BARBER, Llorenç - La ciudad y sus ecos

notas sobre la composición de sacra lucus, concierto para campanas y espadañas de la ciudad de lugo

en época de clips, zooms y zappings donde las propuestas estéticas no se miden ya por conceptos tan dilatados como el de generación sino por otros tan exiguos e inmediatos como temporada o estación, las campanas de esta extraña y amplia composición nos conducen a un tiempo sin avidez, quieto, como los de antes. al dar rienda suelta al frondoso bosque de nuestras campanas una cauta parsimonia nos penetra, y viejos detalles de poético tránsito nos ralentizan y ensanchan tanto como el radio de acción del metálico son. mediante la zozobra sonora campanil un eterno presente nos invita a reinventar pasadas fábulas, todos los mitos, los amores, los arquetipos y las nostalgias.
pero si nosotros, personas, estamos como diría oteiza en el tiempo (aunque sea un tiempo de inacabable desamparo), el mundo está en el espacio. y sacra lucus está, o mejor, es espacio. su feroz territorialidad la convierte en lacería de distancias, recorridos, centros (catedral), aledaños (la nova, ayuntamiento, franciscanos), límites (todas las periféricas). composición que es, de esa forma, res extensa: masas organizadas de decibelios que ocupan y se des-plazan (subiendo, bajando, corriendo, saltando), masas de oscilante intensidad atravesadas por ráfagas de ritmos o atronadores huecos de muy considerables dimensiones, y en cuyo interior caminamos, reímos o dudamos.
la salvaje elementaridad de sacra lucus sin embargo nos garabatea mensajes rotundos, por mínimos. su voz metálica, habitada por abigarrada memoria de siglos y reinos (un casi perdido ayer), nos viene encima a fuerza de badajazos y exuda un elixir que sin saberlo transmuta. la campana es, sin que se pueda evitar, parlante grial, grial que, con lanza de longinos en ristre, nos ruge extrañas teofanías, costados sonoramente rezumantes: liturgias de metal precisas (se sirve de cronómetro y compases) y enigmáticas como toda ceremonia sonora de místicas empatías.
lugo, ciudad murada y lúcida, queda convocada a transmutarse mediante la apoteosis formidable del retumbar de sus campanas en sacramentum religador. el sonido de la froilana (centenario varias veces) se atornillará, y anudará en el aire, como serpiente remordedora del hábitat, provocando en nosotros el pasmo del reconocimiento: hollamos lugar sacral.

retrocede La ciudad y sus ecos avanza
  • Conciertos de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © BARBER, Llorenç (1997)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 19-10-2017
    Convertir a PDF