PANO, José Luis - La comarca valenciana Morvedre y Salas Altas intercambian toques de campana en la Candelera

La comarca valenciana Morvedre y Salas Altas intercambian toques de campana en la Candelera

El encuentro de campaneros sirvió para conocer el patrimonio sonoro de ambas comunidades

El campanario de la ermita de la Candelera emitía este domingo unos sonidos extraños para los vecinos de Salas Altas. Sonidos antiquísimos que procedían de tierras levantinas y que eran interpretados por la Colla de Campaners de la comarca de Camp de Morvedre, con capital en Sagunto (Valencia). La presencia de estos campaneros la Candelera formaba parte del primer encuentro con los campaneros de esta localidad del Somontano organizado por el Ayuntamiento en colaboración con el Grupo de Estudios de Salas Altas.

Cabe recordar que Salas Altas tiene una estrecha vinculación con las tres campanas de su ermita campanario, todo un símbolo para esta localidad, y que se remonta al año 2002 cuando tras un trabajo de investigación el Grupo de Estudios publicaba un monográfico y un documental realizado por Eugenio Monesma relativo a los toques de campanas existentes en la localidad y realzaba la figura de los campaneros, desaparecida en los años 60 y que la localidad ha conseguido recuperar. Posteriormente en 2005, la localidad se vestiría de fiesta para recibir a las tres campanas de la Candelera que habían sido enviadas a Valencia para ser rehabilitadas.

Los trabajos por conservar un medio de comunicación ancestral con toques exclusivos de Salas Altas ha dado sus frutos puesto que un grupo de quince jóvenes han cogido el relevo de los antiguos campaneros y ahora son los encargados de hacer sonar las campanas con los “toques de muerto” y de “fiesta”, cada vez que se produce un entierro o se celebra la romería de San Jorge o la fiesta mayor. Estos tres son los únicos toques que se han logrado conservar de un total de doce avisos a la población como en caso de incendio, tronada, perdidos, etc. que han sido absorbidos por la modernidad.

Los toques “a muerto” y “a fiesta” o “bandeo” volvieron a sonar este domingo en el encuentro con sus homólogos valencianos. Este encuentro ha supuesto continuar en la conservación de esta tradición como explica Nuria Gil del Grupo de Estudios de Salas Altas. “El Ayuntamiento nos propuso realizar un intercambio con otros grupos de tocadores de campanas para conocer cómo tocan en otras partes del país e intercambiar toques con ellos”, comenta Gil.

La respuesta ha sido “muy buena porque hemos constatado que hay mucha afición sobre todo entre la gente joven que son los que tocan las campanas”. “De nada sirven las campanas si no suenan y ejercen su papel que es la comunicación. Nos parecía que con este encuentro podríamos mantener vivo ese interés por seguir tocando las campanas sobre todo en los momentos de fiesta al año o cuando fallece una persona”. Los toques son tan sutiles que por ejemplo en el caso del “toque a muerto” se puede saber si el fallecido es hombre o mujer o si el toque es la víspera del entierro o el día del funeral.


“La voz más antigua del pueblo”

A través de Fransec Llops el antropólogo valenciano y estudioso de las campanas como medio de comunicación el Grupo de Estudios de Salas Altas contactó con la Asociación Cultural Campaners de Morvedre, cuyos componentes han tocado las campanas en la catedral de Valencia, en Sagunto y en diferentes pueblos de la comarca similares a Salas Altas.

Ignasi Corresa, presidente de este colectivo de campaneros, indica que en la comunidad valenciana “siempre ha existido un interés especial por los campanarios y los toques de las campanas que se diferenciaban de un pueblo a otro”. Esta situación cambio en la década de los 60 con la aparición del sistema eléctrico de volteo de campanas que causó un doble perjuicio: “Destruyeron las campanas porque tuvieron que cambiar sus tradicionales yugos y además destruyeron el sonido. Lo que esas campanas habían hecho hasta 1960 era informar sobre actividades o hechos en los pueblos. Eso lo destruyó el motor y ahora desde los años 80 se han empezado a recuperar los toques y las campanas de los pueblos”. En la actualidad existen seis grupos o collas de campaners en toda la Comunidad valenciana que se dedican a tocar en las campanas de los pueblos, así como a recuperar su patrimonio sonoro.

Para el presidente de la colla de Morvedre la labor realizada en Salas Altas con la recuperación de sus toques “es para estar orgullosos porque todavía mantienen los toques tradicionales. La voz más antigua de un pueblo es la campana. Antes no había radio ni teléfono y la gente se enteraba de todo por las campanas. La tecnología y la mecánica no ha llegado aquí y ojala no hubiera llegado a muchos pueblos de Valencia donde hemos perdido todo ese patrimonio sonoro”, explica Corresa.

El grupo de Morvedre también recalcó el interés por la conservación del patrimonio monumental y cultural que existe en esta localidad a través de su grupo de estudios. “Las campanas son algo más del patrimonio cultural y no se puede diferenciar. El patrimonio cultural de una población es todo y la gente que está interesada por las campanas debe estar interesada por otras cosas. Y aquí eso se ve en la juventud lo que supone que ellos seguirán transmitiendo su patrimonio a sus hijos”, asegura Ignasi Corresa.

Este encuentro tendrá una segunda parte con la visita de los campaneros de Salas Altas a la comarca valenciana y futuras fechas, tras la buena experiencia de este fin de semana.

PANO, José Luis
Ronda Somontano (11-11-2007)
  • SAGUNT: Campanas, campaneros y toques
  • SALAS ALTAS: Campanas, campaneros y toques
  • CAMPANEROS DE SALAS ALTAS (SALAS ALTAS): Toques y otras actividades
  • CAMPANERS DE MORVEDRE (SAGUNT) : Toques y otras actividades
  • Concursos, encuentros, muestras de campaneros: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Ronda Somontano (2007)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 26-09-2017
    Convertir a PDF