REDACCIÓN - Recuerdos del tercer Obispo Jesús María Echavarría y Aguirre de Saltillo

Recuerdos del tercer Obispo Jesús María Echavarría y Aguirre de Saltillo

Oremos unidos al Santo Cristo de la Capilla por la Pronta Canonización del Siervo de Dios

En medio del gozo del Novenario del Santo Cristo de la Capilla, los invitamos a orar por la Canonización del Siervo de Dios Jesús María Echavarría y Aguirre.

Quiera el Santo Cristo de quien Jesús María fue muy devoto y cuidadoso de su persona y de su culto, alcanzarnos el milagro de su pronta Canonización, seguimos invitándolos a conocer su vida de dios a través de los testimonios de personas que convivieron con él.

1).-La hermana María Guadalupe Berlanga reseña el testimonio de una señora de Apellido Burciaga: “Nuestro Padre siempre nos ayudaba a nosotras y también a la gente pobre y menesterosa con mercancía. Todos los sábados llegaban muchos necesitados al Obispado, a veces les daba la provisión mensual para sus hijos y además dinero para sus gastos”.

2).- “Siempre trataba a los necesitados con mucho cariño, tenía mucha paciencia con ellos y recuerdo cómo todos los miércoles y los sábados estaban las personas con carencias listas para recibir ayuda. Él salía a verlos y todos lo saludaban porque lo conocían y se daban cuenta de que estaba con ellos. En una ocasión llegó un borrachito a pedir limosna y Marcelino (chofer del Señor Obispo), le dijo: ‘Señor, ahí está un pobre que quiere limosna’. Nuestro le dijo: ‘abre el cajón y llévale’. Marcelino insistió dos veces más en que venía borracho, él solamente se limitó a decirle: ‘abre el cajón y llévale’”, explica la hermana María de la Luz.

3).- El señor Everardo Sandoval Garay, cuenta: “Yo lo percibí con grandes dones humanos, sabía tratar por igual a la gente pese a las necesidades de esa época y a todos los problemas que tenía. Él no distinguía clases sociales, ni personas, ni cultura. Era muy abierto a todos, lo admiré mucho por eso. Yo lo veía siempre con su traje negro, su alzacuello, era una persona serena, hasta en su forma de caminar. Era un hombre que había sufrido mucho, se mantenía firme por sus méritos propios”.

Y añade Everardo Sandoval Garay: “Cuando yo tenia 14 años, don Toñito el campanero de Catedral me decía que el señor Obispo era muy bueno, que a veces lo invitaba a comer con él, que él se sentía un don nadie, un viejo sacristán, campanero de Catedral, más el Señor Echavarría lo trataba con consideración a su dignidad de hijo de Dios. Era sumamente agradecido con los bienhechores o personas que lo ayudaban.

4).- Cuenta José Cruz Escobedo: “El siervo de Dios era una persona sencilla, muy amable sin ser en ningún momento despótico, a pesar de su jerarquía. Tenía un don especial para tratar a toda la gente, al grado que las personas enemigas, masones por ejemplo, lo veían bien, decían: ‘¡Qué sencillez, qué manera de hablar tiene el señor Obispo!’.

A mí me dijo un médico: ‘Me recuerda a un maestro de la facultad que era muy sencillo, en este señor no hay ostentación’”.

5).-Apoya la afirmación el testimonio de José Manuel Garza Villarreal: “Él practicó las obras de misericordia porque se preocupaba mucho por la gente pobre, por la gente de las comunidades apartadas.

“También se ocupó de evangelizar y de enseñar a la gente, a todos, desde niños: ‘La verdad de Cristo, la verdad del evangelio’”.

AVISO IMPORTANTE: Les informamos que con motivo del Novenario del Santo Cristo de la Capilla, la Cripta de Monseñor Jesús María Echavarría en este mes de agosto se abrirá el día 8 de 16:00 a 19:00 horas. TE INVITAMOS A VISITARLA

REDACCIÓN

La Vanguardia (07-08-2011)

  • SALTILLO: Campanas, campaneros y toques
  • Campaneros: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © La Vanguardia (2011)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 17-12-2017
    Convertir a PDF