VAREA, Paco - La campana de la discordia

La campana de la discordia

Comerciantes y vecinos discrepan sobre la reanudación de los toques nocturnos

Volver a escuchar a la Micalet desde la Catedral por la noche no desagrada pero tampoco llega a agradar. La propuesta del presidente de la Associació de Campaners de que vuelva a escucharse ha generado una disparidad de opiniones. Unos aseguran que a quienes molestaba hace años es a los nuevos residentes mientras otros recuerdan que ha marcado una época y se han hecho para oirlas.

Ciutat vella. Las campanas del «Micalet» sólo se oyen durante el día.

Que las campana Micalet vuelva a tañer o no para dar las horas por la noche ha generado una amplia división de opinión entre quienes cada tarde pasean por la plaza de la Reina y de la Virgen. No existe, pues, una opinión unánime de que vuelva a escucharse sino todo lo contrario una notable divergencia entre comerciantes, vecinos y personas que atraviesan la zona. Ellos recordaron que ninguna campana de templo alguno de la urbe tampoco se escuchan en horas nocturnas.

Adelina Alonso, una vecina que reside en la avenida del Oeste, es partidaria de que vuelvan a escucharse. «Siempre me ha gustado el sonido de las campanas. Es como si fuera la voz de dios. Hace poco escuché un gran volteo y fue impresionante y mire vivo cerca y nunca las oí durmiendo cuando sonaban. A unos les podrá gustar o no pero ésta es mi opinión», comentó.
José Luis Viñas, dueño de un comercio de indumentaria, es partidario de volver a escuchar las horas durante la noche «pero a quienes verdaderamente molestaba el sonido de la campana es a las personas de fuera, a quienes han venido a vivir a ésta zona hace poco tiempo. Para mi es el sonido de la noche», explicó.Un vecino de Russafa que salía de la Basílica no era de la misma opinión. «En mi barrio tampoco se escuchan el sonido de las campanas de San Valero pero no lo echo de menos. Creo que la noche es para descansar». Igual opinión tenía Francisco Javier Alpuente, que cada tarde acude a la plaza de la Reina a pasar unos momentos en los bancos de mármol. «La gente necesitamos descansar. A mi me parecería mal que volvieran a sonar», dijo.

Otro comerciante de la plaza de la Reina, Fernando Gallart, es partidario de que se escuchen pero a él no le molestaría «porque tengo el comercio cerrado pero, y a ver quien lo niega, las campanas están hechas para sonar. A mi me parece bien y algunos vecinos clientes nuestros tampoco les parece mal». No son de la misma opinión tres personas que paseaban por la plaza de la Virgen. Ellos coincidieron en manifestar que «hoy día todos tenemos reloj, móviles o cualquier otro aparato donde podemos ver la hora. Creo que por la noche no deben volver a escucharse porque se merecen descansar los vecinos. En otras épocas las campanas avisaban sobre otros aspectos, como las fiestas o el cierre de las puertas de la muralla, pero hoy día lo vemos innecesario porque los tiempos han cambiado». De todas maneras, la Associaciò de Campaners ha ha dado el primer paso para la vuelta del sonido del Micalet pero podría chocar contra una norma municipal.

VAREA, Paco
Levante - El Mercantil Valenciano (20/10/2006)
  • VALÈNCIA: Campanas, campaneros y toques
  • Ruido y denuncias: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Levante - El Mercantil Valenciano (2006)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 26-06-2017
    Convertir a PDF