VILDÓSOLA GARRIGÓ, Marcelo - Rere y sus campanas de oro

Rere y sus campanas de oro

Minas de oro, banco y billetes propios, un sacerdote jesuita y sus legendarias campanas, son parte de la leyenda que rodea a este caserío.

Las campanas de oro - Autor: VILDÓSOLA GARRIGÓ, Marcelo
Las campanas de oro - Autor: VILDÓSOLA GARRIGÓ, Marcelo

Rere, es increíble, Histórico, pintoresco legendario. Situado a 70 kilómetros al sur de Concepción, región del Bio-Bio. En medio de suaves lomajes de tierra roja, sus calles polvorientas y casas de añoso adobe, son la viva imagen del pasado colonial de Chile. Un pasado esplendoroso.

Sí porque Rere, pájaro carpintero en mapudungun, el idioma de los mapuches, no solo fue un importante enclave para los conquistadores españoles, también un lugar de misión para los jesuitas con santo incluido; riquísimos minerales de oro, un banco propio y, por si fuera poco, con las legendarias campanas de oro que jamás ha sido posible sacarlas del lugar. Es un pueblo mágico donde el tiempo transcurre lentamente.

Su historia

Sus orígenes se remontan en la guerra fronteriza que libraron españoles y araucanos desde los comienzos de la conquista. Fundado por Alonso de Sotomayor en 1586, con el nombre de nuestra señora de la Buena Esperanza, el pueblo pretendía ser un nexo entre Yumbel y Concepción. En 1603 se construyó un fuerte, abandonado durante la insurrección mapuche de 1655, lo que provocó la huida de tres mil de sus habitantes hacia la capital del Bio-Bio.

En el año 1621 llegan los jesuitas e instalan en este pueblo uno de sus colegios. Siendo estos religiosos los responsables de fundir tres campanas entre cuyos materiales prima el oro. Construidas con la intención de anunciar con mayor belleza el llamado a las múltiples ceremonias religiosas y, cuya construcción fue posible gracias a las donaciones de joyas de oro, plata y otros materiales nobles que donaron algunos vecinos a los jesuitas. Las aleaciones le dieron un tañido extraordinario, cuyos repiques se escuchaban a varios kilómetros.

Las campanas

Son las campanas (una tiene 1.40 metros de diámetro), las que le han dado fama al pueblo. Dice la leyenda que cuando el maremoto destruyó la ciudad de Concepción (ubicada entonces donde hoy esta Penco), el obispo decidió trasladar estas campanas a la nueva catedral que se construía en la actual ciudad. Sin embargo, misteriosamente cuando las trasladaban en una carreta tirada por varias yuntas de bueyes, a poco andar no hubo fuerza capaz que las hiciera avanzar. Pero el hecho más asombroso fue que cuando se decidió volverlas al pueblo para buscar una solución, bastó solo una yunta de bueyes para hacerlo.

Esplendor económico

La mayor grandeza del pueblo estuvo en 1795 con el descubrimiento de las minas de Matamala, generándose la fiebre del oro. En 1889 ante la riqueza del pueblo se declara oficialmente la creación del Banco de Rere, autorizándose incluso la emisión de sus propios billetes.

En 1927 se construye la iglesia de Rere de cuya fachada solo queda el Campanario, junto a él, una palmera traída por los jesuitas, y que tiene cerca de 300 años. En la nueva iglesia construida después del terremoto de 1960, diseñada con un estilo sobrío y sencillo, se encuentra la tumba del Padre Jesuita Juan Pedro Mayoral, sacerdote que se destacó por su defensa de los mapuches y a quienes se le atribuyen innumerables milagros. Según los lugareños, en El Vaticano se desarrolla el proceso de beatificación.

Museo Histórico

En el se puede apreciar parte de la historia local, (abierto de lunes a viernes de 8:30 a 13:00 horas, sábado a domingo de 8:30 a 17:00 horas) un pequeño quiosco ofrece a los visitantes, productos artesanales como tejidos, mermeladas,cerámica utilitaria y decorativa, como carretas torreones y campanarios.

El pueblo celebra a San Juan con la preparación de un enorme estofado el fin de semana más próximo al 24 de Junio, constituyendo todo un evento, en el que participa todo el pueblo.

Monumento Nacional

Por las singulares características que presentan variadas construcciones de este pueblo, la municipalidad de Yumbel abrió un expediente técnico para su postulación como monumento nacional. Entre las edificaciones figuran La Casona Colonial Colegio Jesuita, la Tumba del Padre Mayoral, la Torre Campanario, la Palma de la Iglesia y las Campanas de Oro, esperando volver a tañir y, así tal vez escuchemos cual es su secreto.

Desgraciadamente, el último sismo que afectó a Chile recientemente a la zona causó serios daños a la arquitectura de Rere, afortunadamente ya se dio la orden de no demoler nada, en espera de su restauración, las fotografías que ilustran el artículo fueron tomadas tan solo unos meses antes.

VILDÓSOLA GARRIGÓ, Marcelo

Suite 101 (10-04-2010)

  • YUMBEL: Campanas, campaneros y toques
  • Campanas milagrosas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Suite 101 (2010)
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 15-11-2018
    Convertir a PDF