LA SEMANA GRÁFICA - El carillón que da las horas y toca la Marcha de la Ciudad

El carillón que da las horas y toca la Marcha de la Ciudad

El montador de la casa constructora con el juego de las siete campanas que forma el carillón, cada una de las cuales da una nota musical, y cuyo peso es el siguiente: RE, 24 kilogramos; DO, 34; LA sostenido, 47; FA, 105; RE, 175; LA sostenido, 360 y FA, 860 kilogramos.
El montador de la casa constructora con el juego de las siete campanas que forma el carillón, cada una de las cuales da una nota musical, y cuyo peso es el siguiente: RE, 24 kilogramos; DO, 34; LA sostenido, 47; FA, 105; RE, 175; LA sostenido, 360 y FA, 860 kilogramos.


Una de las cuatro esferas que figuran en la torre del reloj, que mide dos metros y cuarenta y cuatro centímetros, recibe la impulsión de una batería de pilas secas cada medio minuto, que les transmite un regulador, cuyo péndulo, de 25 centímetros, es de regulación magnética y mecánica de gran precisión. La foto está tomada desde el interior de la torre.
Una de las cuatro esferas que figuran en la torre del reloj, que mide dos metros y cuarenta y cuatro centímetros, recibe la impulsión de una batería de pilas secas cada medio minuto, que les transmite un regulador, cuyo péndulo, de 25 centímetros, es de regulación magnética y mecánica de gran precisión. La foto está tomada desde el interior de la torre.


Torre del reloj en cuyo remate cuelga el carillón, que a las doce del día y de la noche hace sonar los primeros compases de la Marcha de la Ciudad merced a los diecinueve martillos que actúan sobre las siete campanas que forman aquél.
Torre del reloj en cuyo remate cuelga el carillón, que a las doce del día y de la noche hace sonar los primeros compases de la Marcha de la Ciudad merced a los diecinueve martillos que actúan sobre las siete campanas que forman aquél.


Enorme multitud esperando en los jardines de la plaza de Castelar y en la avenida de Amalio Gimeno, frente al Ayuntamiento, el día de San José a las doce, el momento de oír el carillón de la ciudad, cuya inauguración tuvo lugar dicho día con motivo de la valencianísima fiesta de las fallas.
Enorme multitud esperando en los jardines de la plaza de Castelar y en la avenida de Amalio Gimeno, frente al Ayuntamiento, el día de San José a las doce, el momento de oír el carillón de la ciudad, cuya inauguración tuvo lugar dicho día con motivo de la valencianísima fiesta de las fallas.


Momento inolvidable para el pueblo valenciano el de la inauguración en la torre de su Casa Ayuntamiento, grandiosa y señorial, del carillón que marcará las horas, que serán nuestro guía y difundirá en el espacio las notas de una marcha que serán nuestro ideal. Vibraciones que al perderse en el espacio habrán hecho el milagro de avivar nuestras ansias mejores, y la repetición continuada de un día y otro día con sus noches constantes de las notas majestuosas y valientes acabarán por despertar en nuestra conciencia el eco de esa marcha donde parecen estar incrustadas fuertemente las raciales virtudes del alma valenciana.

Fotos SIGÜENZA
LA SEMANA GRÁFICA
Nº 194
LA SEMANA GRÁFICA (29-03-1930)
  • VALÈNCIA: Campanas, campaneros y toques
  • FICHET S. A. E.: Inventario de campanas
  • FICHET S. A. E.: intervenciones
  • FICHET S. A. E.: Inventario de relojes
  • Carillones: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © LA SEMANA GRÁFICA (1930)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 24-03-2017
    Convertir a PDF