RODRIGO, Berta - Los campaneros piden poder tocar desde las ocho de la mañana hasta medianoche

Los campaneros piden poder tocar desde las ocho de la mañana hasta medianoche

El gremio alega que la ordenanza “no contempla esta tradición” y la convierte en “ilegal”

Dos campaneros voltean las campanas de El Micalet
Dos campaneros voltean las campanas de El Micalet

Si la nueva Ordenanza municipal de protección contra la contaminación acústica entrara en vigor mañana mismo las campanas de Valencia dejarían de sonar por imperativo legal.

El nuevo reglamento contra la contaminación acústica, que tiene como uno de sus principales objetivos mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, no regula el ruido que provocan las campanas de las múltiples iglesias de la ciudad.

Y aplicando la lógica “lo que no está en la norma no existe, y por tanto es ilegal”, señaló ayer el portavoz de los Campaners de la Catedral de Valencia que para curarse en salud han presentado una alegación a la nueva ordenanza en la que el mismo gremio propone las soluciones.

Previo a la propuesta, el gremio explica al Ayuntamiento la necesariedad de regular el toque de campanas “puesto que es un sonido patrimonial y por tanto debe estar protegido”, señaló ayer Llop quien recalcó en reiteradas ocasiones que el toque debe estar de manera forzosa incluido en la nueva ordenanza.

Así, desde el gremio se propone que todos los campanarios de la ciudad tengan vía libre para tocar desde las ocho de la mañana hasta media noche. En estos toques están las horas, las misas y los que marcan las fiestas.

El Micalet, una excepción

La única excepcionalidad se le daría a la Catedral. El campanario del Micalet por su peculiaridad se le permitiría dar las horas las 24 horas del día. Llop justifica esta medida aludiendo a la tradición y es que este campanario “toca de día y de noche desde el año 1374 y son los suficientes años como para que lo siga haciendo”.

Desde el gremio se señala que la propuesta lanzada es razonable puesto que a su parecer permite conciliar posiciones: “es fácil encontrar una solución parar que todos podamos disfrutar de nuestros derechos; quienes quieran descansar y también quienes quieran escuchar las campanas”, indicó Llop.

Así, también apuntó que en la actualidad no un hay un gran número de templos que den las horas nocturnas, con lo que el trabajo de adaptación a la nueva normativa puede ser relativamente fácil y alterar muy poco la cotidianidad.

Llop señaló también que pueden buscarse alternativas para el sonido de las campanas, haciendo referencia –sobre todo– a los templos de nueva planta. Un caso muy particular es la iglesia de San Josemaría, situada en el barrio de Campanar, que se encuentra en las inmediaciones del Hospital Arnau de Vilanova.

Esta cuenta con un campanario de 35 metros de altura donde todavía no se han instalado las campanas.

Según Llop para estos casos hay alternativas como “colocar sistema carrillón que no es tan sonoro, las campanas suenan de una manera mucho más dulce”, aseguró el portavoz del gremio de campaneros.

Ayer se reunió la Comisión municipal para una primera toma de contacto con las 35 alegaciones presentadas después de que finalizara el periodo para su presentación. Pero está será la primera y la última reunión, porque hasta pasado el verano no se volverá a sentar para retomar el tema.
RODRIGO, Berta
Las Provincias (25-07-2007)
  • VALÈNCIA: Campanas, campaneros y toques
  • Ruido y denuncias: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Las Provincias (2007)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 26-05-2017
    Convertir a PDF