MURILLO, Ángela - La restauración de las campanas de la Catedral que propone un experto costaría 150.000 Euros

La restauración de las campanas de la Catedral que propone un experto costaría 150.000 Euros

Campanas de la catedral de Badajoz

Así se desprende del Inventario de las Campanas de España que el Ministerio de Cultura ha encargado al antropólogo valenciano Francesc Llop i Bayo El templo conserva un esquilón gótico fundido en 1549

Se puede decir que el tañer de las campanas es música celestial para el antropólogo valenciano Francesc Llop i Bayo, designado por el Ministerio de Cultura para elaborar el primer inventario de las campanas de 90 catedrales de España, incluidas las de Badajoz, Cáceres, Mérida y Plasencia.

Llop i Bayo, miembro del Gremio de Campaneros Valencianos -dedicado a recuperar la tradición de tocar las campanas manualmente y al estudio, investigación, conservación y seguimiento de las restauraciones de campanarios- inició un estudio particular en 1993. Sin embargo, hasta el pasado mes de agosto el antropólogo no realizó una visita a la capital pacense con objeto de recabar los datos para redactar un prolijo estudio sobre las campanas de la Catedral de San Juan Bautista.

Entre otros aspectos, el informe señala que la torre conserva un singular conjunto de nueve campanas: siete de uso litúrgico, de las que sólo una conserva la instalación original, y dos más para los toques del reloj. «Las ocho campanas ubicadas en las ventanas fueron mutiladas en el momento de la sustitución de los yugos de madera, ahora desaparecidos, por los de hierro fundido actuales», señala el autor.

Cinco de estas campanas llevan nombre de santo o advocación mariana: San Juan de Ribera (fundida en 1975), Santa María del Pilar (1957), otras dos dedicadas a San Juan Bautista (1850 y 1893), San Juan Macías (1975) y Santa Cruz (1549). Ésta última es una gran campana gótica, firmada en 1549 por un campanero llamado Barzena, «quien a su vez pudiera estar relacionado con Juan Labarzena, encargado de fundir años antes el esquilón gótico de la catedral de Plasencia», añade.

Bien de Interés Cultural

Para alcanzar una mayor protección de la campana «Santa Cruz», Llop i Bayo propone que «se incoe expediente de inclusión como Bien Mueble de Interés Cultural», lo que supondría una garantía añadida al título de Bien de Interés Cultural que la Catedral ostenta desde 1931.

A lo largo de su estudio el antropólogo destaca que la torre de San Juan Bautista se diferencia del resto de catedrales españolas por ser la única que no tiene techo en su sala de campanas. «Más allá de los dos espléndidos balcones renacentistas (que corresponden a estancias de la antigua casa de los campaneros), su principal característica es la ausencia de cubierta». Esto supone una mayor exposición a las inclemencias del tiempo que «genera consecuencias sonoras irrepetibles, pues no hay una superficie, plana o curva, que rebote y expanda los sonidos de las campanas en todas las direcciones».

En cuanto al estado de conservación, el antropólogo señala que las campanas han sufrido diversas modificaciones, habiendo sido mecanizadas -en 1975 se electrificaron seis campanas y el reloj-, «aunque aún quedan elementos para reconstruir alguna instalación de corte tradicional». Así, en la caseta de la sala de campanas hay diversos pasadores, agujeros en el muro, con un trozo de madera taladrado, por donde pasaban y desgastaban las cuerdas de tocar desde abajo; «aún se conservan algunas de esas cuerdas, mientras que en las dos campanas mayores se sustituyeron por cadenas y poleas», explica.

Restauración

La práctica totalidad de las campanas de volteo están torcidas, «esto quiere decir que no se quedan paradas verticales, indicio de tener al menos alguno o varios tornillos de sujeción flojos cuando no rotos, aunque no sería improbable, vista la mala calidad de los yugos de esas campanas, de hierro mal fundido, que los citados contrapesos tuviesen fisuras, con consecuencias graves e imprevisibles». Con estas conclusiones en la mano, Llop i Bayo propone una «urgente restauración en la que se deberían sustituir los yugos existentes por otros de madera, además de instalar nuevos motores que posibilitaran el acceso de una persona para hacer sonar las campanas de forma manual. El antropólogo calcula que el coste de estos trabajos ascendería a 150.000 euros.

Por otra parte, el informe pone de manifiesto que la caseta del campanero conserva, entre elementos de gran valor patrimonial, trastos, badajos rotos, restos de cables y otra basura. En cuanto a la instalación eléctrica de este habitáculo, se critica que los cables estén «tirados por el suelo saliendo por uno de los antiguos agujeros por donde pasaban las cuerdas de tocar las campanas desde la casa del campanero».

Ángela MURILLO
"Hoy Digital" (19/12/2005)
  • BADAJOZ: Campanas, campaneros y toques
  • BÁRCENA, JUAN DE LA: Inventario de campanas
  • : Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © "Hoy Digital" (2005)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 26-06-2017
    Convertir a PDF