AUSÍN, Juan Pablo - Las aves amenazan las campanas de la Catedral

Las aves amenazan las campanas de la Catedral

Tesoros musicales
Recuperar el toque de campanas manual fomentaría la conservación de éstas, además de recuperar una costumbre social


El campanario de la Catedral de Palencia es uno de los que más mantenimiento requiere a causa de la presencia de aves en él. Esa es la conclusión que alcanza un estudio realizado por la Asociación de Campaneros de la Catedral de Valencia en el que se recopilan las 1.076 campanas de 94 seos a lo largo de toda España.

Entre las peculiaridades que se recoge en esta relación de carillones, y bronces, la Bella Desconocida no destaca ni por tener la campana más grande, ni la más antigua, ni por la mayor cantidad de ellas. Destaca por haber albergado el mayor número de nidos de cigüeña (hasta 200), con el consiguiente perjuicio para la estructura; por la ingente suciedad que provocan las palomas, lo que afecta a la sonoridad del bronce; y por el estado de conservación, en general, malo.

Estas fechas, que son de marcado carácter campanero, son también un buen momento para hacer un repaso por uno de los tesoros patrimoniales de la Iglesia y, por extensión, de la sociedad que lo disfruta.

Pero no sólo en ese punto reside el daño que las aves producen en el soporte de las campanas catedralicias (en algunos casos, los nidos de cigüeña pueden llegar a la media tonelada de peso), sino también los deshechos de las palomas. Y es que, tras recorrerse los campanarios de media España, la impresión recibida por el de la Bella Desconocida no podía ser peor para el presidente de la asociación valenciana, Francesc Llop.

Palomas y cigüeñas


«Habría que armonizar el patrimonio natural con el histórico-artístico y no como pasa aquí, que un campanario recién restaurado está hecho un estercolero», señalaba Llop en referencia a los deshechos de las palomas que se cuelan, destacando además cómo cuando inventariaron las campanas palentinas, el 15 de septiembre de 2005, «se habían juntado todas las cigüeñas del mundo».

Y es que la Catedral alberga once campanas de muy variada procedencia, tamaño, factura y fecha, aunque todas ellas con el denominador común de mantener la tradición de ser objeto de convocatoria, alarma y señal, y de haber recibido, hasta la más moderna, su correspondiente bautizo con exorcismo, apadrinamiento, imposición de nombre...

Respecto a la situación de la sala de campanas, Ignacio Delgado, responsable del reloj de la Catedral -que no de las campanas- apuntaba cómo la empresa responsable de realizar el mantenimiento (la misma a la que se encargó una de las campanas del Ave María) debería responsabilizarse de esta situación, coincidiendo con Llop en la malestar por el estado actual del conjunto.

El reloj


«En fiestas como la del Corpus, con el volteo, me preocupa más lo que pueda pasar arriba porque un día podemos tener una desgracia», indica Delgado quien, a la postre, no deja de ser indirectamente a quien más afecta el buen funcionamiento del campanario.

Respecto al reloj, los Campaneros de Valencia también recogen un inventario en el que, no obstante, no aparece registrado el palentino (obra de Moisés Diez de 1911, aunque con antecedentes de cuatro siglos antes) y se cita muy de pasada el Papamoscas.

Rematan -o inician la relación- resumiendo en una cita las impresiones negativas de la torre de la Catedral como «pesada con su (...) sobriedad de ornamentación: es torre militar castellana bien distinta de las de otras (...) sin terminar»... Coincidiendo con los intentos de retocarla que surgen de vez en cuando.
AUSÍN, Juan Pablo
Diario Palentino Digital (31-12-2007)
Nota del editor: la fotografía no corresponde a la Catedral sino a la magnífica torre de San Miguel
  • PALENCIA: Campanas, campaneros y toques
  • Campanas (epigrafía, descripción): Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Diario Palentino Digital (2007)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 28-05-2017
    Convertir a PDF