R. R., L. - Repiques de campana, una tradición que se pierde en Cuenca

Repiques de campana, una tradición que se pierde en Cuenca

Campanas de la Catedral Vieja, unas de las más antiguas de Cuenca.
Campanas de la Catedral Vieja, unas de las más antiguas de Cuenca.

21 escalones de cemento y otras 14 gradas de madera conducen a uno de los campanarios más antiguos de Cuenca: el de la Catedral Vieja.
Desde su altura hacia abajo se observa un túnel, pero hacia el horizonte, el centro de la ciudad se aprecia de manera enigmática.

Una gran campana se muestra para dar la bienvenida, dos medianas están a los lados, y dos más pequeñas en frente. Las cinco hace tiempo atrás fueron protagonistas de un sonido inconfundible en su repicar, pero en la actualidad su melodía no se escucha. Fue en abril pasado cuando sonaron por última vez, por la inauguración de la exposición de arte religioso “ Devoción y Oficio”.

La tradición se perdió, dice Danilo León, guía turístico de la Catedral Vieja. “La razón exacta para su desuso no se conoce a ciencia cierta, tal vez el crecimiento de la ciudad produjo que su sonido no se escuche, el bullicio de los autos y el agitado mundo no permiten prestar mayor atención a parte de la historia”, añade León.

Rosa Quishpe, de 81 años, sale de la iglesia Santo Domingo luego de escuchar misa. Pocas veces acude a éste santuario. Manifiesta que en su época “era bonito cuando se escuchaba el repique de campanas que llamaban a misa, ahora hay que estar viendo el reloj”.

El campanario de Santo Domingo, fue testigo de una de las tradiciones religiosas y que a pesar de todo lucha por mantenerla. En sus 2 torres tiene campanas, 3 a un lado y 2 en la otra. Son 4 medianas y “La Ronca”. Con sus repiques llama a los devotos desde las 06h30 hasta las 18h30. Son de las pocas que aún se mantienen en uso.

En el Centro Histórico, las iglesias del Carmen de la Asunción, San Alfonso y San Francisco, figuran entre las que todavía cuentan con campanarios.

El sonido

- El primer repique es media hora antes de misa, el segundo al faltar cuarto de hora y el último al momento del inicio de la eucaristía.

- Años atrás, en las fiestas de la ciudad era infalible el repique de las campanas, hoy en día las nuevas generaciones ni se percatan de la importancia de ellas.

- Uno de los párrocos de San Francisco, el colombiano Cesar Quiñónez, asegura que en lo posible hacen sonar las campanas, pero para no acabar con la tradición se debe reparar los campanarios, en el caso de su iglesia, las vigas que las sostienen están apolilladas y son una amenaza.

- “La situación económica se suma a la pérdida, ya que se debe pagar a un campanero para que esté pendiente de ellas”, comenta Quinónez.
R. R., L.
Diario El Mercurio (04-09-2007)
  • SANTA ANA DE LOS CUATRO RÍOS DE CUENCA: Campanas, campaneros y toques
  • Campanas (epigrafía, descripción): Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Diario El Mercurio (2007)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 13-12-2017
    Convertir a PDF