BARBUZANO, D. - La ciudad pide entrar en el nuevo año con las campanadas de La Concepción

La ciudad pide entrar en el nuevo año con las campanadas de La Concepción

Los colectivos sociales y ciudadanos piensan que si el Obispado y el párroco de la iglesia matriz no permitieron que las campanas tañeran en la Nochebuena por el nacimiento de Jesús, ahora que se trata de una celebración "pagana" la Iglesia no dejará que las damas de bronce anuncien a todos la entrada en 2008.

Los colectivos sociales que pidieron, a través de este periódico, que en la Nochebuena pasada las campanas de la iglesia de La Concepción, fieles a la tradición, anunciaran a las 00:00 horas el nacimiento de Jesús, lo que no se hizo por no cumplir su palabra el párroco de dicho templo ni el Obispado, solicitan que al menos se les dé la oportunidad a todas aquellas personas que se queden en casa hoy para que puedan comerse las uvas como siempre lo hicieron, es decir, al son de las centenarias campanas laguneras, elogiadas por numerosos escritores y poetas de la categoría de Luis Álvarez Cruz, Manuel Verdugo o Nijota.

Si después de un año un poco triste para la ciudad como 2007 con muchos problemas, como, por ejemplo y entre los más recientes, el cierre del mercado o el desalojo del Hogar del Pensionista Padre Anchieta, los responsables de la iglesia de La Concepción, como dicen los laguneros, no permiten que la historia siga su curso y suenen las campanas hoy al marcar los punteros las doce de la noche, "no sólo -dijo un empresario- será tomado como una entrada negativa en el nuevo año, sino que habrá personas que dejarán una huella imborrable en el acontecer histórico de La Laguna al acabar con una de las tradiciones más hermosas al apagar un símbolo de la fe de Aguere.

El Fin de Año tuvo mucha importancia en el pasado, ya que, en tiempos del alcalde Pedro González se organizaban fiestas junto a la torre, con grupos de música traídos incluso de la Península, reparto de cotillones por parte del ayuntamiento y el sonido de las doce campanadas desde uno de los símbolos más emblemáticos de La Laguna, como es la torre, que lleva en pie desde 1694.

Pero el año en que las campanas de La Concepción tuvieron más protagonismo fue en la fiesta Fin de Año de 1985, ya que, con motivo de la entrada en la Comunidad Económica Europea, las campanadas las retransmitió Televisión Española para toda España desde dicho templo.

El alcalde Pedro González y su concejal de Fiestas, Antonio Pérez Carballo, organizaron una gran velada. Se construyó un escenario que abrió sus cortinas al dar las doce de la noche, para dejar ver un enorme 1986, al tiempo que palomas blancas fueron soltadas para que emprendieran un vuelo hacia la libertad. En la torre de La Concepción se iluminaron 12 estrellas de fuegos artificiales simbolizando las doce naciones integrantes de la Comunidad Económica Europea, cuya bandera cayó desde lo más alto de la torre hasta llegar al escenario.

Al sonar la última campanada y tomarse el público la uva número doce, varios grupos folclóricos interpretaron, al unísono, el pasodoble Islas Canarias. En otro escenario, la famosa orquesta Jerusalén amenizó un baile que se prolongó hasta altas horas de la madrugada, donde el público bebió sidra y degustó churros y chocolate en los quioscos instalados al efecto.

El concejal Pérez Carballo dijo en aquel entonces unas palabras que siguen siendo válidas en la actualidad: "Vengan a La Laguna que os recibiremos con los brazos abiertos. Deseamos mostrar a toda España la alegría de los laguneros que contribuyen a que La Laguna sea cada día más una ciudad moderna y con categoría cultural".

Es de destacar que en 1985, la Vigilia de Fin de Año tuvo lugar en la iglesia del convento de Santa Catalina, con unas hermosas palabras de un obispo que siempre será querido en la ciudad como fue Damián Iguacen Borau. En este año, concretamente el día 31, también cl concejal de Turismo, José Luis Sánchez Pérez, anunció la elaboración de una réplica de la torre de La Concepción como distinción del ayuntamiento a los que reunieran lo que dispone el Reglamento Municipal de Honores y Distinciones.

Campanas para la salud

Aunque el Obispado haya tomado en consideración que el sonido de las campanas molesta al vecino que ha pedido que dejen de tocar de noche porque atentan contra su problema de salud, lo que merece el respeto de este periódico y de todos los ciudadanos como lo han dicho en anteriores ediciones, es interesante saber lo que dicen los parapsicólogos:

"La manifestación sonora de la campana penetra en nuestros cuerpos físicos y energéticos, relajándonos, proyectando sus sonidos y abriendo una comunicación interior con nuestros guías espirituales. La campana es un receptáculo mágico y evoca el útero universal, creador de la vida, la fuerza y la energía. Llaman a los ángeles y alejan a los malos espíritus".
BARBUZANO, D.
El Día (31-12-2007)
  • SAN CRISTÓBAL DE LA LAGUNA: Campanas, campaneros y toques
  • Ruido y denuncias: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © El Día (2007)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 18-10-2017
    Convertir a PDF