BENGOCHEA, María - Redescubrir el Fadrí

Redescubrir el Fadrí

El libro 'La prisión de los clérigos del campanar de Castellón' pone en valor nuevos hallazgos arqueológicos del histórico edificio

El Fadrí - AUTOR: BELLIDO, Pau
El Fadrí - AUTOR: BELLIDO, Pau

El Campanar o denominado desde hace 50 años Fadrí es símbolo y uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad de Castellón. El poeta Miquel Peris o el popular Quiquet de Castàlia comenzaron a llamarle así por ser uno de los pocos que se encuentran separados de la iglesia. Su construcción comenzó hace más de 400 años, entre 1591 y 1604, y está situado en la Plaza Mayor, junto a la Concatedral de Santa María y el Ayuntamiento.

Alberga cuatro estancias, de abajo a arriba: la sala del reloj, la prisión de los clérigos, la vivienda del campanero y la sala de las campanas. Casi 200 escalones separan el exterior de las campanas. No obstante, éstas, agarradas por una larga cuerda, se pueden tocar desde la vivienda del campanero. En el año 2001 tuvo lugar la restauración del campanario, dirigida por los arquitectos Ignacio Gil-Mascarell y Francisco Grande, donde se descubrieron multitud de piezas arqueológicas. Entre ellas cerámica, que demostraba la existencia de vida en el monumento, o pinturas en la sala del reloj, prisión y exterior.

Se sabe que el campanero vivió con su familia en el Fadrí gracias a elementos como los utensilios encontrados o el retrete situado en la sala de la prisión. Además, todavía se encuentra un armario y una bancada hecha de obra para facilitar la habitabilidad del lugar. Hoy en día el campanero del Fadrí es el único funcionario de la Comunidad Valenciana con este cargo.

Ayer, en el mismo campanario, tuvo lugar la presentación del libro de la colección guías urbanas 'La prisión de los clérigos del campanar de Castellón. Materiales recuperados' realizado por la Sociedad Archivística y Arqueología.

Cárcel histórica

El motivo de esta publicación es la reciente recuperación de gran número de fragmentos de cerámica y otros materiales. Por ejemplo, la única documentación del condenado Peyrats que residió en el Fadrí y es la inscripción pintada en la pared de la cárcel: «Ego autem inocentia mea ingresus sum redimus me et miserere mei en 27 de Diciembre de 1817 un año memeto mei». Asimismo, gran cantidad de cerámica dorada, como cuencos o escudillas, platos y jofainas de cerámica azul, cerámica verde y cerámica de alcora con diversas muestras de tazas, platos y vasos.

Como recordó Miguel Ángel Mulet, el concejal de Cultura, «los castellonenses son los propietarios del Fadrí, por ello pueden venir a visitarlo todos los días a partir de las 12.00 horas».

BENGOCHEA, María

Las Provincias (09-07-2010)

  • CASTELLÓ DE LA PLANA: Campanas, campaneros y toques
  • Campanarios: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Las Provincias (2010)
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 18-02-2018
    Convertir a PDF