TRAPIELLO, Pedro - Las cámpanas

Las cámpanas

"Campanas de Bastabales, cando vos oio tocar, mórrome de soidades" ... canta Amancio Prada a Rosalía y resuena en su voz el eco de torre tañida en un valle gallego con tres parroquias... cuando os oigo tocar, muérome de soledades ...

De siempre, el domingo de Pascua fue día de campaneos y de arrebatarse los campanarios. Se echan campanas a voleo, repican el júbilo del día, se aporrean todas, incluso la de tocar a muerto , pues pide campanazos de muerte derrotada el alégrate, Reginaceli ...

Ese día, mi alrededor urbano echó al vuelo sus campanas, las de la Catedral, las del Mercado, las de San Martín y los campaniles de las concepcionistas, de Santa Nonia o las carbajalas... es una oportunidad no frecuente escucharlas juntas, replicándose o a su bola, es decir, a su badajo... y entonces me vino la saudade cazurra con sus añoranzas y el eco de un poema no escrito que nos llevaría al pueblón de ribera donde suben los mozos a la torre porque el volteo jubilar de las fiestas gordas es cosa suya... pon que fuera 1962... ya en el campanario, siempre hay algunos dispuestos al alarde machorro, al vértigo suicida y se aferran con piernas y brazos al yugo herrado de la campana para dar vueltas con ella mientras el resto la voltea sin cesar... abajo, las mujeres de atrio o procesión se pasman o se agitan ante el arrojo y siempre hay dos que se ponen coloradas, pues ese alarde viril viene a por mozas... los gallitos del baile que llega después siempre asoman primero en los campanarios.

Y recordé aquel pueblo leonés donde los veraneantes exigieron callar el campanil de la vecera del ganado porque les turbaba el sueño panzón de sus mañanitas (en Córdoba, un vecino rebajó los campanazos de la catedral a pleitos)... y pensé en Villabante, la única escuela de campaneros que resiste a que se queden definitivamente mudos de su tantántantán los pueblos muertos... y hasta me acordé de las « Campanitas que van repicando » en el bolero de Antonio Machín... y de las enormes campanas de Pekín, la del barquito en la niebla, las de Westminster, la esquila ermitaña de la Venta del Porquero... A la campana sólo le falta ser esdrújula para ser perfecta: cámpana, cámpana, cámpana... así suena en revoleo.

TRAPIELLO, Pedro

(03-05-2011)

  • LEÓN: Campanas, campaneros y toques
  • Campanas (historia general y tópicos): Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 22-10-2017
    Convertir a PDF