BURGUERA - Mimo valenciano a campanas heridas

Mimo valenciano a campanas heridas

Una empresa de Massanasa limpia el bronce de iglesias de toda España

Gabriela, recién llegada de Nördlingen, en los talleres de 2001 Técnica y Artesanía junto a Antonia Molina, gerente.
Gabriela, recién llegada de Nördlingen, en los talleres de 2001 Técnica y Artesanía junto a Antonia Molina, gerente.

Gabriela es gorda y una herida la dejó muda 150 años. Un tajo de 70 centímetros calló durante siglo y medio a una campana de bronce, Gabriela, que acompaña a otras nueve en su viaje por toda Europa con el fin de volver a sonar y lucir como en 1519, cuando dobló por primera vez en la Catedral de Pamplona.

Primero, Gabriela estuvo en unos talleres de Nördlingen (Alemania), donde fue sometida a un proceso de soldadura en el taller de Hans Lahemeyer. Mediante una técnica secreta y exclusiva, se calentó durante una semana a esta campana de 167 centímetros de diámetros y 2.700 kilos hasta ponerla al rojo vivo y así incrustar el material con el que tapar la grieta que dejó muda a la segunda campana más grande de la catedral pamplonica. Una semana duró también el proceso de enfriar la pieza, y fue a principios de mes cuando Gabriela salió de tierras teutonas rumbo a Massanasa.

«Ahora estamos limpiando los bronces de las diez campanas. Utilizamos silicato de aluminio a baja presión», señala Antonia Molina, gerente de la firma 2001 Técnica y Artesanía, una empresa dedicada a tratar campanas. Las limpian y hasta las preparan para automatizar su toque. «Nosotros nos orientamos más hacia la restauración, respetamos los toques de cada lugar, tratamos los yugos antiguos, algo que ya no se hace», explica Molina, quien la semana próxima recibe las diez campanas de la Catedral de Tudela, también procedente de tierras navarras.

En el caso del trabajo con las campanas de Pamplona, es la Fundación Caja Madrid la que impulsa el 'Proyecto de Restauración de la Fachada de la Catedral', una actuación para la que se contrató como director al campanero valenciano Francesc Llop, quien hace una semana comprobó en Massanasa, junto al equipo de Molina, el sonido recuperado de Gabriela.

«Antes de pasar por la cabina de limpieza, nada más bajarla del camión, emocionados, se constantó el sonido», señala Molina, socia junto a Javier Calero de una empresa fundada en 1999 con espíritu restaurador y artesanal. «La limpieza la realizamos en una cabina de tres por tres metros, donde metemos la campana y la chorreamos por dentro y por fuera, en el caso de Gabriela durante una semana», indica Molina, quien aclara que no se trata de una actuación estética: «Es por acústica, pues estaba impregnada de óxido y excrementos de paloma de hace siglos. Aquí se recupera su sonoridad». Los operarios de la firma valenciana estaban ayer en Castellón alzando a María, la campana del Fadrí, la torre catedralicia, que vuelve a su lugar para doblar de nuevo sin automatismos, a pulso, y gracias al mimo dado en Massanasa al histórico bronce.


BURGUERA

Las Provincias (17-02-2010)
  • PAMPLONA: Campanas, campaneros y toques
  • TUDELA: Campanas, campaneros y toques
  • 2001 TÉCNICA Y ARTESANÍA, S. L. (MASSANASSA) : Intervenciones
  • LACHENMEYER, HANS (NÖRDLINGEN): Otras actividades
  • Campanas (epigrafía, descripción): Bibliografía
  • Empresas de restauración de campanas: Bibliografía
  • Restauración de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Las Provincias (2010)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 15-12-2017
    Convertir a PDF