ASUA, J. - Un ascensor permitirá subir a lo más alto de la torre de la Iglesia Catedral

Un ascensor permitirá subir a lo más alto de la torre de la Iglesia Catedral

El Ayuntamiento y la Asociación de Amigos de la seo trabajan en este nuevo reclamo turístico

Torre de la Epístola de la Catedral de Valladolid
Torre de la Epístola de la Catedral de Valladolid

Convertir la torre de la Epístola en un reclamo para el vallisoletano y también para el turista. El Ayuntamiento de la ciudad y la Asociación de Amigos de la Catedral trabajan desde hace meses de un ambicioso proyecto para hacer visitables los cerca de 70 metros de altura del principal campanario de la ciudad, una obra que data del siglo XIX. El alcalde, Francisco Javier León de la Riva, desveló ayer esta atractiva iniciativa de la que ya se han dado los primeros pasos. La idea en la que trabajan es la instalación de un segundo ascensor que permita el acceso de los visitantes hasta la balconada del templo de Nuestra Señora de la Asunción, un lugar privilegiado para ver la mancha del municipio desde todos los puntos cardinales. En este momento hay un elevador que permite subir hasta las dependencias del archivo, situadas a unos 25 metros de altura. Técnicamente no sería posible ampliar la caja ahora en funcionamiento porque la torre cambia su planta, de cuadrada a octogonal, con lo que ya se estudia ubicar un segundo elevador.

El presidente de la asociación, Miguel Ángel Villamañán, y el arquitecto Elesio Gatón han mantenido contactos con instituciones y también con empresas para evaluar la viabilidad técnica de la propuesta, que debe contar con el visto bueno de la Dirección General de Patrimonio de la Junta. En principio, la obra parece factible, eso sí, cuidando al máximo los aspectos constructivos para evitar que el nuevo artefacto se pueda apreciar desde el exterior.

Campanario con la antigua caseta del campanero
Campanario con la antigua caseta del campanero

Según recoge el libro 'Tempus edax, homo edacior' sobre las catedrales de Castilla y León, publicado por la Junta, tras el hundimiento de la torre barroca en 1841, existe un alzado de 1862 para construir dos torres gemelas según el modelo propuesto por Juan de Herrera. Fue en 1863 cuando Antonio Iturralde asumió la dirección de la obra para llevar a cabo este proyecto, que no cuajó. La obra estuvo paralizada hasta 1879, año en el que se retomó ya con la nueva estructura: un basamento de cuerpo cuadrado, seguido de tres ochavados y un remate con cúpula. Las campanas se colocaron en 1897, el reloj en 1910 y el conjunto se coronó en 1923 con una estatua del Sagrado Corazón, obra del escultor local Ramón Nuñez.

Puesta en valor

Miguel Ángel Villamañán estima en 600.000 euros el coste de este proyecto, que incluiría además la restauración de los solados de madera y tramos de escalera que se encuentren dañados. «La visita es atractiva para el público en general independientemente de su formación, porque, además del ascenso a la torre y las vistas que proporciona de toda la ciudad, permitiría ver la maquinaria del reloj, la caseta del campanero y las propias campanas a tamaño natural», explica el catedrático de la Universidad de Valladolid. A ello se suma la puesta en valor del inacabado templo de Juan de Herrera. La 'escalada' interior a uno de los monumentos con más altura de la capital es una excusa perfecta para apreciar todo el patrimonio de la Iglesia Mayor como el sepulcro del fundador de la ciudad, el conde Pedro Ansúrez, o el museo diocesano, entre otros atractivos.

El relojero pone a punto el mecanismo
El relojero pone a punto el mecanismo

El proyecto cuenta con precedentes de éxito en la cercana Salamanca, donde en el año 2002 se puso en marcha la exposición 'Ieronimus', que permite a los visitantes viajar por el interior de las torres medievales de la Catedral de Salamanca. Lo que comenzó como un experimento se ha convertido en uno de los principales reclamos turísticos de la capital charra.

En Valladolid lo más parecido ha sido la iniciativa para contemplar de cerca las obras de restauración del tapiz pétreo de la iglesia de San Pablo a través de un elevador que sube por el andamiaje.

ASUA, J.
Norte Castilla (12-05-2009)
  • VALLADOLID: Campanas, campaneros y toques
  • Campanarios: Bibliografía
  • Restauración de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Norte Castilla (2009)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 24-10-2017
    Convertir a PDF