ALÓS, Carlos - Rescate desde lo alto del Micalet

Rescate desde lo alto del Micalet

Faltaban cinco metros. La escalera no alcanzaba
Faltaban cinco metros. La escalera no alcanzaba

Los bomberos logran bajar a una turista con la cadera rota por una escalera que no alcanzaba la torre

El rescate de una mujer que se rompió la cadera ayer por la tarde en lo alto del Micalet tuvo final feliz. Hicieron falta dos horas de trabajo, la movilización de una veintena de bomberos, policías y sanitarios para que Celine, una turista francesa de 65 años, pudiera ser trasladada al hospital desde lo más alto del campanario de la catedral. Había quedado postrada tras resbalar con el altillo desde el que contemplaba el atardecer valenciano.

Nadie recordaba una hecho similar. Unas 300 personas se agolparon junto a la puerta de los Hierros para presenciar el desenlace. Un grupo de turistas franceses había coronado la torre sobre las 18 horas. Uno a uno subieron los 207 escalones de piedra del torreón gótico. En la terraza, la mujer resbaló, según contó uno de los turistas del grupo que acompañaba a la francesa. Todos esperaban nerviosos el rescate mientras los bomberos mantenían informada a la hija, la única que hablaba castellano.
Los bomberos pusieron en marcha un espectacular dispositivo. Inmovilizaron a la mujer con lo que denominan «colchón de vacío» para bajarla por el interior de la torre y la tuvieron que sedar para calmarle el intenso dolor.
Pero la estrecha escalera de caracol lo impedía por lo que activaron un plan B: Extender una escalera metálica y bajar a la mujer con una tabla de rescate.

Cincuenta metros de guía metálica

Pero la escalera más larga de la que disponen los bomberos de Valencia mide 50 metros y la torre, con barandilla incluida, se eleva más allá de los 55, según contaba el concejal de Seguridad Ciudadana, Miquel Domínguez. «Vamos a recibir una más larga en junio o julio, pero aún no la tenemos» , se lamentaba. Los cinco metros que separaban la escalera de la barandilla obligaron a uno de los bomberos a escalar con cuerdas hasta donde se encontraba la turista que ya había sido inmovilizada. Pero, el tiempo pasaba y la mujer seguía en lo más alto. Descartado el rescate aéreo porque según el sargento José Varea que dirigía la operación «no era necesario» , entre el público comenzaban a surgir todo tipo de comentarios. «Si hubiera venido un helicóptero ya la habrían operado y todo» , decía un hombre. «¿A quién se le ocurre con esa edad subir hasta arriba . Seguro que no es de Valencia» comentaban Dolores y Encarna . «Me ha quitado las ganas de subir; iba a hacerlo mañana pero cambiaré de plan», añadía Terry. «Las vacaciones ya se le han acabado. Fíjate ya no se olvidará nunca de Valencia», comentaban en otro corrillo. Tras un complicado descenso, la mujer fue introducida en una ambulancia y trasladada a un hospital. Sergio, uno de los bomberos que participó en el rescate, afirmaba que nunca había tenido que afrontar una situación «tan complicada» tanto por la altura a la que se realizó el rescate como por la situación de la mujer. Al final, el público prorrumpió en aplausos y los bomberos tuvieron que saludar desde la plaza a los congregados. Misión cumplida.
ALÓS, Carlos
Levante - El Mercantil Valenciano (27-04-2007)
  • VALÈNCIA: Campanas, campaneros y toques
  • Campanarios: Bibliografía
  • Visitas a campanarios: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Levante - El Mercantil Valenciano (2007)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 28-03-2017
    Convertir a PDF