CHINA.ORG.CN - La larga historia de las Torres del Tambor y de la Campana

La larga historia de las Torres del Tambor y de la Campana

Situadas en el extremo norte de la antigua ciudad interior, en el actual distrito de Dongcheng y al norte de las calles de Di’anmen y los lagos de Shi Chahai, las torres han sido siempre dos de las construcciones más prominentes de la ciudad, y un símbolo del Viejo Pekín. Desde que levantaran en 1271 y al menos hasta el final de la época imperial, en 1911, las torres marcaban el tiempo a toda la ciudad, mientras ésta fue capital de las dinastías Yuan, Ming y Qing. Constituyen, por lo tanto, uno de los patrimonios históricos más importantes de Beijing.

La función de la campana y el tambor en la antigüedad

La campana y el tambor fueron utilizados originalmente como instrumentos musicales en China. Más tarde, sin embargo, empezaron a utilizarse para marcar las horas. En una época tan temprana como la dinastía Han (206 a.C-220), ya se utilizaba una campana para marcar la hora al amanecer, mientras que un tambor lo hacía a la puesta de sol. Las campanas y tambores jugaron por lo tanto un rol esencial en la organización de la vida y el trabajo de la gente en la antigüedad, ya que no había ninguna otra forma de medir el tiempo. Como consecuencia, tambores y campanas se convirtieron en edificios públicos principales de las ciudades chinas, y pueden encontrarse en prácticamente todas ellas a lo largo y ancho del país a partir de la dinastía Han. Entre ellas, las de Beijing fueron las más grandes y altas, y tienen una disposición única, ya que fueron colocadas no horizontalmente, una a la derecha y la otra a la izquierda, como se hacía tradicionalmente, sino una detrás de la otra.

Sin embargo, esta práctica fue abolida después de que Pu Yi, último emperador de China, abandonara la Ciudad Prohibida. Desde la víspera de Año Nuevo de 1990, el sonido de la campana, desaparecido durante tanto tiempo de la ciudad, volvió a resonar de nuevo. Dormido durante casi un siglo, en la víspera de Año Nuevo de 2001, el tambor también volvió a ser golpeado de nuevo. Desde el primero de enero de 2002, ha sido golpeado cuatro veces al día durante 15 minutos cada vez, y desde entonces, cada víspera de Año Nuevo el Tambor es golpeado 108 veces enviando sus buenos deseos a la gente.

El barrio de la Torre del Tambor y de la Campana

El área donde se sitúan las torres empezó a florecer durante la dinastía Yuan (1271-1368), cuando eran un barrio clave de la ciudad, situado justo detrás del palacio imperial. Era entonces un populoso distrito comercial, lleno de negocios y actividad. Gracias al desarrollo ulterior de esos negocios, la calle situada justo en frente de la Torre del Tambor se convirtió en la calle comercial más importante de la ciudad durante la época Ming (1368-1644) y Qing (1644-1911).

Durante el periodo de la República (1911-1949), la plaza situada entre las torres fue lugar de reunión de vagabundos, vendedores ambulantes de artesanía y de tentempiés y platos típicos de Beijing, atrayendo a gente de todas las clases y condiciones sociales. Hoy en día, los visitantes pueden disfrutar de las vistas de la ciudad desde las torres y disfrutar de las costumbres locales y las exhibiciones culturales y folklóricas que se organizan para los turistas.

La Torre del Tambor

La Torre del Tambor - Autor: spanish.china.org.cn
La Torre del Tambor - Autor: spanish.china.org.cn

Construida sobre una base de ladrillo y piedra de cuatro metros de alto, la torre en sí misma, un poco más baja que la Torre de la Campana, es un edificio de dos pisos y 46,7 metros de altura. Originalmente, la torre albergaba un tambor de grandes dimensiones y otros 24 más pequeños, pero en la actualidad tan sólo se conserva el grande. La forma en que se tocaba el tambor era muy metódica: debía tocarse 18 veces con rapidez y a continuación otras 18 veces lentamente, lo que sumaba 108 golpes. Este número no es arbitrario, ya que 108 veces representaban un año en la antigüedad.

La Torre del Tambor fue construida en 1272, durante el reinado de Kublai Khan, cuando Beijing se llamaba Dadu y era la antigua capital de la dinastía Yuan. En aquel momento, la Torre era conocida como Qizhenglou, o Torre de Administración del Orden Público. En 1420, bajo el reinado del emperador Yongle de la dinastía Ming, el edificio fue reconstruido al este de su emplazamiento original, y en 1800, bajo el reinado del emperador Jiaqing de la dinastía Qing, se llevaron a cabo también renovaciones a gran escala. En 1924, el nombre de la Torre se cambió por el de Mingchilou, la Torre de la Comprensión de la Vergüenza, y en ella se exhibieron objetos relacionados con la invasión de Beijing por parte de las Ocho Fuerzas Aliadas Extranjeras y la masacre posterior del 30 de mayo de 1925. Hoy en día, el piso superior del edificio contiene un área de exhibición, mientras que el inferior sirve como sede del Comité de Promoción del Arte de las Minorías de China.

La Torre de la Campana

La Torre de la Campana - Autor: spanish.china.org.cn
La Torre de la Campana - Autor: spanish.china.org.cn

A tan sólo 100 metros al norte de la Torre del Tambor, la Torre de la Campana completa uno de los paisajes más conocidos de Beijing. Este edificio, de 47,9 metros de altura, paredes de piedra gris y tejado verde vidriado, está dividido en dos pisos. En el primer piso, se abre a cada lado una puerta en forma de arco, patrón que se reproduce en el segundo piso, al que se accede a través de unas empinadas escaleras de piedra. Además, a cada lado de cada una de las puertas se abre una ventana.

La Torre de la Campana se empezó a utilizar durante el reinado del emperador Yongle de la dinastía Ming, que la construyó a partir del edificio principal del antiguo Templo de la Eterna Paz, o Wanningsi, que había sido edificado durante la dinastía Yuan. Esta torre fue sin embargo destruida después de un breve periodo, y no fue hasta 1747 cuando el emperador Qianlong de la dinastía Qing decidió reconstruirla en la forma de una atractiva y duradera estructura de piedra.

La Torre tenía originalmente una enorme campana de hierro, pero como no era lo suficientemente sonora fue sustituida por la actual campana de bronce, conservada hoy en día en perfectas condiciones. Colgando de un marco de madera de ocho lados en el segundo piso, la campana, fabricada en cobre y de 25 centímetros de grosor, es, con sus 7,02 metros de altura y un peso de 63 toneladas, la más grande y pesada de China. A su lado, dos listones de madera de dos metros de largo se utilizaban en el pasado para tañerla.

La campana original fue trasladada a la parte trasera de la Torre del Tambor, donde permaneció durante más de 500 años. En una fecha tan cercana como 1924, la campana de bronce podía ser oída claramente en toda la ciudad, dando la hora a las 7 de la tarde en un radio de 20 kilómetros. Pero en los atardeceres tormentosos, la campana emitía sin embargo un quejido desolador que sonaba de forma parecida a la palabra “xie”, zapato en chino. De ahí la leyenda según la cual las madres decían a sus niños: “Vete a dormir, la Torre de la Campana está tañendo, la diosa que hizo la campana quiere que se le devuelva su zapatilla bordada”.

CHINA.ORG.CN
china.org.cn (15-04-2010)
  • BEIJING: Campanas, campaneros y toques
  • Campanarios: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © china.org.cn (2010)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 23-10-2017
    Convertir a PDF