SETIÉN, Adrián - Campaneros trasmeranos

Campaneros trasmeranos


Desde la prehistoria el hombre ha fabricado campanas, las cuales llegarán a ser en las sociedades tradicionales el instrumento usado para medir el tiempo. Sin la campana no se hubiese podido desarrollar la vida en comÚn de nuestros pueblos, ni la relación de los pueblos o parroquias entre sí, ya que con ella se dividía la jornada, los toques del alba, mediodia, oración del anochecer, marcaban las horas en que se debía comenzar y dar por terminadas las faenas agrícolas, soltar el ganado al pasto, buscar reses perdidas y, anunciaban los actos litÚrgicos, así como los toques de concejo, arreglo de caminos, fuego,etc,..............

No sólo en el campo se utilizaban las campanas, también eran necesarias para los hombres del mar, utilizadas en los barcos, incluso llegaron a existir campanas submarinas, las cuales solían estar suspendidas de una boya, baliza o de un barco faro y podían escucharse en 20 Km a la redonda. Asimismo, en pueblos marineros el edificio de venta del pescado tenía campanas que avisaban de la llegada del chicharro, anchoa, etc., así como encargados que recorrían el pueblo con una campana de mano de gran dimensión, avisando a los vecinos del precio y la calidad de la pesca. Este es un ejemplo de campanas menores o campanillas, como también las hubo destinadas al ganado, o aquellas campanillas de animas, normalmente propiedad de las cofradías o de la parroquia...........

Al hablar de campanas tendemos a relacionarlas con las iglesias, pero desde un punto de vista histórico, no siempre ha sido así, ya que el primitivo objeto del campanario de la iglesia no fue el de sustentar las campanas, puesto que el uso de éstas es posterior a la aparición de aquél; su misión original fue la defensa de las iglesias como torre de atalaya. Por otro lado, durante la Edad Media, puede considerarse la campana como instrumento militar, ya que a su son se reunía la mesnada para marchar a la guerra: la campana del castillo hizo las veces de corneta de órdenes del señor feudal.

Este papel de la campana transcendió al Renacimiento y hasta el siglo XVII existió un privilegio de apropiarse el maestre o jefe superior de la artillería de las campanas de las iglesias de las plazas tomadas, por asalto o capitulación. Generalmente la población las rescataba a gran precio, por lo que vino a ser una contribución de guerra. La costumbre fue reiniciada por Napoleón y los franceses exigieron rigurosamente las campanas de España durante la Guerra de Independencia.

Sólo en la baja Edad Media el control de las campanas queda en manos de la Iglesia.

La fabricación de las campanas tenía un gran coste y este se financiaba con el dinero de los pobladores del lugar y su toque quedaba en manos del sacristán, exceptuando los toques del concejo que caían en una persona elegida por el comÚn, más ni siquiera esto escapaba al control eclesiástico ya que la costumbre en estos pueblos era la de celebrar concejo en la puerta de la iglesia a la salida de la misa. También desde el punto de vista artístico se notaba su poder puesto que las inscripciones que se hacían en las campanas, segun consta en los contratos que se hacían entre los templos y los fundidores, eran los eclesiásticos los encargados de dar los texto que se deseaba figurasen en el bronce.

CAMPANEROS


Los fundidores o maestros de hacer campanas de más fama desde la Edad Moderna, son los trasmeranos, entre los cuales, la lucha por el control de los mercados llevó en algunos casos a repartos amistosos de los territorios de los obispados: hasta el siglo XX su trabajo era itinerante; así podemos constatar elk caso del maestro campanero Manuel Ballesteros Lastra, proveniente de Meruelo se afincó en Rubayo y fue alcalde de Marina de Cudeyo entre 1891 y 1893.....

En las actas municipales de Marina de Cudeyo podemos seguir el nÚmero de licencias solicitadas por el susodicho Manuel Ballesteros, normalmente de entre uno y tres meses, para realizar su trabajo en distintas parroquias fuera del municipio, hasta el punto de que llegó a pedir licencia en su primera sesión municipal como alcalde. En 1893 decidió no presentarse a la reelección por la dificultad de compatibilizar ambas funciones.........."

Los Únicos campaneros que quedan en Cantabria, estan en nuestro valle del Miera; en concreto, en el lugar de Gajano en el municipio de Marina de Cudeyo. Son los hermanos Portilla, Abel y Marcos. Tuvimos el honor de contar con Abel Portilla en el Encuentro celebrado el 18 de noviembre Último, quien nos enseñó todo el proceso de fundición de las campanas, a través de una serie de diapositivas que él mismo había realizado y su inestimable explicación.

En una entrevista anterior que hicimos a Abel Portilla nos contaba que llevaban 10 años en Gajano como campaneros, aunque vieneN de familia de campaneros, remontándose, segun los datos históricos sacados del catastro de Ensenada, al siglo XVII. Su abuelo, también campanero era Marcos Portilla Linares. Es el linaje de Los Linares quien tiene la tradición de las campanas y, cómo no, descendían de la zona de Meruelo, de donde descendía el famoso Gorgojo que hizo la campana de la Catedral de Toledo (la campana más grande de España, 20 toneladas).

Muchas cosas nos contó Abel, en quien encontramos un hombre amable y enamorado de su trabajo.

Adrian SETIÉN

Nota de "Encuentros Trameranos".- Insertamos aquí parte de la exposición escrita que el historiador y colaborador de ENCUENTROS TRASMERANOS, Adrian Setién, realizó con motivo del Encuentro que dedicamos a los campaneros.

  • PORTILLA, HERMANOS (GAJANO) (MARINA DE CUDEYO) : Inventario de campanas
  • PORTILLA, HERMANOS (GAJANO) (MARINA DE CUDEYO) : Intervenciones
  • Campaneros: Bibliografía
  • Campanas (historia general y tópicos): Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © SETIÉN, Adrián (2000)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 14-12-2017
    Convertir a PDF