EL TIEMPO.COM - Fabricación de campanas, una tradición que se niega a morir en Boyacá

Fabricación de campanas, una tradición que se niega a morir en Boyacá

En manos de los dos hijos del fundidor Reinaldo Octavio Tristancho está el futuro de la industria campanera de Colombia

Solo cuatro artesanos mantienen viva la industria de las campanas en Colombia: Reinaldo Octavio, Saúl y Sergio Tristancho, al igual que Simón Castro.

Los tres primeros hacen parte de la dinastía de los Tristancho, que ha fundido campanas desde hace 250 años en la vereda Ucuengá, de Nobsa. Simón, también de Nobsa, aprendió el oficio de su suegro y construyó un horno de Acpm para elaborar las campanas.

Los hermanos Saúl y Reinaldo y su primo Sergio siguen elaborando campanas como lo hizo el primer campanero de Nobsa, Eufrasio Tristancho, quien aprendió este arte del español Juan de Gauss, el que introdujo este oficio a Colombia.

Los Tristancho funden las campanas en hornos de leña, siguiendo la fórmula que han utilizado cinco generaciones de esta familia.

"El secreto para producir una buena campana está en la combinación de los materiales con los que se fabrica: cobre, bronce y estaño, que se funden a 1.200 grados centígrados", dicen estos artesanos.

Fabricar una campana implica dos meses de trabajo, que empieza con la elaboración del molde y el contramolde, en el que se utilizan tres tipos de arcillas diferentes, mezcladas con estiércol de caballo.

El molde y el contramolde, que llevan cebo de oveja como desmoldante, se queman para que al ajustarlos nuevamente se cree el vacío que se llenará con los materiales fundidos.

La campana se funde en una sola pieza toda y en un solo instante. Luego se deja enfriar naturalmente, entre la tierra, durante uno o dos días, según su tamaño, y se somete a una operación de pulimento manual.

Esta técnica se denomina la del molde perdido, que debe su nombre al hecho de que el molde para una campana solo se puede utilizar una vez y se rompe, por lo cual no hay dos campanas iguales en el mundo.

Los Tristancho han fabricado campanas para iglesias de toda Colombia y de otros países de América, Europa y Asia. Campanas de Reinaldo hay hasta en la China y actualmente está elaborando dos campanas para un templo de Londres, Inglaterra.

Después de fundir más de 1.500 campanas, este artesano por fin le puso su marca a una de sus creaciones: fue a una campana para la parroquia de Nuestra Señora del Rosario de la Unión, Nariño, que lleva el sello de Octavio Tristancho, fundidor.

De la descendencia de los Tristancho los únicos que se inclinan por seguir el oficio son los hijos de Octavio, Fabián y Juan Antonio, quienes ya han elaborado moldes y campanas.

Prácticamente el futuro de las campanas en Colombia está en manos de estos dos jóvenes.

EL TIEMPO.COM

El Tiempo (07-05-2010)

  • NOBSA: Campanas, campaneros y toques
  • TRISTANCHO, SAÚL (NOBSA): Inventario de campanas
  • Fabricación, fundición de campanas: Bibliografía
  • Fundidores de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © El Tiempo (2010)
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 19-09-2018
    Convertir a PDF