S. G. - La ordenanza del ruido deja fuera de regulación el sonido de las campanas

La ordenanza del ruido deja fuera de regulación el sonido de las campanas

Los Campaners de la Catedral piden la excepción y que sólo el Micalet suene por la noche

La nueva ordenanza de ruido que prepara el Ayuntamiento de Valencia adolecía de un olvido histórico: las campanas de las iglesias de la ciudad. La asociación de Campaners de la Catedral ha presentado dos alegaciones para subsanar este vacío que dejaba cada tañido en la ilegalidad -o, cuanto menos, en la alegalidad- por superar el índice máximo permitido de decibelios. Piden, como las fiestas y la pólvora, ser una excepción, pero con límites: sólo el Micalet podrá sonar por la noche.

Francesc Llop, presidente de la Associació de Campaners de la Catedral, explica que «las campanas son la voz más antigua del pasado, nunca un ruido, sino un sonido patrimonial» . Con este bagaje -hay campanas sonando en las calles de Valencia desde el año 1238- la entidad pretende que los responsables municipales eleven a la categoría de excepción por razones culturales, patrimoniales e históricas los toques.

El borrador de la ordenanza -como la vigente en la actualidad- y las leyes sobre contaminación acústica no incluyen referencia alguna a las campanas. De modo que, con el sonómetro en la mano, todas incumplían la norma (máximo de 45 decibelios por la noche y 55 por la mañana en general). Los campaneros, explica Llop, abogan por su conservación y ésta pasa por el reconocimiento de las administraciones públicas, aunque sea con limitaciones.

Así, proponen que la única excepción en horario nocturno corresponda al Micalet para dar continuidad a la historia de un reloj que comenzó dando las horas en 1374, lo que le convierte en el más antiguo de la Corona de Aragón. El resto de campanarios sólo podrá tener horario matutino. También relojes institucionales o semi -el del propio ayuntamiento o el de Correos- continúan marcando el tiempo por la noche.

La asociación de campaneros recuerda que en la misma ordenanza se establece -por deseo de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, tras la polémica de los carnavales de Tenerife- un «blindaje» de las fiestas de la ciudad y el mismo ayuntamiento defiende la excepcionalidad con el uso de la pólvora.

De momento, las campanas del Micalet no suenan por la noche. La Catedral adoptó esta decisión en julio de 2005 después de recibir algunas protestas de vecinos. Entonces, tal como informó Levante-EMV , el propio cabildo estableció un horario de silencio entre la medianoche y las ocho de la mañana. Llop, campanero y antropólogo, ya defendió que el Micalet debería dar las horas sin interrupción, que esto no ocurre con otras ciudades de España y Europa. Los cuartos ya habían dejado de marcarse con anterioridad durante la noche.

El Cabildo se mostró comprensivo con los residentes de la zona pero también abierto a recuperar los toques. La ordenanza, de aprobarse la alegación, le daría respaldo normativo.
S. G.
Levante - El Mercantil Valenciano (25-07-2007)
  • VALÈNCIA: Campanas, campaneros y toques
  • Ruido y denuncias: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Levante - El Mercantil Valenciano (2007)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 23-07-2017
    Convertir a PDF