P. F. L. - "Volverán más guapas, se oirán mejor y más lejos"

"Volverán más guapas, se oirán mejor y más lejos"

Antropólogo valenciano de 58 años, ha realizado el inventario de campanas de las 94 catedrales españolas. Ya está en Pamplona para asesorar en la próxima restauración

Francesc Llop, ayer en Pamplona
Francesc Llop, ayer en Pamplona

Difícil. Ardua tarea preguntar a Francesc Llop algo que no sepa sobre campanas.
Sencillo. Un placer escucharle hablar sobre los bronces de los que se enamoró cumplidos los 18.

Hoy, este antropólogo valenciano, tiene 58 años y es autor del inventario de campanas de todas las catedrales de España. Nada menos que 94 seos. Fue un encargo del Ministerio de Cultura. De él surgieron varios proyectos de restauración, entre ellos el de Pamplona, en el que es asesor.

En la página web de los campaneros de su ciudad: http://campaners.com ofrece datos de todas ellas y apunta que, una de las grandes ventajas de internet, es poder compartir sus investigaciones.

¿Qué peculiaridad tienen las campanas de Pamplona?

La principal es que sólo se electrificaron, y de manera deficiente, tres de las once campanas. Sólo suenan esas, de la torre sur y la María. Cuatro de once. Ésta suena a mano y sirve de nexo de unión a doce campaneros. Ellos son los verdaderos protagonistas. Destacaría también la importancia de la Gabriela, es la más antigua y, cuando suene, será la más grande de volteo de España, en una guerra concurrida, a un centímetro de las de Zaragoza o Málaga. Verla bajar será espectacular y también los detalles de las inscripciones que tiene. Lleva cuatro siglos y medio ahí arriba, pero la hicieron para que la veamos y la oigamos. Las campanas son la misma voz que escuchaban nuestros antepasados. Eso nos recuerda que no somos destinatarios del patrimonio, sino transmisores.

¿Por qué se restauran?

Las campanas son como las cuerdas de una guitarra. De ahí su importancia en el conjunto de la fachada. El conjunto es como un gran instrumento de percusión, por eso las campanas sin la torre no serían lo mismo.

Dice que las campanas le engancharon, ¿cómo fue?

La primera vez que subí a un campanario. Y creo que fue una vocación tardía, porque ya tenía 18 años. O te engancha o te repugna, te repugna en el sentido de que el sonido te puede resultar excesivo porque es cierto que, cuando estás en la torre, estás dentro del instrumento.

¿Qué ocurrirá cuando las campanas regresen a Pamplona, ya restauradas?

Las campanas volverán sonoramente más guapas, pero habrá que enseñar a escucharlas. Si ahora resuenan 40 segundos, después se prolongarán hasta un minuto. Será un sonido más puro que llegará más lejos, con más potencia y toques más antiguos. Falta enseñar a la gente a reconocer los toques e implicar a la gente joven y explicarle que forman parte de nuestro patrimonio. Aunque ahí Pamplona ya tiene un valor con sus campaneros. Hoy mismo (por ayer) me he reunido con los doce y hay hasta un niño de 11 años. Las campanas son ruido, pero forman parte de sus vidas, sobre todo para quienes viven cerca. Porque si alguien reside junto a un autopista no pretendería quitarla.

A modo de conclusión, dice Francesc Llop que las campanas no son muy exigentes: "Sólamente requieren cada dos o tres siglos un proceso de restauración para librarlas de la suciedad y otros elementos que entorpecen su sonido original".


P. F. L.

Diario de Navarra (18-10-2009)
  • PAMPLONA: Campanas, campaneros y toques
  • Campanas (epigrafía, descripción): Bibliografía
  • Catedrales: Bibliografía
  • Reparación de campanas: Bibliografía
  • Restauración de campanas: Bibliografía
  • Toques manuales de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Diario de Navarra (2009)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 28-04-2017
    Convertir a PDF