ADN - Las campanas volverán a sonar

Las campanas volverán a sonar

Las cuatro campanas que hace seis meses abandonaron la torre 4 de Santa María de Palacio para someterse a un intenso y artesanal proceso de restauración en Saldaña (Palencia), volvieron ayer a casa. Casi dos horas fueron necesarias para que varios operarios de la secular empresa de fundición y restauración de campanas, 'Campanas Quintana' (fundada en 1637) subieran con ayuda de una grúa las cuatro piezas al campanario del edificio. No obstante, según afirmó el responsable del proceso, José Luis Tomás, las campanas no volverán a sonar al menos hasta el viernes, "cuando finalicen los trabajos de instalación".

Arduo trabajo

Además de quitar los aperos viejos y limpiar el material de las campanas, los trabajos de restauración han consistido en sustituir los yugos metálicos que las sujetaban por otros nuevos de madera, mucho más vistosos y funcionales. Al pa- recer, la madera ha sido siempre el material que se ha usado en la construcción de estos yugos por su condición estética y su propiedad de aislar el sonido evitandovibraciones en los muros. No obstante, en los años cincuenta las campanas comenzaron a automatizarse y empezó a ser posible hacerlas sonar sin necesidad de voltearlas. Fue entonces cuando se popularizó el uso de los yugos de metal, más baratos y de construcción más sencilla, y cuando éstos se colocaron en las campanas de Palacio.

Para Tomás, la moda de los yugos de metal fue contraproducente para las campanas ya que "todos los que ahora solicitan la restauración del patri- monio vuelven a los yugos de madera". Así, aunque su construcción es más complicada y más cara, el campanero afir ma que, teniendo un control periódico de los mismos, las campanas pueden durar muchísimo tiempo: "Cada dos años tendremos que apretar tornillos y pintar los yugos, pero esto garantizará campanas para por lo menos tres generaciones".

Como antaño

La opción de elegir los yugos de madera también está relacionada con la manera en la que se quiere hacer sonar las campanas. En concreto, las de Santa María de Palacio contarán a partir de esta semana con un sistema de volteo 'a impulso', que las hará sonar como si las empujara un campanero.

"Este sistema provoca un leve balanceo que hace que, por su propia inercia, la campana termine volteándose", explica Tomás. Así, esta opción dista de la utilizada antes y llamada 'de impulso directo', cuyo mecanismo proporcionaba una corriente que hacía que las campanas giraran directamente sin balancearse primero.

De esta manera, según Tomás, y combinando los medios más modernos con los materiales más nobles, se garantiza la comodidad del párroco que podrá activar las campanas mediante un programador y el sonido limpio y tradicional de las campanas.

Así, a las dos piezas grandes y fijas que están colocadas en el lado sur de latorre y a una tercera y más pequeña también fija y situada en la cara norte, se unirán esta semana otras cuatro que, mirando al este y al oeste, devolverán a la Iglesia sus mejores sonidos de antaño.

ADN
Adn La Rioja (31-01-2007)
  • LOGROÑO: Campanas, campaneros y toques
  • QUINTANA, CAMPANAS (SALDAÑA): Inventario de campanas
  • QUINTANA, CAMPANAS (SALDAÑA): intervenciones
  • Restauración de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Adn La Rioja (2007)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 30-04-2017
    Convertir a PDF