PONCE CONEJERO, Francisco Javier - Artículo sobre el uso de las campanillas en Caudete

Artículo sobre el uso de las campanillas en Caudete

Las campanillas de mano son más antiguas que las de torre, pues la campana comienza a adquirir grandes dimensiones con el cambio de las torres de vigilancia a campanarios. En muchas ocasiones era común el uso de una torre para la práctica religiosa y para lo civil, como es el caso de las campanillas.

El uso de estas campanillas era igual que en las de grandes dimensiones, tenían finalidad religiosa: su sonido era purificador y ahuyentador de malos espíritus. Eran usadas en los ejércitos como orden de mando. Y en la vida civil para llamar la atención sobre acontecimientos concretos, por ejemplo: para llamar criados, en escuelas, por jueces, en mercados, niños comunicando mensajes por las calles de las ciudades y villas, en animales de tiro y ovejas (con la finalidad de espantar alimañas), etc.

Ha sido usada por las civilizaciones más remotas (el museo inglés tiene campanillas egipcias) y en un principio se hacían sonar por fricción o por golpeo. El uso del badajo es más moderno.

En la vida religiosa ésta era fundamental sobre todo para los predicadores que salían a países lejanos para fomentar el cristianismo. Famosa fue la campana de San Francisco Javier en la China y Japón.

Estas adquirían el volumen que pudiera portar su predicador y en los cruces de caminos ellos las hacían sonar para que acudieran los fieles.

Todos sabéis que en el Santuario de Ntra. Sra. de Gracia el Ángel que la custodia tiene una de estas campanas en la mano.

La fe del hombre a la campana se potencia cuando los Santos eran enterrados en las catedrales o iglesias junto con sus campanas y al abrir la lápida para proceder a otro enterramiento comprobaban que del Santo no quedaba nada y en cambio la campana estaba intacta y preparada para funcionar.

El uso de estas campanillas en la salida con el Viático o en la Unción de Enfermos se debe a la obediencia de los códigos canónicos que legislaban la forma de proceder en las parroquias cristianas.

Primero se lanza el aviso correspondiente desde la torre parroquial. En el caso del Óleo, éste era el único toque que se podía hacer después del de Almas (9 de la noche). Acto seguido, se procedía a la salida, en primer lugar la Cruz parroquial con dos Ciriales escoltados por una campanilla más pequeña encargada de ir alertando (para la preparación y aseo de las personas enfermas) el paso, bien del Señor o correspondiente al Óleo, según sea la situación. A unos metros el Párroco junto a dos monaguillos (uno lleva la campana de mano y otro la Umbrela) y el sacristán (portador del incensario). Es en este lugar donde va situada una campana algo mayor que es la encargada de parar la comitiva para entrar en la casa que ha solicitado el oficio religioso correspondiente.

De esto último que os comento tengo el orgullo como caudetano de haber participado como monaguillo tanto la víspera de San Vicente así como el día de la procesión. Vivíamos momentos inolvidables, donde la emoción se podía cortar con tijeras. En algunas casas, al término del oficio religioso, a veces se nos ofrecía algún que otro mojicón o pastas locales y algún chupito de licor. Al finalizar la jornada, el sacristán nos decía "¡Anda, tira a tu casa a descansar calabazate, que te han caído mal los mojicones!"

En Caudete tenemos la suerte de haber conservado muchas tradiciones tal y como se debían de hacer y vuelvo a decir una vez más que muchas veces no le damos importancia ni valoramos lo que tenemos.

PONCE CONEJERO, Francisco Javier
(Asociación Cultural Campaneros de Santa Catalina)

Caudete Digital (20-04-2010)

  • CAUDETE: Campanas, campaneros y toques
  • Campanillas de mano: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Caudete Digital (2010)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 23-08-2017
    Convertir a PDF