A. V. - Urzainqui vuelve a darle a la matraca

Urzainqui vuelve a darle a la matraca

La matraca es un instrumento sonoro de madera con el que se llamaba antaño a los fieles a los actos religiosos en la parte de la Semana Santa en la que no podían sonar las campanas. Tras 60 años "callada", Urzainqui ha restaurado la suya.

Una niña posa divertida agarrando la manivela del instrumento recuperado.  - Autor: BARACE, Aintzane
Una niña posa divertida agarrando la manivela del instrumento recuperado. - Autor: BARACE, Aintzane

Llevaba sesenta años callada y este domingo volvió a sonar con fuerza. La matraca de más de tres siglos de historia que conservaba en su campanario la iglesia de San Martín de Urzainqui ha sido rescatada del olvido, restaurada e instalada en una ubicación más visible. De este modo, los vecinos de esta localidad del valle de Roncal han recuperado una parte de su historia.

"Es una de las poquísimas matracas que quedan en Navarra, y sin duda la mejor", opina el párroco del pueblo y de todo el valle, Juan Antonio Induráin Anaut. Él mismo se encargó de rescatar la memoria de este instrumento sonoro que fue presentado y se hizo sonar tras la misa del domingo.

Según recordó, "las matracas se empleaban desde la Edad Media en sustitución de las campanas para llamar a los fieles a los actos religiosos que se celebraban entre el canto del himno del Gloria de la misa de Jueves Santo y el Gloria de la vigilia pascual del Sábado Santo". "Era una forma de sumarse al duelo por la Pasión y muerte del Señor; también callaban los órganos", agregó.

Cambio de ubicación

El párroco, Juan Antonio Induráin, recuerda cómo funcionaba la matraca  - Autor: SEGURA, Alfonso
El párroco, Juan Antonio Induráin, recuerda cómo funcionaba la matraca. Autor: SEGURA, Alfonso

La matraca (esta palabra significa "martillo" en árabe) de Urzainqui está hecha principalmente de madera de pino y boj. Es circular y consta de 8 tablas fijas sobre las que golpean al girarla 24 mazos. Estaba colgada en el campanario a unos 3 metros del suelo y se accionaba con una soga amarrada al extremo de la manivela que tiene en uno de sus laterales.

"Pocos vecinos la habían oído sonar, y ninguno la había visto por estar en un lugar tan recóndito", recalcó el párroco. Ahora se ha instalado en el pórtico del templo.

"No todos los pueblos contaban con una, y pocos la han conservado (Cascante, catedral de Pamplona...). Aquí tenemos la suerte de tener una y encima en buenas condiciones", indicó Induráin. "Su gran tamaño (1,7 m de altura), su gran número de mazos (24) y la ingeniosidad y arte con el que están realizados, hacen de ella un ejemplar único y de apreciable valor", sentenció. La restauración ha corrido a cargo de vecinos de la localidad.

A. V.
Diario de Navarra (18-10-2011)
  • URZAINQUI: Campanas, campaneros y toques
  • Matracas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Diario de Navarra (2011)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 26-03-2017
    Convertir a PDF