LLADRÓ, Vicente - El Cantón de Valencia

El Cantón de Valencia

La revuelta cantonalista que estalló en media España en 1873 se consolidó en tierras valencianas el 18 de julioLa breve aventura revolucionaria concluyó el 8 de agosto; la junta cantonalista salió en barco y entró el ejército al mando del general Martínez Campos

No bastaba la República, ni los nuevos aires federalistas que se extendían por España, y tuvo que estallar la fiebre cantonalista. Ocurrió entre julio y agosto de 1873 y el furor por declarar cuanto antes cantones independientes afectó sobre todo a Andalucía, Murcia y Valencia.

Quienes impulsaron la creación de la Junta Revolucionaria cantonal de Valencia comenzaron a tener una seria presencia pública el 14 de julio, dos días después de proclamarse el Cantón Murciano, también llamado de Cartagena porque se constituyó en esta ciudad. Por las calles iba gente armada y en las paredes se colocaron carteles que anunciaban la proclamación del cantón valenciano. Sin embargo, la declaración no acabó de cobrar fuerza hasta el 18 de julio -vaya fecha de repetidas proclamas- y formalmente al día siguiente, tras tensas jornadas de forcejeos entre cantonalistas y milicias afines al Gobierno.

El gobernador civil Castejón tuvo que huir en tren y se instaló en Alzira y el día 19 fueron elegidos los miembros de la Junta Revolucionaria, cuyo presidente era el catedrático Pedro Barrientos. Entre sus integrantes estaban el Marqués de Cáceres, el cronista oficial de la ciudad, Vicente Boix, el jurista e historiador Pérez Pujol y algunos diputados, por lo que siempre se consideró que el Cantón Valenciano tuvo un carácter más burgués y menos revolucionario que en otros sitios. Así lo corroboran la evolución de los hechos y cómo justificaron sus actuaciones personalidades que, por su carácter conservador, cabría suponer enfrentados a la revuelta. Sin embargo quedaron a su lado, o en las proximidades, para procurar mantener el orden social y que prevaleciera un talante de concordia.

La Diputación Provincial de Valencia se mantuvo fiel al Gobierno, pero 178 pueblos valencianos se adhirieron al cantón. El día 21, un centenar de voluntarios y tres compañías de carabineros marcharon a proclamar también el Cantón de Castellón, pero allí no tuvieron éxito porque la mayoría de pueblos eran carlistas y se opusieron. La aventura castellonense acabó el día 26 con la entrada de las fuerzas conservadoras que disolvieron la Junta.

En Valencia duró unos días más. Mientras que el Gobierno había enviado al general Pavía a terminar con el movimiento cantonalista en tierras andaluzas, encargó al general Martínez Campos que se encargara de Murcia y Valencia.

El general que año y pico después protagonizaría el pronunciamiento de restauración de la Monarquía en la figura de Alfonso XII, mandó el 24 de julio la primera penetración militar sobre Valencia por el sur, pero fue rechazada en las cercanías de la plaza de toros y hubo algunas bajas por ambas partes. La Junta mandó poner parapetos en las entradas a la ciudad, supliendo la muralla que había sido derrumbada ocho años antes. Sin embargo, Martínez Campos empezó el 2 de agosto a bombardear el centro de Valencia con cañones de potencia que situó en Xirivella, lo que hizo cundir el pánico entre la población. Los cantonalistas sólo respondían con un gran cañón situado en las torres de Quart, pero no era efectivo.

Teodoro Llorente, fundador, director y dueño de LAS PROVINCIAS, integró una comisión, junto a cónsules de varios países europeos, que se entrevistó el día 5 con Martínez Campos y logró que cesara el bombardeo hasta el día siguiente. La Junta aceptó desistir si había amnistía, pero el general y el gobernador civil exigieron la rendición incondicional. Finalmente, los dirigentes aceptaron capitular y marcharon en barco a Cartagena, para seguir allí su batalla cantonalista. A continuación se izaron banderas blancas en el Micalet y otros campanarios. Martínez Campos entró en la ciudad el día 8, ocupó Capitanía y lanzó un bando que daba dos horas para deponer todas las armas, bajo amenaza de consejo de guerra.

LLADRÓ, Vicente

Las Provincias (23-07-2013)

  • VALÈNCIA: Campanas, campaneros y toques
  • Campanarios: usos visuales y simbólicos: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Las Provincias (2013)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 24-08-2017
    Convertir a PDF