R. M. V. - Un concierto para cien iglesias

Un concierto para cien iglesias

La embajada de España ante la Santa Sede, en colaboración con la Generalitat Valenciana, programó para ayer un concierto de campanas con motivo del anuncio del jubileo del año 2000.

El concierto O Roma Nobilis, que el compositor y musicólogo valenciano Llorenç Barber celebró ayer en 64 iglesias de la capital italiana, es el pórtico de las actividades del jubileo del año 2000.

«Serán 20 kilómetros cuadrados de platea sonora, un aperitivo para el del año 3000», bromeó el mÚsico, afirmando que es un concierto «sin sillas ni primeras filas, sólo campanas y más campanas».

Ayer el presidente de la Generalitat Valenciana y la directora general de Bellas Artes y Promoción Cultural asistieron al concierto de las cien iglesias desde la terraza de la embajada de España, después de la firma del convenio con la Fundación Memmo para la exposición sobre los Borja y de visitar por la tarde las tumbas de los papas valencianos en la iglesia de Santa María de Montserrat.

La propuesta del Concierto para cien iglesias del compositor Llorenç Barber se convirtió en un acontecimiento cultural, y adquiere una dimensión histórica. Al elegir el día de San Pedro como fecha del concierto se constituye también en una homenaje a la figura pontificia.

Con esta obra, Barber convierte a Roma en el trasunto de las iglesias rurales valencianas. «Su cósmica reverberación, su magnetismo, asoma, concomitante, todavía (¿no será un repetir ritualizado de una gesta Única: las campanas de mi pueblo?)», ha afirmado Barber. Las imponentes campanas de Roma simbolizan en cierta forma un reconocimiento a esas iglesias domésticas con las que crecieron generaciones de valencianos, que sabían del tiempo por el toque del alba, el coro matutino, la misa mayor… gracias a los campaneros, depositarios y continuadores de una tradición que se remontaba muchos años atrás, y que ya desde el siglo XV quedaba fijada en consuetas y documentos.

«En la Roma de las grandes basílicas, de la Iglesia triunfante del barroco berniniano, pueden reivindicarse las campanas de nuestro pueblo.» Llorenç Barber juega con este sentido tradicional y con el espacio ciudadano contemporáneo. Recupera la función lírica y armónica de las campanas en las que un mensaje originariamente informativo deviene en distancias, timbres, alturas y proyecciones, «convirtiendo a barrios y plazas en cajones que transportan y conforman sonidos complejos que hacen tropezar resonando».

R. V. M. - València
"Levante - El Mercantil Valenciano" 29/06/1999
  • ROMA: Campanas, campaneros y toques
  • Conciertos de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Levante - El Mercantil Valenciano (1999)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 21-11-2017
    Convertir a PDF