Ajuntament de València - Campanas de la Catedral

Campanas de la Catedral

El "Campanar de la Seu" es conocido también como "La torre del Micalet", porque en su parte alta se encuentra la famosa campana "El Micalet", dedicada a San Miguel, para que proteja a toda la ciudad de tormentas y otros males.

Esta torre no es la primera que albergó campanas en la catedral, ya que el "Campanar Vell", ubicado en la actual aula capitular vieja o capilla del Santo Cáliz, tenía también varias campanas, de las que se conserva la "Caterina", de 1305, la campana más antigua de las que aún se encuentran en funcionamiento pertenecientes a la Corona de Aragón.

El Micalet

El "Campanar Nou", o torre actual, se empezó a construir en 1381, como puede leerse en la lápida que hay a sus pies, y se finalizó hacia 1420. Desde ese momento se fundieron sucesivas campanas que, junto a la "Caterina", constituyen el conjunto de once que ha llegado hasta hoy.

La torre contiene tres salas, generalmente cerradas al público. En la primera planta está "La Presó", donde se refugiaban aquellos que huían de la justicia, quedando al amparo de la jurisdicción catedralicia. Es una habitación lóbrega, de anchos muros, que sólo recibe el sol dos veces al año, y durante escasos minutos. La segunda sala, de mayores dimensiones y octogonal como el resto, es conocida como la "Casa del campaner", debido a que en ella vivieron, hasta principios del siglo veinte, los encargados de tocar las campanas. Esta sala se comunica con la sala superior a través de un agujero practicado en el techo, que permitía pasar algunas cuerdas de las campanas hasta la propia habitación del campanero, desde donde éste realizaba los toques más sencillos. En aquellos momentos la dedicación del campanero era intensa, lo que le obligaba a permanecer durante todo el día cerca de las campanas: tocaba unas diez veces a lo largo de la jornada y durante casi dos horas en los días ordinarios.

En la tercera planta se encuentran las campanas. Actualmente esta sala sólo se encuentra abierta al público cuando los campaneros suben a tocar manualmente las campanas, lo que ocurre bastante a menudo, ya que tocan en todas las fiestas del calendario litúrgico, ocasiones que quedan reseñadas en el calendario que se distribuye en la puerta de entrada a la torre.

En esta sala tercera hay once campanas antiguas, instaladas a partir de 1420. Entre ellas hay un conjunto de cinco campanas grandes, que se voltean para las fiestas, y que son, de menor a mayor, "El Vicent" (1559), "L'Andreu" (1605), "El Manuel" (1621), "El Jaume" (1429) y "La María" (1544).

La Caterina, La Bàrbera y El Manuel

Las otras seis campanas se conocen como “menores”, y son: "L'Ursula" (1440), "La Violant" (1735), "La Caterina" (1305), "La Bàrbera" (1681), "El Pau" (1489) y "L'Arcis" (1529). Las campanas, de acuerdo con la denominación tradicional valenciana, tienen genero masculino o femenino, según el santo al que estén dedicadas.

El volteo simultáneo de todas las campanas sólo tiene lugar una vez al año: a las doce del mediodía del día del Corpus.

Estas once campanas se tocan manualmente, y sólo una, "La Bàrbera" tiene un motor, dirigido desde un ordenador, y que se emplea únicamente para los toques diarios, ya que su mecanismo no impide los toques manuales. Otras dos campanas se tocan de manera automática, tirando de una cadena como si fuese un campanero: "La María", que llama a la oración tres veces al día, y "El Manuel", que reproduce, de manera íntegra, el tradicional toque de "Tancar les Muralles", cuya finalidad era anunciar el cierre de todas las puertas de la ciudad. El “Tancar” puede oírse de 20 a 20.30 horas en invierno y una hora más tarde en verano.

Volteo de El Manuel

Las tres campanas más antiguas de esta sala ("La Caterina, El Pau, El Jaume") viajaron a la Exposición Universal de Sevilla en 1992. La Generalitat Valenciana aprovechó esta ocasión histórica para restaurar el conjunto, cuya presencia en el pabellón de la Comunidad divulgó las campanas y los toques de la Catedral de Valencia por todo el mundo. Con posterioridad se cerraron las ventanas de la sala, para recuperar la sonoridad tradicional y el aspecto histórico de la torre.

En la sala pueden contemplarse también las tradicionales "Matraques", instrumentos de madera de forma similar a las populares “carracas”, destinadas a sustituir a las campanas en Semana Santa, momento en el cual la liturgia impide el toque.

La conservación de las campanas, los toques y la apertura al público de esta sala, se deben a la labor del Gremi de Campaners Valencians, una asociación cultural dedicada a estos menesteres desde 1988, y que también promueve publicaciones sobre estas y otras campanas de la Comunidad Valenciana.

El Miguel

En la terraza de la torre, que suele ser la única zona accesible al público, se encuentra "El Micalet", una de las mayores campanas de la península, y la más grande de toda la Corona de Aragón. Desde 1990 vuelve a sonar, gracias a una subvención del Ayuntamiento, que, como patrono de la campana desde antiguo, es responsable de su mantenimiento. "El Micalet", según un acuerdo firmado hacia 1420, sólo suena para marcar el paso de las horas del día y de la noche y no puede emplearse para otros toques, excepto en casos extraordinarios, como fue la celebración del 750 aniversario de la conquista de Valencia por el Rey Don Jaime El Conquistador, en 1988.

Sobre esta campana, de 235 cm. de diámetro, se encuentra otra, la "Campana dels Quarts" (1736), que la gente suele llamar "Vicente Ferrer", aunque sus patrones son en realidad Jesús, María, José Joaquín y Ana. Esta campana anuncia los cuartos por el día, y por la noche, para no molestar, da un solo toque a las medias. Las dos campanas están ubicadas en una espadaña barroca, muy posterior a la torre y de dudoso gusto, erigida a finales del siglo XVIII para sustituir una estructura anterior de vigas de madera.

La Catedral de Valencia albergó en 1378 el primer reloj mecánico de la península que accionaba campanas. El último reloj de esta naturaleza fue el instalado en 1684, que se mantuvo en servicio hasta los años 60, siendo sustituido en los años 90 por el primer ordenador.

Encima del cimborrio de la catedral hay una pequeña campana, "El Cimboriet" (1805). El interior de la Seo acoge también otras campanas itinerantes: el "Rotgle", o rueda de campanas, que se utiliza todos los días, así como otras dos campanas pequeñas de avisos, que carecen de inscripciones, y que podrían ser las que trajo el Rey Conquistador en 1238 para marcar la nueva cultura sonora de los cristianos. Se encuentran en el deambulatorio, tras el altar mayor, y frente a la sacristía principal.

"Ajuntament de València" (2005)
  • VALÈNCIA: Campanas, campaneros y toques
  • Campanarios: Bibliografía
  • Campanas (epigrafía, descripción): Bibliografía
  • Visitas a campanarios: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Ajuntament de València (2005)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 27-07-2017
    Convertir a PDF