MARTÍNEZ ROIG, Eliseo - Sonados veinte años

Sonados veinte años



Y ya van veinte. Veinte años moviendo los once bronces de la Catedral de València. Veinte años que simbolizan la continuidad de un espíritu motivado, pasional y respetuoso hacia la cultura campanera de una ciudad.

Durante estos veinte años esta gente ha provocado el despertar, el renacer del interés por volver a hacer sonar los bronces valencianos y, por extensión, aquellos no valencianos.

La inutilidad o el mal uso que se les dió a la mayoria de campanas unos años más atrás fue objeto de lucha de esta gente, y fueron consiguiendo cambiar las cosas, consiguen revocar ese estado y conseguirán continuar manteniendo tan rica tradición.

Se ha promocionado, o mejor dicho, se ha generado todo un movimiento y una actividad alrededor del uso y mantenimiento de estas piezas, instrumentos que son la música de la comunidad.

Han conseguido el reconocimiento desde múltiples partes, el respeto, y la admiración de aquellos que los conocen por casualidad y de aquellos que son participes de sus actividades.

Y todo ello lo han conseguido desde la profesionalidad y corrección que deriva de su esfuerzo personal, de su diaria dedicación incondicional, de su responsabilidad y de su enorme interés por aquello que realizan.

Es lógico, por consiguiente, agradecer a los que formaron en su día este grupo, porque sin su decisión, hoy todo sería diferente. De ellos muchos siguen formando parte de lo que hoy en día son los "Campaners de la Catedral de València". Saben ellos la labor que realizaron y que siguen realizando con la misma iniciativa. Y saben de la importancia que esto supone.

Complicado es no comentar el optimismo, la ilusión y la humanidad que se respira en este ambiente.
Maravillosos son los integrantes que se desviven por su estimada afición, la cual son capaces de anteponer a cualquier otra cosa. Esa fuerza, voluntad y valor son las que los han de hacer sentirse orgullosos de lo que son, de lo que hacen y de cómo lo hacen.

La felicitación es para todos y cada uno de ellos; los que fueron, los que son y los que serán.
Porque ellos formaron parte de la historia, forman parte de nuestros días y forman la esperanza del mañana.

Indudablemente su existencia quedará marcada en el paisaje de las torres de la ciudad y más allá, principalmente de una de ellas, uno de los símbolos por excelencia de la sociedad valenciana, la torre del Micalet.
Felicitar al espíritu de unión de los miembros. Agradecer su existencia. Valorar sus aportaciones. Y sentirse orgulloso.

Con la misma emoción que colma a los campaneros los días de fiesta, porque forman parte de ella, os deja estas palabras y su felicitación un compañero, un amigo, que se siente enormemente orgulloso de formar parte de esto con todos vosotros.
Gracias.


P.D. Y hoy, día 30 de mayo, me llega una imagen que me ha hecho sentiros como si estuviesemos al lado. Os reconozco en esa cara de cansados después de dos días tocando. Os reconozco en esas sonrisas y os reconozco en esa posición, todos juntos bajo lo que nos une, las campanas.

MARTÍNEZ ROIG, Eliseo (Eliseete)
Display - Un escaparate (30-05-2008)
  • VALÈNCIA: Campanas, campaneros y toques
  • CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA (VALÈNCIA) : Toques y otras actividades
  • Campaneros: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Display - Un escaparate (2008)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 18-11-2017
    Convertir a PDF