PANO, José Luis - Los descendientes del último campanero regresan a la Torre de la Catedral de Barbastro

Los descendientes del último campanero regresan a la Torre de la Catedral de Barbastro

Familiares de José María Fierro visitaron el campanario, abierto al público con motivo del día del patrón.


Tres de los hijos, un nieto y el yerno, del último campanero de Barbastro en la torre de la catedral - Autor: PANO, José Luis / HERALDO

Los hijos y el nieto de José María Fierro (1919-1995), último campanero de la Torre de la Catedral de Barbastro, han vivido momentos “entrañables” en su regreso al campanario, abierto al público por el Obispado con motivo del día del patrón, San Ramón. Desde este martes, el icono de la ciudad del Vero vuelve a poder visitarse gracias a la nueva iluminación habilitada por el Ayuntamiento de Barbastro. Las entradas se pueden adquirir en el Museo Diocesano.

Este martes fueron el alcalde y concejales, entre autoridades, las que visitaron este monumento declarado Bien de Interés Cultural, a la salida de la misa por San Ramón en la Catedral. Y este miércoles ha sido el turno de los tres hijos de José María Fierro, su yerno y su nieto los que han vuelto a recordar los toques para anunciar el mediodía del domingo, del día 4 y 8 de septiembre, para las fiestas grandes de la ciudad, o la Noche Buena, a la medianoche.

José María demostró desde niño interés por la música, siendo infante de la Catedral. Como administrativo del Ayuntamiento se le planteó la posibilidad de dar el relevo al anterior campanero, Joaquín Salinas, y de éste aprendió un oficio en vías de extinción amenazado por la mecanización eléctrica de los campanarios.

José María fue campanero desde 1980 hasta 1993 a instancias del obispo Damián Iguacel, periodo en el que recuperó muchos de los toques ancestrales que sonaban en la ciudad como a muerto. Y en sus tareas le acompañaron sus hijos y hasta su nieto Julio que tocaban algunas de las cuatro campanas que coronan la Torre. “Yo era fijo –cuenta-, siempre subía con mi primo David. Y cuando nos hicimos mayores nos iba dejando tocar las cuatro campanas”, cuyos nombres son Raimunda, María de la Asunción (1954), Santa Bárbara (1941), la de los Muertos (1817) y la mayor, Isabel (1941). En el Chapitel se encuentran las campanas de los cuartos y la Raimunda que toca las horas. La altura de la torre es de 50 metros, la misma que la longitud de la Catedral.

Su hija Lola recuerda como la Noche Buena “teníamos que cenar pronto porque había que subir a la torre para tocar antes de la medianoche para anunciar la misa del gallo”.

En las fiestas “era un volteo y volteo el día 4 y el 8 de septiembre. Era muy entrañable porque estábamos toda la familia reunida y le ayudábamos”, cuenta su hijo Salvador, quien asegura que fue “uno de los mejores campaneros de España”, según la asociación de campaneros surgida en Valencia.

Su hermano José María, que fue batería del mítico grupo de los 80 ‘La Cuarta Dimensión’, recordaba con asombro “cómo se rodeaba con las cuerdas y hacía unos repiques y unas combinaciones que yo alucinaba”.

De su paso por la torre, queda un grafiti con su nombre, entre otras de las decoraciones que atesoran los centenarios sillares.

PANO, José Luis

Heraldo (22-06-2020)

  • Catedral de la Asunción de la Virgen - BARBASTRO: Campanas, campaneros y toques
  • BARBASTRO: Campanas, campaneros y toques
  • FIERRO ZUERAS, JOSÉ MARÍA (BARBASTRO) : Toques y otras actividades
  • SALINAS, PEDRO (BARBASTRO) : Toques y otras actividades
  • Visitas a campanarios: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    © Heraldo (2020)
    © Campaners de la Catedral de València (2023)
    campaners@hotmail.com
    Actualización: 03-02-2023
    Convertir a PDF