SOTO HERNÁNDEZ, Iván - Ha vuelto la Monja Beatriz a la Catedral de Durango

Ha vuelto la Monja Beatriz a la Catedral de Durango

El reloj de la Catedral fue repuesto por el Gobierno y el nuevo ejemplar emite melodías cada hora al sonar las campanadas.
El reloj de la Catedral fue repuesto por el Gobierno y el nuevo ejemplar emite melodías cada hora al sonar las campanadas.

Cada hora las campanadas de Catedral van acompañadas de melodías donde resalta la música instrumental y especialmente el arpa. Es parte de la recuperación del primer reloj que tuvo el templo hace dos siglos.

Con inversión de los tres niveles de Gobierno ha sido cambiado el reloj de la Catedral Basílica Menor de la ciudad de Durango. El nuevo es una réplica del primero que se había colocado en la torre hace muchos años.

Atractivo

Uno de sus atractivos es que al tocar las campanas de cada hora sonarán melodías acordes con las tradiciones. Además, a las 21:00 y las 00:00 horas reaparecerá la imagen de la tradicional Monja de Catedral.

Y es que la iluminación del edificio más representativo del Centro Histórico capitalino se apagará automáticamente durante 15 minutos para así poder apreciar mejor la imagen de la monja, como narra la conocida leyenda.

Así pues, se continuará la tradición de una de las leyendas que evoca la Catedral, como lo es La Monja Beatriz, la cual tendrá mayor realce con este nuevo reloj, que al dar la medianoche hará sonar el tema alusivo a esta leyenda duranguense.

Historia

La Catedral Basílica Menor ha sufrido a través de los años diversas modificaciones y una de ellas fue su reloj. El obispo José Tamarón refiere que el primer reloj que se colocó en la Catedral fue fabricado en la ciudad de México por don José Dimas Rangel.

En aquella época quedó instalado en la torre que no tenía campanas y prestó servicio hasta el 15 de septiembre de 1872, fecha en la que se trasladó a la Parroquia de San Juan Bautista de Analco para colocar el actual reloj, que hasta la fecha se encuentra en la torre izquierda del campanario y que fue donado por el rico hacendado, dueño de La Ferrería de Las Flores y fundador de la fábrica de hilados y tejidos de La Concha, don Juan Nepomuceno y Quijas, mismo que según registro fotográfico se le ha cambiado varias veces su carátula, y que en sus inicios contaba con un sistema de sonorización de campanas, que desde hace décadas dejó de funcionar. Actualmente a este reloj le faltan algunos números de su carátula, la iluminación y su sistema de funcionamiento se encuentra dañado seriamente.

El reloj que hoy entrega el pueblo de Durango a su Catedral fue construido por una fábrica de la ciudad de Puebla, mismo que fue elaborado estrictamente a las medidas del resaque del campanario, para dar solidez a la torre que lo acuerpa. Sus números son romanos, retomando los que portó el primer reloj que tuvo esta Catedral.

SOTO HERNÁNDEZ, Iván
El Siglo de Durango (17-01-2008)
  • VICTORIA DE DURANGO: Campanas, campaneros y toques
  • Relojes: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © El Siglo de Durango (2008)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 24-10-2017
    Convertir a PDF