GONZÁLEZ, Òscar - Las industrias Manclús funden campanas para toda España

Las industrias ManclÚs funden campanas para toda España

Esta empresa se mantiene en el Marítimo desde hace más de 40 años

Nos recuerdan las celebraciones, nos informan sobre las festividades. A su llamada acudimos alegres y otras, desgraciadamente, apenados. Lo cierto es que tienen poder de convocatoria. Son excelentes instrumentos musicales y auténticos medios de comunicación. Si alguna vez al escucharlas te has preguntado de donde proceden estos gigantes de metal, nunca imaginaste que su origen estuviera tan cerca de tu casa.

Las Industrias ManclÚs, situadas entre las marítimas de Víctor Moya e Industria, funden campanas para toda España desde hace más de cuarenta años. En la fundición, este laborioso trabajo se compagina con otros quehaceres como la fabricación de relojes de campanario, aunque la principal actividad de las Industrias, como reconoce Carlos Vilches, trabajador de la empresa, "es hacer que suenen bien nuestras campanas".

El proceso de fabricación

El proceso de fabricación de las campanas pasa por tres fases. La primera consiste en darle forma. A base de ladrillos y de cerrajas se va constituyendo la campana. Es en esta fase del proceso donde se determina la altura y diámetro que va a tener la campana. Algunas incluso llegan a pesar más de cinco toneladas. A continuación se le aplica a la estructura un molde de barro, que en el argot del oficio se denomina "el vasto". Una vez configurada la futura campana, se le aplica con cera bien los nombres, bien los dibujos que tras su acabado va a lucir.

A continuación la estructura pasa al foso, un agujero de unos dos metros de profundidad donde la campana espera que el metal la recubra. Una aleación de cobre y estaño se funde en los dos hornos que posee la industria, uno a leña y otro que funciona a carburante, a una temperatura de 1500 ºC. El bronce se desliza por un sistema de regatas o canales y recubre la campana entre su estructura primitiva y el molde de barro. Únicamente hace falta esperar a que se enfríe el metal.

La Última fase de la formación de la campana consiste en adaptarla al campanario donde va a funcionar. "Cada cliente necesita una campana diferente con características bien definidas. Hoy en día casi todo el mundo las quiere automáticas, pero aÚn hay gente que goza haciendo sonar las campanas manualmente" nos explica Carlos, encargado de aplicar los motores a las campanas.

Buena clientela

Muchos son los clientes que disfrutan de las campanas de Industrias ManclÚs. La mayoría son instituciones eclesiásticas, "pero cada vez más organismos civiles demandan nuestras fundiciones". La Iglesia de Santa María del Mar, la Iglesia de Los Ángeles o el campanario situado encima del reloj de la entrada al Puerto, son muestras del trabajo de estas industrias en nuestro distrito.

Como Valencia, muchas son las instituciones de otras ciudades que han confiado en las Fundiciones ManclÚs. de hecho, ciudades españolas como Granada, Jaén, Cartagena e incluso Tenerife y Las Palmas poseen campanas fundidas en estas industrias del Marítimo de reconocido éxito estatal.

Óscar GONZÁLEZ
"Valencia al Mar" (Diciembre de 1995)
  • VALÈNCIA: Campanas, campaneros y toques
  • MANCLÚS, INDUSTRIAS (RAFELBUNYOL) : Intervenciones
  • MANCLÚS, SALVADOR (VALÈNCIA): Inventario de campanas
  • MANCLÚS, SALVADOR (VALÈNCIA): Intervenciones
  • MANCLÚS, SALVADOR (VALÈNCIA): Inventario de relojes
  • Fabricación, fundición de campanas: Bibliografía
  • Fundidores de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Valencia al Mar (1995)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 21-10-2017
    Convertir a PDF