BARBER, Llorenç - La ciudad y sus ecos

aportación a una danza lejana

sonido es movimiento, expansión, centrifugación.
sonar es generar movimiento, esto es, empujar, o mejor, crear una cadena de empujes sucesivos, hasta la frontera del reposo.
es bueno pensar esa frontera o linde. y es bueno empujarlo
también.
desde cage se ha bailado el silencio, pero un silencio muy rumoroso cargado de ecos, bullicios, recuerdos de sonido.
hoy el límite del sonar se ha engrandado. y, por lo tanto, también el de la danza: tras la cuadrada rigidez del ciclo del caballo, tras la agilidad y la volatilidad del del pájaro, vivimos la amplitud y el ensanche del ciclo de la ballena.
hoy se suena a lo lejos, se trasmite movimiento desde la distancia, se telesuena, se telemueve. satélites lejanos reflejan y acercan a distantes emisores-receptores de moti, de ligeros o profundos bríos que nos ayudan a con gracia vivir.
sin ir mas lejos, yo, he gustado de usar el instrumento señal por excelencia: la campana, artilugio que los antiguos también llamaron signum. con él se motiva increíblemente lejos. su fascinación aurática genera danzas de retumbos por calles, plazas, tejados, huertas.
¿por qué no bailar ciudades y valles enteros con la ayuda de estos signa que nuestros ancestros fundieron, mimaron y nos dejaron?
¿por qué no ocupar con ágiles cuerpos motivantes-motivados el paisaje que nos circunda?
pasada la euforia moderna, recuperada la pietas, estamos en disposición de utopiar de nuevo. ensanchemos nuestros movedores moti porque además, hoy más que nunca, podemos danzar con kafka:
lejana, lejana se desarrolla la historia universal, la historia universal de tu alma.

retrocede La ciudad y sus ecos avanza
  • BARBER, LLORENÇ: Toques y otras actividades
  • Conciertos de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © BARBER, Llorenç (1997)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 13-12-2017
    Convertir a PDF