H. G. - Cornetas y campanas para no dormir

Cornetas y campanas para no dormir

Las campanas del reloj de Capitanía vuelven a sonar y se suman, para lamento de algunos vecinos, a la carga sonora de los toques diarios de corneta

Una terraza ubicada en la plaza de Tetuán, junto a la Fundación Bancaja, con la Capitanía al fondo
Una terraza ubicada en la plaza de Tetuán, junto a la Fundación Bancaja, con la Capitanía al fondo

Vivir cerca de un edificio militar como la Capitanía General de Valencia, en la céntrica plaza de Tetuán, puede llegar a ser desquiciante si uno es sensible al ruido. Los tradicionales toques de corneta que suenan a las 8 de la mañana para el izado de la bandera y a la puesta del sol, cuando se vuelve a oír el toque por partida doble -primero para la bajada del estandarte y acto seguido para el "toque de oración"- no fallan ni uno de los 365 días del año, sábados y domingos incluidos.

Hace años que el toque militar no se hace de forma manual. Las llamadas y marchas castrenses están grabadas y el militar de turno sólo tiene que darle al botón del "play" y activar la megafonía.

A este despertador gratuito se ha sumado desde el pasado verano el reloj de la iglesia de Santo Domingo que llevaba años averiado y fuera de uso y que ahora se ha reparado. El reloj suena entre las 8 de la mañana y las 22 horas. El fin de semana las campanas dan tregua y no empiezan a tocar hasta las 10 de la mañana.

Hace unos años, los vecinos de los edificios anexos a la Capitanía trasladaron su malestar al párroco castrense de Santo Domingo por el ruido de las campanas que marcaban día y noche las horas. "Entonces sí tuvimos un conflicto, porque era imposible dormir. El reloj daba hasta los cuartos", explica Jorge Vicente Barbero, que vive en la calle Ximénez de Sandoval, al lado de la Capitanía. "Ahora las campanadas casi no se notan", añade el mismo vecino.

No opina igual el conserje y también vecino de una de las fincas de la zona. "Yo las oigo muchoÉ las campanas y las cornetas". Suele salir los sábados por la noche y el domingo le gustaría dormir hasta tarde, pero no siempre puede. "Los fines de semana y festivos deberían bajar un poco el volumen", apunta como solución.

Las opiniones están divididas. "Los que viven aquí son personas muy católicas y las campanas nos alegran. Nadie se ha quejado", zanja otra vecina de la plaza de Tetuán. Los trabajadores de la Fundación Bancaja que están en las taquillas de la exposición de Sorolla también notan los toques, pero dicen que "no molestan" porque el ruido del tráfico los diluye. "Otra cosa es el que viva aquí de continuo", apuntan.

Fuentes de Capitanía aseguraron que, de momento, no han recibido quejas de los vecinos ni por la entrada en funcionamiento del reloj ni por la corneta. El ruido "entra dentro de lo normal". "El reloj de la Catedral toca más tiempo", en concreto, hasta las 12 de la noche. El Cabildo de la Catedral decidió en 2005 que las campanas del Micalet no diesen las horas entre la medianoche y las 8 de la mañana, movido por las quejas de algunos vecinos a los que el toque de las campanas incomodaba, especialmente, en días festivos. El debate también está abierto en otros barrios del centro histórico donde se concentran muchas iglesias, como el Carmen.


H. G.

Levante - El Mercantil Valenciano (23-10-2009)
  • VALÈNCIA: Campanas, campaneros y toques
  • Ruido y denuncias: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Levante - El Mercantil Valenciano (2009)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 28-05-2017
    Convertir a PDF