ARCHIVO HISTÓRICO DE SANTIAGO - La Iglesia Paroquial Mayor Hoy Catedral de Santiago el Mayor

La Iglesia Paroquial Mayor Hoy Catedral de Santiago el Mayor

La iglesia parroquial mayor de Santiago- hoy catedral de Santiago el mayor monumento republicano de su época más hermoso que nuestro país posee en la región cibaeña. Referimos, así mismo, al templo que construyera el genial maestro de obras santiagues don Onofre de Lora. Iglesia que fue bendecida el 21 de Enero del año 1895.

Cabe evocar, como preámbulo, que desde tiempos coloniales hubo frente a la plaza de armas que cedió su cancha en 1884 al parque de recreo, o central, hoy Duarte una iglesia parroquial mayor en Santiago de los caballeros y que esta estuvo ubicada donde lo esta la actual que fue elevada a categoría catedralicia durante lapso del Trujillo.

Este primer templo lo hemos visto dibujado en distintas gráficas y de distintas maneras. Una con su campanario como torre separada del cuerpo de la iglesia. Y en un antiguo dibujo de la ciudad santiaguesa, anterior sin duda a 1805 puesto que en ella figura en el campanario el reloj publico que se llevaron las huestes haitianas que cometieron el horrendo degüello en Santiago un día de carnaval del funesto año precipitado.

De cualquier modo, el terremoto del 7 de marzo de 1842 derribo aquella iglesia parroquial mayor, como convirtió en escombro toda muestra arquitectónica colonial de la hidalga ciudad de blasona de veneras guías de gules y plata.

El cura don Domingo An. Solano comenzó a reconstruir el derruido templo en 1851 pero una gran plaga de comején hizo su agosto en lo que pudo lograr el padre solano. Luego, en septiembre de 1863, cuando la restauración fue iluminada por el incendio total de nuestra ciudad, el templo fue convertido en cuartel de las tropas españolas. Los soldados allí refugiados taladraron grandes troneras para disparar defensivamente en cada ataque de los restauradores.

El templo actual comenzó a tomar forma en 1868, "siendo cura rector el pbro. Don Miguel Quesada". Pero el constante status de guerras civiles paralizo la obra en 1874 continuo los trabajos que había iniciado el constructor puertorriqueño don Julián Santiago, a quien se considera el maestro de don Onofre. Iban lentos los trabajos por falta de Fondos.

En 1884, en que falleció el padre Quezada, las actividades cesaron tiempo mas tarde, por disposición del Arzobispo Fernando Arturo Meriño fue creada una comisión que encabezaba el gobernador provincial, otros miembros de la misma eran, el cura Foráneo y los señores José Desiderio Valverde, Ulises Franco Bidó, Ml. de Js. Tavares Portes. Esta junta de fábrica inicio los trabajos y en 1888 dicha junta fue numéricamente aumentada con el ingreso de Augusto Espaillat, José Ml. Franco, Abelardo Viñas y otros distinguidos munícipes. Como dijéramos antes fue bendecido este templo el 21 de Enero de 1895. Su altar mayor fue construido por el renombrado ebanista don Paco Fernández. Su primer alumbrado eléctrico fue donación de la casa haché.

El Templo que nos ocupa, hoy catedral santiaguesa, esta edificado sobre un solar de "212 pies ingleses de largo por 80 de ancho". Sufrió daños durante el terremoto que se recuerda como "el temblor de Lilís" registrado al amanecer del 29 de Diciembre de 1897. La misma junta de fabrica que construyo el templo, se encargo de la restauración. De ello se ocupo el Ing. Belga Luis Bogart. A principios del siglo actual volvió a ser bendecida. Cuando la revolución contra el presidente Gral. José Bordas V. Que aquí tomo caracteres de "El sitio de los comeburros" porque se acabaron las provisiones de boca y hubo que comer burros el 30 de Marzo de 1914, la iglesia mayor sufrió graves daños causados por impactos de artillería. Estos desperfectos fueron reparados bajo la dirección del padre Bornia Ariza en común acuerdo con los miembros de la antigua junta de fabrica que sobrevivían, como Ulises Franco Bido y Abelardo Viñas.

Ulises Franco Bido, Durante la etapa de construcción, había recabado del pte. Heureaux $7,000.00 para costear el techo del templo que nos ocupa. Una poderosa firma comercial obtuvo un carrillón, que luego fue desarmado por miembros de la iglesia. Sus campanas permanecían en el campanario Norte, no obstante, en 1959 también atesoraba ese campanario la matraca, aparato con que se "daban las horas" durante los días de semana santa en todos los relojes de campana se silenciaban. Era un gran cilindro giratorio, con pedazos de cueros de res que hacia ruido al "paletear" contra un plano de madera construido para tal fin. Estaba en 8el precitado campanario para 1959.7

El terremoto del 6 de agosto de 1946 agrieto severamente la estructura de la iglesia mayor. Las campanas tocaron solas a las 12:45 p.m. de ese día Trujillo dispuso que se erogara la suma de 25,000.00 para reparación de daños. Entonces fue cuando se le colocaron las agujas, o pequeñas pirámides, que existen en las veras de la puerta del perdón (calle Benito Moncion). Al parecer sufrió daños en sitios claves de algunos de sus arcos.

Las imágenes tridimensionales-santos han sido objeto de veneración tradicionalista en el templo mayor santiagues. La del arcángel, espada en alto. La que dono doña Abua Rodríguez. La santa Lucia que dono Domingo Garris son partes insoslayables del mas antiguos templo santiagues. Hay una inscripción interesante en el dicho cronometro "Domingo Garris regaló este reloj a las 5 de la tarde".......

El ilustre intelectual portorriqueño don Osiris Delgado, elevada autoridad en arqueología y arquitectura colonial, visito nuestra catedral en mayo de 1975 y acerca de este templo escribió lo siguiente: "Respecto a la catedral, es el monumento ecléctico por excelencia de la ciudad. Es la obra capital de don Onofre de Lora. Y no nos cabe duda que las significaciones de la misma transciendan largamente a las propias intenciones del constructor. -Cuajada de romanticismo con sus rasgos neogoticos y por otra parte haciendo alarde de particularidades neoclásicas, como quien dice, cuajada de signos de pasión y razón, de fe en Dios y convicción en la racionalidad, toda ella es el símbolo de un pueblo por subsistir frente a las limitaciones y a la adversidad. Símbolo de la ciudad misma, la preside con orgullo y con desplante temerario frente a la posibilidad de calamidades.

Después de todo ha sido la tónica biográfica de Santiago. (....) no quisiéramos pasar por alto cierto detalle pertinente a la apariencia del interior del templo. Hemos notado el empleo del ladrillo desnudo en la terminación de algunas de sus partes, lo cual nos parece extraño a este tipo de estructura decimonónica. En esta época las terminaciones se hacen con empeñado de argamasa y funalmente se recubre al encalado para ayudar a lograr una impresión de mayor firmeza con colores claros, bien de blanco o matizado de pastel".

"La desnudez del ladrillo puede inducir a la noción errónea de una mayor antigüedad y, si bien implicar cierta concesión al buen gusto contemporáneo a causa de una contrastes de color y plasticidad entre unas y otras superficies: ello va contra el sentido de especialidad que le es propio a esta arquitectura. Además, va contra la evidencia de las terminaciones tal como la practicaron los maestros de obra de finales de siglo".

Datos para la Historia de las Campanas de nuestra Iglesia Mayor

Hoy que la Iglesia Parroquial Mayor de Santiago – Catedral de Santiago el Mayor – repica sus campanas prescindiendo – digámoslo así- del tradicional campanero, cabe evocar la época en que aún sus voces de bronces no eran "eléctrica".

Como todos sabemos que actualmente las campanas catedralicias santiagueras son tocadas haciéndolas sonar automática-eléctricamente. Hace un lapso mayor del decenio que la Catedral fue ocupada en protesta porque se impedía la entrada al país de dos sacerdotes cubanos. Tocando, sin cesar, las campanas fue rota la mayor.

El DIARIO, cotidiano santiagués desaparecido, en su emisión correspondiente al 12 de Marzo de 1913, en su sección ECOS y NOTAS publicó lo siguiente "Campanas". Por tren de hoy llegaron las tres campanas magníficas pedidas a Palencia ( España). Una, de doscientos cincuentiséis kilos, regalada por el Sr. Domingo Garris a la I. P. Mayor y dedicada al Santísimo Sacramento. Las otras dos son de 72 y 41 kilos, obsequios de los Sres. Víctor Thomen y Andrés Pastoriza, respectivamente, al Asilo Piadoso de esta Ciudad. Tanto al Cura como las hermanitas demuestran públicamente su gratitud a los señores donantes" (Fin de esta cita).

El precitado cotidiano santiagués, El Diario en su edición del 15 de Abril del mismo año de 1913, informa bajo título de Bendición, en Ecos y Notas también, lo que transcribimos a continuación: "El día 20 del mes actual tendrá lugar en la Iglesia Parroquial Mayor la solemne bendición de una campana mayor que regaló el Sr. Domingo Garris a dicha Iglesia, y de las que donaron los Sres.Víctor Thomen, Pedro Guzmán y Andrés Pastoriza al Asilo Piadoso de esta Ciudad. En la invitación que se pasa para este acto religioso se nos dirigido se lee" y como el Asilo resulta ya estrecha para atender a los ancianos y niños huérfanos destinamos su óbolo a la construcción de un nuevo local, contribuyendo Ud. de ese modo a una obra piadosa de indiscutible progreso y utilidad pública". Damos las gracias por tan atenta invitación y ofrecemos asistir al acto y aportar nuestro óbolo muy gustosos" (Final de la cita).

Don Domingo Garris donó a la Iglesia Parroquial Mayor, también, un reloj de pared que fue tradicional en el hoy catedralicio templo santiagués. Tenía, sobre todo, de partícular la inscripción en el cristal frontal dicho cronómetro. Esta resaca así Domingo Garris regaló este reloj a las 5". Ni fecha en lo relativo a día, mes o año, ni siquiera si a.m. ó p.m.

Ese reloj hace tiempo que la feligresía ha perdido de vista formaba, junto a la campana Mayor, donada asimismo por don Domingo Garris algo tan íntimamente santiagués como lo fue el río Yaque.

Hoy todo es eléctrico. Cambian los tiempos y los relojes dejan de ser sonoramente audibles en su tictac, como en un retorno al ciclo del reloj de sol y los de arena. Muchas cosas nuevas bajo el sol. Pero por ello olvidarse no deberá ser el pasado....

ARCHIVO HISTÓRICO DE SANTIAGO (2006)
  • SANTIAGO DE LOS CABALLEROS: Campanas, campaneros y toques
  • QUINTANA, CAMPANAS (SALDAÑA): Inventario de campanas
  • QUINTANA, CAMPANAS (SALDAÑA): intervenciones
  • Campanas (epigrafía, descripción): Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Archivo Histórico de Santiago (2006)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 25-04-2017
    Convertir a PDF