DERF - Un campanario musical, emblema de los 150 años de Esperanza

Un campanario musical, emblema de los 150 años de Esperanza

Una idea novedosa tuvieron los esperancinos a la hora de pensar en los festejos de su sesquicentenario- Celebrarán con campanas musicales la alegría de cumplir años.

La Comisión de Festejos del Sesquicentenario de la ciudad presentó la obra alegórica de los 150 años de Esperanza: un campanario musical, un magnífico instrumento que podrá ser disfrutado por todos los esperancinos y por los visitantes que llegan a la ciudad. Será construido en el Parque de la Agricultura.

La idea que fuera pergeñada en la Comisión de Festejos del Sesquicentenario, a sugerencia del Dr. Horacio Cursack, cuenta con la validación del Foro del Plan Estratégico de la Ciudad y la Región. Empezó a plasmarse con el anuncio oficial que confirma la decisión de concretar el proyecto.

El mismo fue presentado en conferencia de prensa y en la oportunidad, se explicó que "el carrillón es un instrumento comunitario que surgió en los actuales Países Bajos, a mediados del siglo XV. Se desarrolló y extendió en el siglo XVII. La principal diferencia entre las campanas y los carrillones radica en el uso: las campanas siempre tocan porque algo ocurre, mientras que el carrillón puede sonar por el simple, elevado y hermoso motivo de llenar de música el paisaje. Aunque el nombre castizo es campanil con carrillón, creemos que la denominación de campanario musical resulta más descriptiva".

Un texto preparado para la ocasión por el Dr. Horacio Cursack y el Prof. Hugo Zingerling, sintetiza el espíritu y el simbolismo del proyecto: "Las campanas han servido tradicionalmente para comunicar algo. Algunas veces han sido de alerta y otras veces un simple llamado. Hoy queremos usarlas para celebrar: serán expresión de júbilo. Esperanza vuelve a revisar su esencia y convencida de que ha sido llamada nuevamente para señalar el rumbo de la historia nacional, quiere regalarse a sí misma un campanario musical, que augure con sus melodías el futuro venturoso de una gran Nación. Es necesario recuperar la fe y la confianza en nosotros mismos, en nuestras potencialidades, en nuestras manos, en nuestros valores y en que seremos capaces de crear la música de nuestra propia historia. Que el sonido de las campanas acompañe un canto que diga: al gran pueblo argentino salud!".

Memoria descriptiva


En diálogo con El Litoral, el Arq. Ariel Defino, responsable del proyecto, sostuvo que "en una situación de valorizar la expresión de hace 50 años (Arco de la Colonización, como síntesis de dos manos que se introducen en la tierra para generar un cambio agrario-tecnológico) hoy, en el comienzo de un nuevo siglo, se contrapone la idea de elevar una mano buscando el cosmos y llamando desde un lenguaje universal (música) a un nuevo cambio, el cultural".

Para la materialización de estos dos elementos "se optó por materiales con diferencia expresiva, hormigón armado para la mano como significación de la fuerza y rusticidad del material en el correr del tiempo y una estructura metálica compuesta y sistémica para la viga puente manifestando el orden urbano y como parte del proceso productivo industrializado. Quedando así expreso los tres procesos más marcados en nuestra región agro-industria-construcción, como engranajes base de una sociedad en crecimiento".

En este sentido "a este elemento (mano), lo acompaña una serie de espacios y semiespacios que generan un conjunto en su totalidad donde semánticamente se puede leer la historia de la ciudad mediante signos y símbolos", dijo Defino.

Son partes del conjunto: la fuente, que expresa el río Salado como puerta Este de la ciudad; los surcos, como producción agraria; la mano, como acción del hacer; viga puente, como grupo social; escenario, como expresión de mesa donde se reúne la sociedad para ocasiones especiales; servicios, sala de comando, vestuarios y grupo sanitario; plaza ancla, como hall de distribución central; anfiteatro, con una expresión lúdica con un uso espontáneo; tres placas, utilizadas como elementos de contención y de expresión institucional donde quedarán expuestos mediante manifestaciones artísticas cada cincuenta años de la ciudad.

Un repaso en la historia


En un breve repaso, el arquitecto Ariel Defino contó que "las ciudades latinoamericanas tienen un centro que es la plaza, donde comúnmente transcurren las manifestaciones no sólo políticas y sociales, sino también de alegría. Allí las plazas presentan sus monumentos".

Según el profesional "los monumentos están destinados a significar hechos trascendentes de la vida de los pueblos. Son obras del hombre erigidas bajo diferentes formas y expresiones, desde los tiempos más remotos de la historia. Gestas heroicas, vidas ilustres, exaltación de valores, creencias, sacrificios, triunfos, tragedias, todo cuanto hace vibrar a los grupos humanos, son temas inspiradores capaces de crear símbolos, y mediante éstos, ennoblecer o también rebajar. Desde la basta piedra hasta las colosales arquitecturas, todas han tenido su hora bautismal.

"El humano necesita hacer presente un momento en un lugar. Justamente, éste es el momento de los 150 años. Cuando se cumplieron los 50 años, el primer movimiento que se hace es en homenaje a la tierra patria, se conmemoró esa fecha con el Monumento a la Agricultura, en el cual se sustenta la Patria con San Martín en lo alto y con una base agraria, donde se especifica el nombre de los colonizadores. Es decir, la Patria está sustentada por la cuestión agraria desde el trabajo, el esfuerzo y la colonización misma".

Para los 100 años, "en una situación mucho más moderna, ya se trata de escenificar una síntesis morfológica que es el Arco de la Colonización, donde dos manos se introducen en la tierra, llamando a Esperanza de la producción agraria y cambio tecnológico", expresó.

Ahora, "para los 150 años se propuso un lenguaje universal. Por eso se propone un nuevo cambio: el cultural. La idea seleccionada responde a una mano en alto. Hace 50 años se introdujeron las manos en la tierra, hoy la elevamos para que suene este lenguaje, y como herramienta básica del ser humano: una mano en alto haciendo sonar las campanas, y acompañada por muchos otros elementos".
Entonces, concluyó el arquitecto "la propuesta es sacar una de esas manos de adentro de la tierra, convocando a la música: elevarla por la alegría de poder llegar a los 150 años; subo para celebrar y festejar el tiempo transcurrido y a convocar al cambio desde lo cultural. Más allá de lo cultural y educativo, creo que hay que lograr un cambio cultural frente a la actitud que uno tenga frente a la vida".

Tres obras colosales


50 años de la ciudad en 1910, el Monumento a la Agricultura Nacional se proyecta erigir en el centro de la Plaza, tiende a conmemorar la independencia argentina, sobre cuya base descansa la soberanía nacional y la gratitud de los extranjeros.

100 años de la ciudad en 1956, Arco de la Colonización Argentina constituye una obra de ingeniería moderna en su severa y monumental arquitectura signada de un simbolismo profundo: dos brazos en arco cuyas manos hunden los dedos en la tierra.

150 años de la ciudad en 2006 El carrillón: las campanas, posiblemente, se refieren a una comunidad de corazones, a un conjunto de gentes que comparten espacio y tiempo, historia y destino.

El campanario musical (carrillón), al menos en nuestros tiempos, ya no parece convertirse en aquel símbolo de independencia municipal frente a la iglesia, ni en un constructor de mensajes que discriminan a sus oyentes: la música suena por encima del espacio colectivo y reúne a todos en una especie de comunidad de oyentes, en un inmenso auditorio.

El dato


La obra está prevista inaugurarse el 8 de setiembre. Es pensado, ideado, proyectado y construido por esperancinos para esperancinos por el Arq. Ariel Defino y en la parte de Cálculos por el Ing. Luis Lombó.

DERF
DERF Agencia de Noticias (05/02/2006)
  • ESPERANZA: Campanas, campaneros y toques
  • Campanarios: Bibliografía
  • Carillones: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © DERF Agencia de Noticias (2006)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 24-10-2017
    Convertir a PDF