BÉRCHEZ GÓMEZ, Joaquín; ZARAGOZÁ CATALÁN, Arturo - El Miguelete

El Miguelete

Alzado, plantas y sección de la torre campanario

La torre campanario de la Seo de Valencia, el popular y querido Micalet, es la más conocida de las torres campanario valencianas. El prisma octogonal de esta torre tiene una altura de 51 metros, longitud igual a su perímetro. Está formada por cuatro cuerpos de la misma altura. Los tres primeros llevan resaltadas sus aristas y limitada su altura por una cornisa. El último, en el que se abren los siete arcos apuntados que alojan las campanas (en el octavo lado está la escalera) está elegantemente decorado. Los huecos de las campanas tienen unas arquivoltas muy adornadas sobre las que se alza un gablete triangular muy agudo. Tanto en el interior del gablete como en las enjutas se despliega la típica labor de claraboya. Por el interior la torre es muy maciza pues sólo en el centro tiene, sucesivamente, tres cámaras abovedadas en los tres últimos cuerpos. De estas son angostas la nave más baja y aun la intermedia, siendo más amplia la alta o de las campanas.

Vista exterior del campanario

La obra fue comenzada en 1381 por el maestro Juliá y su construcción se dilató largo tiempo. El archivo de la catedral custodia el interesantísimo proceso proyectual de la obra. La dirigía, en 1396, Joan Franch. En 1414 el maestro Pere Balaguer cobraba 50 florines por los gastos de viaje realizado a varias ciudades con el objeto de ver campanarios y tomar de ellos “lo más hermoso y conveniente” para el de Valencia. En 1424 se firmaron las capitulaciones entre el maestro Martí Llobet y el capítulo para la construcción del apritador o antepecho.

La obra gótica quedó inacabada, aunque no faltaron proyectos para darle remate. Sanchís Sivera, que cita el Llibre de obres de la catedral, recoge que el maestro Antoni Dalmau realizó una bella mostra (plano o maqueta) de la espiga, la cual, fallecido el autor,
alguns picapedrers de lart anaven darrera a verla. Esta mostra fue comprada en 1453 por el cabildo a la viuda para evitar que gran fretura podria fer per avan sin perdia o pasaba a mas de altre.

Maqueta medieval del remate para el Miguelete

Como a afirmado Chueca Goitia, la torre del Micalet “dejó una secuencia inesperada en la elegante y barroquísima torre de santa Catalina”, y el mismo Micalet no fue ajeno al renovado interés que por el gótico surgió en plena cultura barroca: su espadaña, construida en la tercera década del siglo XVIII, se concibió con arcos apuntados entre ménsulas de recortados perfiles barrocos. Incluso en plena expansión del intransigente acadecismo ilustrado, la torre de Micalet fue admirada. ”... Esta Torre, aunque Gótica, es proporcionada y valiente. Confesemos una verdad: en materia de torres elevadas, como son edificios extraordinarios, y difíciles de reducir a leyes Arquitectónicas, les desempeñaron los Arquitectos Góticos acaso mejor que los modernos, porque la Arquitectura Gótica no conocía leyes, ni commesuraciones”. Así concluía este inesperado elogio de José Ortiz y Sanz, el “vitruviano”, en la oración académica pronunciada en la de San Carlos de Valencia el año 1804.

BÉRCHEZ GÓMEZ, Joaquín; ZARAGOZÁ CATALÁN, Arturo
GothicMed (2006)
  • VALÈNCIA: Campanas, campaneros y toques
  • Campanarios: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © GothicMed (2006)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 30-03-2017
    Convertir a PDF