ANDRÉS FERREIRA, M. - 10.950 subidas al Miguelete

10.950 subidas al Miguelete

Francisco de Paula José Llop Lluch, de 94 años, ha visitado el campanario de la Catedral día a día durante 30 años

Llop, ayer, en la ermita de Santa Lucía.
Llop, ayer, en la ermita de Santa Lucía.

Parece increíble, pero es cierto. Francisco de Paula José Llop de 94 años de edad, de profesión joyero y campanero por afición, ha decido, por ahora, no continuar subiendo a la torre del Miguelete, después de haberlo hecho durante 30 años, o lo que es lo mismos 10. 950 visitas, «porque he perdido un poco de fuerza en las piernas», explicaba ayer a LAS PROVINCIAS.

«Desde muy pequeño la torre del Miguelete me atrajo. A pesar de que había un campanero oficial, yo subía a colaborar con él. Me jubilé en 1965 y comencé a subir todos los días, con frío y calor», añadía Francisco Llop.

Delgado, de mirada profunda y con una memoria extraordinaria, asegura que, a pesar de no ser un campanero oficial, el Cabildo lo ha llamado siempre para los toques manuales en las fiestas principales de la ciudad.

«El último campanero murió en la sala de las campanas cuando se subió a una escalera para atrapar a una paloma. La escalera se tumbo y cayó. De resultas del golpe falleció. Luego en 1964 el Cabildo decididó electrificar las campanas, aunque yo continúe subiendo», decía.

Por la memoria de Francisco Llop pasan rápidas las imágenes de toda una vida compartida con las campanas, sus toques tradicionales y su sonido que defiende a capa y espada, y explica: «Algunos dicen que hacen ruido y yo les respondo que el ruido lo hacen los coches y los autobuses, nunca las campanas».

«En el año 1992 se recuperó el «toc de les morlanes» con motivo de la inauguración de la restaurada Puerta de los Apóstoles por el Príncipe de Asturias. Fue muy emocionante», señala Francisco Llop. Este singular «campanero» habla de las campanas como cosa propia, y explica: «Tenemos las campanas mejores. Por ejemplo, la campana El Micalet, de 1539, sólo toca las horas y es la campana más grande en uso de la Antigua Corona de Aragón. Pesa más de 7.000 kilos». Entre las tradiciones que se mantienen destaca la costumbre de regalar a los campaneros, fruta, higos y rosquilletas el 15 de Agosto. «Es la fiesta de la Asunta, la titular de la Seo y el cabildo suele hacer este regalo», afirma. La historia y los 203 escalones que hay hasta la terraza del Miguelete no tienen secreto para Francisco Llop.

[pdf]

ANDRÉS FERREIRA, M.
Las Provincias (31-07-2009)
  • VALÈNCIA: Campanas, campaneros y toques
  • Visitas a campanarios: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Las Provincias (2009)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 27-04-2017
    Convertir a PDF