue el obispo de la diócesis Pozuelo Herrero, al que acompañaron el nuncio del Papa en España, Ángelo di Pietro, y el obispo de Oviedo, Ramón Martínez Vigil. Ocupó lugar preferente la Infanta, que si bien tenía preocupados a los organizadores, pues una afección de garganta la mantenía en sus aposentos de La Granja, se desplazó hasta la ciudad. Y con la presencia de la Infanta no faltaron todas las autoridades, junto a la Comunidad, acogidos y familiares.

¡Anda que no!

(1) Que es muy bueno o extraordinario.

(2) Entre otros, Marcelo Laínez ‘Apuntes Históricos de Segovia’ 1934.

MARTÍN SÁNCHEZ, José María

El Adelantado (25-02-2021)

  • AYLLÓN: Campanas, campaneros y toques
  • PELLÓN E HIJOS, BENITO (SANTA MARÍA DE RIAZA) (AYLLÓN) : Inventario de campanas
  • Fabricación, fundición de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    © El Adelantado (2021)
    © Campaners de la Catedral de València (2021)
    campaners@hotmail.com
    : 12-04-2021
    Convertir a PDF