A., M. - El milagro de San Roque

El milagro de San Roque

La iglesia arciprestal de San Martín, monumento nacional, ha cerrado sus puertas tras la caída de una cornisa del campanario y muchos ven en que no hubiera heridos la "ayuda divina" de una reliquia del patrón, que una hora después salía en procesión.

¿Ha sido un milagro? Muchos callosinos piensan que sí, que de otro modo no se entiende que en uno de los tramos más angostos de una de las vías más céntricas y querida del municipio -la calle Mayor- nadie resultara herido el pasado domingo por una lluvia de cascotes de hormigón que cayeron literalmente del cielo. Ocurrió una hora antes aproximadamente de que se iniciara la tradicional procesión del Corpus Christi, en uno de los momentos más esperados por el municipio este año porque salía en procesión la nueva reliquia de San Roque (el patrón del municipio) recién llegada de Roma que el Vaticano ha regalado al municipio como premio a su devoción. Concretamente, es un hueso del brazo del santo protector contra la peste. "Teníamos más ayuda divina que nunca", recordaba ayer la concejala de Cultura, María Dolores Martínez, una mujer que no descansará hasta que todo esté como antes del incidente.

Si uno se acerca a Callosa de Segura verá que la iglesia arciprestal de San Martín Obispo, un monumento histórico-artístico nacional que cumple precisamente este año el trigésimo aniversario de su declaración como tal, tiene la puerta principal cerrada a cal y canto y uno de sus laterales se ha tenido que cortar al tráfico tanto de vehículo como de peatones después del incidente del pasado domingo. "¿Si algo han tenido que ver el tañido de las nuevas campanas?", se preguntaba la concejala ayer, pendiente como está de un informe de patrimonio que le diga cómo está el templo, "las campanas son nuevas, puede ser que las vibraciones hayan tenido culpa. Si algo está agrietado es más fácil que pase algo como lo que ha ocurrido, pero hemos tenido suerte", afirma la edil. Nadie quería ni pensar la tragedia que podía haber sufrido el pueblo si los cascotes hubieran caído algo más tarde.

El mismo domingo por la tarde el aparejador municipal realizó un informe preliminar sobre lo ocurrido, aunque se está a la espera de lo que diga Santiago Varela, el arquitecto conservador de la Conselleria de Cultura, quien tiene que acercarse a Callosa de Segura a ver qué ha pasado y lo que hay que hacer.

"Los bomberos se encargaron de sanear toda la cornisa -asegura el técnico municipal que el domingo vio "in situ" los destrozos. Cayó una gran cantidad de grandes pedazos de hormigón armado, material que se utilizó en la restauración que se llevó a cabo en los años 60, pero es pronto para que hagamos una valoración de si hay más partes del templo afectado o ha sido una cosa puntual".

Culto

Ayer la esquina del campanario que se vino abajo aparecía completamente destrozada, con un aspecto más que peligroso que el Ayuntamiento no quiere que esté ni un día más de lo necesario así. "Se ha tenido que cerrar la puerta principal de la iglesia y la gente tiene que acudir al culto por detrás, por la sacristía, la calle está acordonada y tenemos que saber si hay seguridad o no", insistía la responsable municipal de Cultura a preguntas de este periódico.

Lo cierto y verdad es que los vecinos creen que suerte tuvieron en que no pasara nada. Medio centenar de niños y niñas salían en la procesión, ataviados con sus trajes de comunión, una hora más tarde. Además de sus familias, la oportunidad de poder ver por vez primera la reliquia del brazo de San Roque que el Vaticano ha regalado, que se guardará en una urna fabricada para la ocasión, de tres kilos de peso, había convertido la procesión de ayer del Corpus Christi en un momento más que especial, un año más para los vecinos de Callosa de Segura. Y nadie se lo quería perder pese al fuerte calor reinante. Ayer no se hablaba de otra cosa en el municipio porque la iglesia arciprestal es casi un sentimiento para este municipio de la Vega Baja y cualquier cosa que le pase, es como si le pasara a otra familia.

Presupuesto

De hecho, el Ayuntamiento de Callosa de Segura piensa destinar parte del 1% cultural que el Ministerio de Fomento va a dar al municipio a cuenta de las obras del Ave para realizar, precisamente, obras de mejora y reparación en la iglesia arciprestal. Nadie ha rechistado por esta decisión y por el hecho de que el alcalde quiera repartir este "pastel" de unos dos millones de euros con una segunda reforma que afecta a otro templo de culto religioso, la ermita de Nuestra Señora de los Dolores. La concejala, dentro de la tristeza que supone el ver cómo un edificio tan singular como éste ha sufrido desperfectos, se alegraba de que, al menos, en este año tan difícil por la crisis, el Ayuntamiento tenga de donde echar mano para una restauración patrimonial que, aunque propiedad de la Iglesia, es sentida como propia por todos los vecinos.

A., M.

Ínformación (08-06-2010)

  • CALLOSA DE SEGURA: Campanas, campaneros y toques
  • Destrucciones de campanarios y campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Ínformación (2010)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 23-11-2017
    Convertir a PDF