REDACCIÓN QUITO - La torre de La Compañía recobrará su majestuosidad

La torre de La Compañía recobrará su majestuosidad

La Fundación de la iglesia restaurará la torre existente y construirá 22 metros más. La edificación se destruyó durante el terremoto de 1868 y desapareció.

Hace 140 años, un terremoto en Quito dañó la torre de la iglesia de la Compañía de Jesús. Durante el movimiento telúrico, la torre, la cual medía desde el piso hasta el techo 45 metros, perdió 22 metros de altura. La pérdida mermó la composición arquitectónica del complejo religioso. En 1771 el sacerdote jesuita Francisco Piñas escribió: “Cerca de la Sacristía se levanta una eminente torre y es tan eminente que sobrepuja en la altura a todas la torres de la ciudad”.
Sin embargo, Clara Montenegro, comerciante durante 35 años en el Centro Histórico, asegura que nunca oyó hablar de tal imponente edificio. “En el tiempo que llevo aquí ni siquiera había escuchado que hubo una torre muy grande en La Compañía”.
La recuperación de la torre de la Iglesia de la Compañía es un proyecto de la Fundación Compañía de Jesús, que lleva acabo desde octubre del año pasado.
No obstante, la construcción fue paralizada en febrero de este año, debido a varios criterios que se opusieron a su construcción, por la implementación del ascensor.
Pero ahora está en marcha. El Concejo Metropolitano de Quito resolvió que la Fundación continúe con la restauración y la reconstrucción de la estructura. Diego Santander, director ejecutivo y técnico de la Fundación, señala que el proyecto está dividido en dos. La primera es la restauración de la estructura existente. La segunda es la construcción de 22 metros más de torre. “La edificación tendrá una arquitectura contemporánea, de tal manera que se podrá identificar de qué año es la construcción nueva y la antigua”, dice Santander. Además, se instalará en la estructura existente un ascensor para ocho personas, la cual avanzará hasta los 37 metros de altura.
A partir de este punto se edificará un mirador. Ahí se instalarán unas gradas metálicas estilo caracol para subir hasta el campanario. Aquí volverán a sonar seis campanas, que hace más de un siglo daban las pautas para las actividades en la ciudad. Por último, se colocará el reloj, que por siglos marcó el andar del tiempo de los quiteños. El antiguo reloj se realizó con el apoyo del Gobierno de entonces (1612) en 30 quintales de hierro. Por lo que Piñas sostiene que “el reloj es el gobierno de la ciudad”. Para Santander, el objetivo del proyecto es devolver el carácter simbólico de las campanas y del reloj de La Compañía. Pero, a decir de Gloria Donoso, visitante de la iglesia, La Compañía es y será un ícono para los ecuatorianos. “La reconstrucción de la torre mostrará un pasado escondido que se dará a conocer”.
Así, el Padre Juan de Velasco, en sus escritos, manifiesta que la Iglesia la Compañía de Jesús era “no solo la juventud de todo el Reino de Quito, sino también la del Nuevo Reino de Granada“.
Ahora, este templo continúa siendo uno de los más importantes a escala latinoamericana no solo por su arquitectura sino por su historia, tradición y por lo que representa para los quiteños.

Apoyo de Madrid

La Fundación Compañía de Jesús efectúa los trabajos de reconstrucción con el apoyo del Municipio de Madrid. La reconstrucción de la torre tiene una inversión de USD 300 000. Según la Fundación, estará lista y funcionando a finales de este año. Los materiales de construcción que se utilizarán en la reconstrucción tendrán una mixtura entre estructura metálica y de hormigón.

REDACCIÓN QUITO
El Comercio (29-06-2008)
  • SAN FRANCISCO DE QUITO: Campanas, campaneros y toques
  • Destrucciones de campanarios y campanas: Bibliografía
  • Restauración de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © El Comercio (2008)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 23-10-2017
    Convertir a PDF