El campanario de la parroquia recupera su tañido original

Las campanas se colocarán antes del día 20

Las cinco campanas que fueron descolgadas del campanario de la parroquia de San Miguel Arcángel de Enguera a primeros del pasado mes de julio, volverán a ser colocadas en sus puestos originales a principios de la segunda quincena de septiembre, para que esté todo ultimado y listo para que el día 20, fecha en la que comienza el novenario del patrón de los enguerinos, vuelvan a repicar con aquel tañido de antaño.

Dos meses y medio es el tiempo que se necesita para concluir las tareas de adaptarlas a su nuevo funcionamiento, trabajos que se están realizando en los talleres de una reconocida empresa de Atzeneta d'Albaida. Vicent Tomás, encargado de la rehabilitación y restauración, dijo que se electrificarán para el volteo utilizando un sistema innovador que se asemeja al volteo manual y que dicho sistema no impide hacerlo manualmente si así se desea.

Las cinco campanas que actualmente están rehabilitándose para un nuevo sistema de sonido, que no es otro que el tañido que tuvieron hace cinco décadas, fueron todas ellas fundidas en la mencionada localidad de la Vall d'Albaida en los siglos XVIII y XIX. «Micaela»: la más conocida La más conocida para los vecinos es la Micaela, también conocida como Gorda, dado su volumen en peso y sonido. Fue fundida en 1857 y tiene un peso neto de 1.340 kilos de bronce, además del equivalente a un adicional que se le ha aplicado a la campana. María, la segunda por su peso —680 kilos—, fue fundida en 1799 y su lugar de ubicación es el recayente al Horno. En ella figura la siguiente inscripción:«Miguel peleó con el dragón y ganó la victoria. L.S.Y.E.S.O». En la parte de Moreras se ubica la campana María del Rosario, fundida en 1894 y con 460 kilos de peso. San José, en el timple, fundida en 1799 posee la inscripción siguiente: «Y José que era justo M.G.I.». En el cimborrio, la denominada San Vicente Ferrer fue fundida en 1892 y tiene 50 kilos de peso. En mayo de 1951 fueron desmontadas completamente la Micaela, la del Horno y la de Moreras, provistas de cojinetes a bolas y de mayor peso en la trucha o rabaza, para saber el peso de cada una de ellas.

Desde cualquier paraje del extrarradio urbano se divisa la silueta de su gentil campanario, que, con sus 50 metros de alto, complementa la belleza y amplitud del templo parroquial. Construido con piedra clara, siguió el estilo de órdenes clásicos, empleado en la fachada del templo, de herreriana severidad. Los arbotantes están coronados por pináculos; los arcos, pilastras molduras y cornisas le dan cierto empaque neoclásico que no le restan majestad religiosa. Su cÚpula de piedra, sustituida posteriormente por otra de cinc para evitar filtraciones, está coronada por una cruz de hierro forjado, veleta que figura a san Miguel, y pararrayos. Para ascender al campanario existen 92 peldaños hasta las campanas y 34 hasta el segundo cuerpo. Desde su base hasta la plataforma del segundo cuerpo hay 30 metros de elevación y otros 20 hasta la veleta que, unido a la altura que ocupa la torre en medio del pueblo —318 metros sobre el nivel del mar—, hacen que su esbeltez se distinga desde cualquier punto geográfico de nuestro valle, de la Vall enguerina.

Ramón BOYER (Enguera)
"Levante - El Mercantil Valenciano" (13/09/2000)
  • ENGUERA: campanas, campaneros y toques
  • Campanas (epigrafia, descripción): bibliografía general
  • Restauración de campanas: bibliografía general

     

  • Volver a la página anterior
  • Menú inicial dels CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, autor, artículo
    © Levante - El Mercantil Valenciano (2000)
    © Campaners de la Catedral de València (2014)
    campaners@hotmail.com
    Última modificación: 01-08-2014
    Convertir a PDF