CASES, Bartholome - Campanas sin vida, campanas con alma

Campanas sin vida, campanas con alma


Oración panegírica gratulatoria, que en la Iglesia Parroquial de Sª. Catalina Martir de la Ciudad de Valencia, por averse colocado seis campanas en su torre, predicó el m.r.p.m.fr. Bartholome Cases, trinitario calzado. la saca a la luz, y dedica a la misma santa, su parroquia



"Laudate eum in cymbalis bene sonantibus: laudate eum in cymbalis jubiñationis" (Psalm. 150. V. ultim)

Dictamen es comun, sin que hasta ahora aya tenido en alguno contradicción, que las Campanas en la Iglesia substituyen por las Trompetas de la ley antigua.......Ordenó el divino Oraculo las legales Tubas, entre otros usos, para mover con sus vozes el pueblo a sus aplausos; y para excitar a las divinas alabanças el pueblo, es uno de los usos a que sirven las Campanas de los Templos...........no debe ya estrañarse esta fiesta de Campanas, pues estos signos son los succesores de aquellos clarines.

Esta fue la fiesta de Trompetas, Campanas de la ley antigua, y esta es oy nuestra fiesta de Campanas, Trompetas de nuestra Iglesia, que por lo nuevo, no solo de su armonia, ni tambien de su fabrica, dan motivo a esta pompa; porque de la estrena de sus vozes para el divino culto se mueve el agradecimiento a celebrar esta memoria, en gracias de que en tan festivos instrumentos logre Dios en esta Ilustrisima Parroquia con mayor aumento su alabança.

...en su nuevo modo de clamor, de las que en este mismo mes, y aun semana, anuncian essas metricas bovedas de metal, no solo en su modo nuevo, si en su nunca, hasta esta fiesta advertido sonido de sus vozes, por aver sido en ella la primera estrena de sus festivos acentos.............tomó la Iglesia la costumbre de tocar festivamente sus Campanas, para convocar, y congragar sagrados concursos.

O! Día verdaderamente alegre, dia memorable; pues moviendo los animos a estos regocijados cultos, excitan a la mayor Magestad para los retornos..........Esta de Campanas, no tiene otro fin, que protestar la grandeza de Dios con vozes, aclamaciones, canticos, Hymnos, tributandole estos sonoros ruidosos obsequios, en mayor reconocimiento de su poder, de su autoridad, y dominio. Te Deum laudamus. A vos Señor, se dirigen todas nuestra albanças, en gratitud de aver dispuesto los corazones de esta ilustre Parroquia, a no reparar en gastos, por dar aumento en essas seis Calandrias de metal, a vuestra veneración. Premiadles el zelo: y a mi, para el desempeño de este panegírico, concededme, por intercesión de vuestra Madre, y nuestra Reyna, el favor de su gracia. AVE MARIA.

....Essa descollada torre, quiero dezir, gracias al Altisimo, que paso a ser Campanario. Ya podremos llamarla Triunfo erigido de muchos triunfos, pues qual otra Torre de David, se miran pendientes en sus ventanas, como de sus omenages, seis campanas, que con mas ruido que los militares escudos, vocean no poca vitoria, en aver redimido esssa excelsa fabrica, de la desautoridad con que la atendian los ojos, porque aun no informava de su ultima perfeccion a los oidos.

Gracias a Dios, que con essos acordes, ereos, religiosos instrumentos echo el resto esta agradecida, devota Parroquia, a los fervores de el culto; pues solo faltava a su complemento, acompañasen a los aplausos, que sacrifica al divino honor en este templo su veneración, las vozes de esas seis lenguas, o plectros de metal. Ahora si, que la alabança en esta Iglesia, espressara mejor los regocijos de una gloria; pues a expensas de su liberalidad ha amplificado la devocion sus armonias, en la musica de sus nuevas Campanas.

Campanas tenemos? A Dios se alaba ya con sus vozes? Pues aquí quedan completas sus laudes; porque de todos los armoniosos instrumentos, que sirven a la aclamación de las divinas grandezas, los que por fin la coronan, son las Campanas.

Ya, Ilustre Parroquia, llenaste la pompa a las celebridades de tu Iglesia; pues tu religioso zelo la ha ennoblecido con estos sonoros instrumentos de metal......

No solo pide David Cymbalos, que con sus acentos deleiten los oidos, si tambien Cymbalos de jubilos. Estos, escribe el Incognito, tocan a los corazones, porque son un aplauso inefable, que tiene en el alma su origen. Y assi, entiende en essos Cymbalos, no los inanimados, sino los racionales, que por la puerta de los labios respiran el regocijo de los pechos. Unos, y otros pide una perfecta aclamación soberana, Cymbalos, o Campanas sin vida, y Campanas con alma: aquellas para los oidos, las otras para los jubilos............. Es esta la vez primera, y unica, que en sus Psalmos introduce David para el culto los Cymbalos: pues si ahora es quando coloca essos nuevos instrumentos, entre tantos como se dedican al honor de el Altisimo; ahora pedirá, que hechos Cymbalos los pechos humanos, resuenen sagrados aplausos en jubilos: porque es devido tributo, exalar en regocijos el alma, al ver, que unas campanas sin vida, hazen ya numero a las consonancias de la divina alabança.

Que bien desempeña la ansia de el Real Profeta esta Ilustre Parroquia! Pues no contentandose con ofrecer al honor divino essos seis ruidosos instrumentos, acompaña sus vozes con regocijos, haziendo de sus labios Cymbalos, o racionales Campanas, que publican en jubilos la reverente gratitud de sus pechos.

Varios son los usos a que sirven. Cinco observo Lorichio, según la costumbre, y ritus de la Iglesia. El primero, para llamar al pueblo. El segundo, para significar, y distinguir los dias festivos; y por esso se tocan, ya pocas, ya muchas, ya las menores, ya las mayores. El tercero, para excitar los animos de los fieles a glorificar a Dios, por los beneficios con que su dignacion favorece al genero humano. El quarto, para mover nuestros corazones a implorar en las necesidades los divinos auxilios; y assi sus toques, ya son festivos, ya lugubres. El quinto, para desterrar las aereas tempestades, y los infernales enemigos, que con ellas solicitan nuestra ruina: ya, porque es natural disiparse a un vehemente sonido las nubes: ya, porque como por su bendicion son destinadas al culto divino, azoran sus vozes a las tartareas huestes, como clamor de Trompetas de el Rey de las luzes. A esto se añade, que como al tocar las Campanas, acuden los fieles a los ruegos, y oraciones, no pudiendo sufrir su bateria aquellas feas esquadras, desaloxan a su pesar las nubes, pertrechos de que suele valerse su rabia, para hazernos guerra.....Y todo trae su origen de aquellas Trompetas de plata que de orden de Dios hizo fabricar Moyses. La variedad en sus mucho modos de clamor, informava ya al Principe, ya a Plebe, ya a todo el Pueblo, de las varias ocupaciones de su destino. Cada distinto modo de tocar, era distinto aviso para lo que devian hazer, indicandoles aquellos alentados metales, advertencias a sus obligaciones. De esso sirven las Campanas en la variedad de sus toques.............

De aquí el misterio de el impuesto silencio a las Campanas en los dias que nos representa la Iglesia la Passion, y muerte de su dueño. Callaron entonces los Predicadores, los Apostoles, que eran sus Campanas. La mayor, que era Pedro, aviendo dado tan gran sonido en aquella altissima voz, que penetro las esferas, despues se bolvio ronca, negando a su Maestro. Otra campana era Judas; pero se rompio, rebentando por medio. Todas las demas, no solo callaron, si que huyeron. Cesaron, pues, essos signos, perdieron la voz essas campanas: y como solo Christo quedó en un madero, donde con todo su cuerpo extendido no paró de resonar acentos de exemplo, paciencia, y amor; en significación de aquel silencio, y esta divina voz, callan las Campanas en aquellos dias, y hablan solo las tablas; porque solo Christo desde la Tabla de una cruz, llamava entonces a todos a la observancia de su Ley.

Esta es la virtud de las bendecidas campanas; Trompetas de la christiana Iglesia, Clarines de el Supremo señor de la Gloria. Armase nuestro comun enemigo, para fomentarnos un precipicio. Desafianos su fama, ya con una tempestad maligna, que levantó su rabia, ya con engaños, con que nos forma lazos para hazernos sus miserables prisioneros: tocanse essas sagradas Trompetas, y perdiendo a sus ruidosos acentos aquella tenebrosa milicia sus fuerças, queda burlada y vencida en sus astucias. ...son instrumentos dedicados al honor divino, excitan con sus toques recuerdos de la Deidad: son Tubas de aquel divino Rey, y su clamor pone en susto hasta el mismo infierno.

Mi principal advertencia consiste, en que aquellos instrumentos significativos de nuestra Campanas, no solo hazian acordar al pueblo de Dios, si que tambien se obligava Dios de su armoniuoso ruido, para acordarse de su pueblo. Lo uno procedia de lo otro; porque moviendonos su armonia a despertar en nosotros la memoria de servirle, no podia dexar de mover a Dios a acordarse de nosotros para favorecernos.

Viose todo en el sucesso de aquella muger, que estando instada de el demonio para ahorcarse, oyó la Campana, que tocava a alçar a Dios. A su sonido moviose a rezar tres vezes el Padre Nuestro. Concluyó la oración, y echose al cuello el dogal; pero rompiose el lazo, y al mismo tiempo dieron los demonios este grito: Agradecelo al Cuerpo de Christo. El toque de la Campana desperto en la muger la memoria de su devocion, y Christo, por ella, quiso acordarse de que era su hechura, para que el diablo no se la llevara.

Pues, fabriquense estas Trompetas en la ley antigua, a que corresponda con sus Campanas la nueva. Sepase por su precepto lo mucho que gusta Dios de que su Iglesia tenga essos ruidosos instrumentos, que fomentando el fervor de la devoción, encienden los animos en cultos de la Deidad. A sus festivos acentos, estudian sagrados regocijos los christianos corazones....Y viva satisfecha esta Parroquia, en que aviendo dado a su Iglesia essos excitantes medios para nuestra conveniencia, y mayor honra de la Magestad soberana, dexa con su piadosa bizarria empeñada a su favor la protección divina, ya que con essos armoniosos plectros, y Cymbalos sin vida, ha sabido dar al empeño de su culto tanta alma.

Cymbalos con alma, que con las vozes de sus jubilos han desempeñado el culto a que les empeñaron essos seis Clarines, pregoneros como de su liberalidad religiosa, de los esplendores de su fama, se ostentan oy todos los Parroquianos, que componen esta Ilustre Parroquia, cuyo festivo placer, bien podré llamar hostia de vociferación.

Si esto es vociferación, sacrificio de fina gratitud vean si desempeña bien la de esta Parroquia, el culto a que le excitan sus nuevas Campanas, pues haze hostia de sus festivos sonidos, para explicar, que los regocijos en que oy rebosan sus Parroquianos.

Menos Campanas satisfacieran con sus vozes a los usos de su institucion; pero no se contento el piadoso zelo de esta Parroquia, en dar solo lo precisso a su Iglesia. Bastavan dos: de esse numero se servia; pero sin deshazerse de su metal, decretó su afecto la nueva fabrica de seis. Es esse numero padre de la armonia. En el se completa la consonancia; y quiso para que fuesse en todos sus modos perfecta, dar seis lenguas al solemne de las divinas laudes. No contuvo a su liberalidad el exceso de el gasto(Fabricaronse en Inglaterra); porque no repara su fervor en expensas de caudales, para empleos, que a Dios le aumentan sus cultos. Haganse essos instrumentos a toda costa: busquense los Artifices mas alla de essos mares, y conduzcanse a nuestra playa desde su fabrica, o fundiciones: sin que esto aya sido desautorizar las habilidades de nuestra patria; que bien acreditadas están en tantas bocas de metal, como en las permanencias de su duración, y en lo sonoro de sus acentos publican desde essos Campanarios, los aciertos de nuestros artifices; si, que a las seguridades de el acierto, han querido añadir la circunstancia de lo nuevo, porque tengan estas de más, lo estraño, y forastero.

......porque siendo necesarios essos instrumentos para las ostentaciones de el culto, sin ellos se han pasado muchos años. Quanto tiempo que atendian los ojos essas torre, que se hizo para campanario, sin Campanas? Para estas se fabricó, y sin su compañía se ha passado hasta ahora...............Pregunto: en que medios afianço estos gastos? En los de la tolerable contribución de sus Parroquianos. De los donativos de su cordial fineza, se executó tambien essa excelsa fabrica. Torre, y Campanas se han hecho de lo ofrecido al templo;

Necesidad tenia esta Iglessia de Torre, y Campanas. No podia a un tiempo ocurrir a ambos empeños, y acudió primero a la fabrica de la torre, como perfección, y parte de el mismo templo; que aun por esso el Campanario se reputa lugar sagrado........Queda desvaneciso el reparo de el tiempo, y llegó ya el tiempo de aver dado como vida a essa obra muerta; pues aunque de metal, se le ha dado mucha alma. Ya puede esse agigantado cuerpo de piedra respirar, pues alienta vozes que se dexan oir. Ya goza la perfección, para la que le levantaron de lo profundo de la tierra; aun por esso, de regocijo pone el grito en el Cielo.....No dexaron sin campanas la torre, que como la labró su industria para Campanario de auqella milagrosa Iglesia, como obra de maravilla, la dexaron con las Campanas perfectamente acabadas.

Ya, Parroquia Ilustre, con essa dadiva diste, no solo cabal perfeccion a essa elevada fabrica, si que con essas lenguas has extendido la pompa a las solemnidades de tu Iglesia. A Dios le has dado, en sus sonoros dobles, musica para su albança. A este venerable Clero avisos, en sus vozes, para su concurrencia a los sacros ritus. A tus Parroquianos, en sus acentos, advertencias para su asistencia a lo divino. A los difuntos, en sus clamores, excitantes medios para sus sufragios. A los vivos, en la distincion de sus toques, recuerdos con que avivar su fervor para los ruegos. A las fiestas, en su armonia, aclamación para el regocijo de sus celebridades. Y en fin, a tu Patrona catalina, nuevo empeño en sus intercesiones, para quantos han contribuido a las circunstancias de el mayor culto en su templo.

Preciosa ofrenda, que a tantos obliga! No lo admiro, son muchos los que honra. Por esso grava en sus metales los nombres, en cuyo honor pretende la devocion dar fee de sus obsequios. De aquí se motiva el vulgar error de llamar bautizo la Bendicion de las Campanas. Lavanlas con agua bendita, las imponen nombres, se nombran Padrinos, y como estas ceremonias tienen alguna similitud con las de el bautismo, llaman bautizar, lo que puramente es bendecir. Este yerro de el vulgo quisieron temerariamente los Hereges imputar a la Iglesia, que esta bien lexos, ni aun de averlo soñado, como lo testifica la misma bendicion en su forma. El imponer a las Campanas nombres, procede de la devoción de los fieles a sus especiales patronos, o santos que venera su Iglesia en sus altares, lo que voluntariamente esculpen en lo exterior de essos aereos vasos, para obligar sus asistencias, siempre que se toquen, contra tempestades malignas, u otras necessidades, e inclemencias.

Y assi, la mayor de essas campanas lleva el nombre de Catalina. Es la titular de esta Iglesia, y se gravó su nombre en la primera campana.......O sagrada Patrona! Sea vuestra intercension la que de a la voz de essa campana, que se esmalta con vuestro nombre, nombre que acredite, no tanto lo armonioso, quanto lo excitante de su sonido, para mover los humanos corazones a lo sagrado de los divinos cultos.

La segunda campana se inscrive con el nombre de Maria Santisima de la Paz. O! sean tan dulces los ecos de essa vuestra campana, que llamando a la unidad de la Iglesia alos fieles, tengan por vuestro medio, el ser medio, que moviendo a congregarse a todos en uno, de hazer en el amor uno a todos.

La tecera campana tiene por nombre el de San Antonio Abad. Y si a los acentos de su nombre se confundia el infierno: disipen, o sagrado poblador de los desiertos, los toques de essa campana, las infernales maquinas, y temiendo su voz, como vuestro nombre, nos libremos por vuestro nombre, y su voz, de los engaños, y assechanças de aquel enemigo comun.

La quarta campana lleva los nombres de San Lorenço y Santa Barbara. Y si Lorenço entibia los materiales incendios, y Barbara dexa sin actividad los rayos: a la armonia de essa campana, que tienen infusos tan sagrados nombres, ni el fuego, en toda la jurisdicción que alcance su consonancia, llegue a ser ruina; ni los horrorosos abortos de las nubes passen a la execucion de sus estragos.

La quinta campana esta señalada con los nombres de San Antonio de Padua y de la Virgen y Martir Margarita. Extiende Antonio su proteccion a lo perdido; Margarita, con la suya, facilita las dificultades de un parto. O! Sirvan los clamores de essa campana de avisos, con que se restauren los mas perdidos, y de seguras confianças para la felizidad de los alumbramientos.

La sexta, y última campana tiene tiene fundido el nombre de S. Eloy , o Eligio, sean los de essa campana tan eficazes, que llegando su voz hasta el cielo, se obligue el cielo a manifestra prodigiosa su voz. O, y que poderosos nombres realçan essos metales! No resuenen en nuestros oidos, que no sean despertadores de veneraciones sagradas a tan singulares Patronos; porque assi, de nuestros obsequios se obliguen sus intercesiones a ponerse de parte de nuestras suplicas.

Acabé el sermon. Solo falta, que este venerable Clero, con su digna cabeza; esta esclerecida Parroquia, con sus prudentisimos Eletos, y Obrero, principales partes de este regocijo, como en el gasto de su armonioso impulso reciban las gracias, que en nombre de su titular, y Patrona la Virgen, y Martir Catalina, les rinde mi afecto..............Essas campanas, que vuestra liberalidad ha ofrecido en honor de Dios a la Virgen Catalina, dadiva es que acredita vuestra galanteria, y vuestra fineza...................Y pues en essos metales aveis añadido Clarines a la sagrada ostentacion de esse supremo Rey de Reyes, añada esse Señor especiales cuidados en aumneto de vuestras dichas, y bienes, de salud, de prosperidad, de vida, de gracia, que a todos nos lleve a la Gloria. Amen.

O. S. C. S. R. E.
Bartholome Cases, trinitario calzado
(Publicado por Antonio Balle en Valencia en 1730)
(Extracto)

  • VALÈNCIA: Campanas, campaneros y toques
  • Campanas (epigrafía, descripción): Bibliografía
  • Matracas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 28-07-2017
    Convertir a PDF